Archivo del Autor: Manuel Gil Antón

Sístole y diástole

manuel-gil-anton

La locomotora no solo arrancó: ya lleva vuelo el tren. Dejó la estación de los proyectos y arrastra los vagones en el campo, amplio a ratos, estrecho y empinado más allá, tan diverso, de la orografía educativa mexicana.

Leer más »

Kepler y la reforma educativa

manuel-gil-anton

Una lección muy importante de la obra del astrónomo Johannes Kepler (1571–1630), además del aporte enorme de las leyes sobre el movimiento de los planetas, fue la batalla que tuvo que dar, consigo y sus contemporáneos, para romper un prejuicio derivado de los designios de Dios: el círculo era la forma perfecta a la que deberían ajustarse los móviles y, por supuesto, las órbitas planetarias. Era decreto indudable. Colaboró con Tycho Brahe, quien durante años registró con todo cuidado, los giros de los planetas.

Leer más »

La carreta delante de los bueyes

manuel-gil-anton

Cuando los pasos para lograr un propósito rompen su coherencia, sucede algo semejante a poner a los bueyes, que jalan la carreta, detrás de ella: en lugar de llevarla gracias a la fuerza de su tracción, a espaldas del carromato, no sirven. Valga la imagen para pensar el asunto de la evaluación de los docentes, que hoy (sábado 20 de ...

Leer más »

Todos los taxistas

manuel-gil-anton

Media noche el domingo. Bajé del autobús y tomé un taxi. ¿Por dónde quiere que nos vayamos, jefe? Usted decida. ¿De paseo o trabajo? Fui a chambear. ¿En fin de semana? Sí, fue una reunión con profesores. ¡Ah qué los maestros! Para mí, jefe, que todos son una bola de vagos ignorantes, por eso estamos como estamos. Es cierto, dije. Antes que retomara resuello para seguir hablando, comenté: sí, todos los taxistas son rateros. ¿Qué pasó, jefe? ¿Cómo cree? Yo no, ni los del sitio de la terminal, me consta; es más, la mayoría somos personas honradas que le damos duro a la chamba cada día. ¿Y entonces por qué dice que todos los profesores son incapaces y flojos? ¿Sabe que son un millón 200 mil, no más contando hasta secundaria? No, jefe, ni idea. Silencio… ¿Le llovió mucho en el camino? Algo.

Leer más »

¿Más claro?

manuel-gil-anton

Como rayo en cielo sereno tronó la noticia: “la SEP ha anunciado que no se llevarán a cabo las evaluaciones para ingresar o permanecer en el magisterio”. Las tres y pico de la tarde. ¿Será cierto? ¿No se tratará de una broma, o del uso indebido de la página de la Secretaría? Leo de nuevo la nota de esta tarde ...

Leer más »

Menuda vergüenza

manuel-gil-anton

Poco antes de las 5 de la tarde (del viernes 29), quien esto escribe leía la novela de Javier Cercas,  El Impostor, en un autobús camino a Xalapa, cuando el teléfono empezó a sonar… mensajes, llamadas, Facebook y Twitter a todo tren. En todos los modos de recibir y compartir noticias la misma sorpresa: Que ha suspendido la SEP las ...

Leer más »

Las caras del magisterio

manuel-gil-anton

En el proceso de cambio administrativo, reconstrucción del control corporativo renovado, o ajuste centralista de los sistemas de gestión del sistema escolar, llamado por sus impulsores Reforma Educativa, hubo una falla estructural cuyas consecuencias no serán menores: todo el discurso previo, abonado por un sistemático descrédito durante años, descansó en un solo término, el magisterio, como la causa de todo ...

Leer más »

Profesores de tiempo repleto

manuel-gil-anton

Son muchos y sostienen la base del edificio. No tienen contratos de tiempo completo, pero laboran de tiempo repleto. De un salón a otro y de una escuela a la que sigue para completar, apenas, la quincena. Viven en gerundio: ando yendo de aquí para allá dando clases a diario.

Leer más »

No está claro

manuel-gil-anton

Preguntar. Dicen los que saben que en materia educativa, en el avance del conocimiento y en el ejercicio de la ciudadanía, dudar es indispensable. Un buen estudiante no es el que repite lo dictado. Cambiar las preguntas desarrolla el saber: las nuevas respuestas dependen de otro modo de interrogar, y la participación política encuentra su más acabada expresión en la crítica frente al silencio de gobiernos altaneros. Preguntar abre espacios para el debate: ese diálogo propicia aprender si se sabe escuchar.

Leer más »

¿Alquimia educativa?

manuel-gil-anton

La idea de encontrar una sustancia, solo una, que transforme metales vulgares en oro, capaz de remediar todas las dolencias y conducir a la inmortalidad es fascinante. Cautiva hallar, para encarar problemas difíciles, la Piedra Filosofal. Dar con ese añorado elemento, factor o proceso que, merced a su enorme potencial, deshaga entuertos resurge con frecuencia. No es arqueología del pensamiento: ...

Leer más »