Desigualdades educativas en la enseñanza virtual durante la contingencia de salud por coronavirus

Comparte...

Mtra. María Concepción Gutiérrez Villegas

@Cony130692

Docente de educación media superior

Ante la contingencia por coronavirus, el sistema educativo en el país ha optado por el empleo de herramientas de enseñanza y colaboración de manera virtual, con el fin de evitar el rezago educativo en los estudiantes. Si bien, algunas plataformas basadas en el uso de las TIC, como lo es el caso de Teams de Microsoft o Classroom de Google por mencionar algunas, nos han permitido a las maestras y maestros de la educación media superior y superior continuar con el ciclo escolar, también el uso de estos recursos digitales ha profundizado las desigualdades socioeconómicas de nuestros estudiantes.

Mi experiencia parte de la preocupación por asegurar el logro de los aprendizajes en mis estudiantes. Alumnos de la educación media superior del municipio de Lerma en el Estado de México. Tras confirmarse la suspensión de clases de manera presencial en mi Colegio, busque la opción más adecuada para trabajar a distancia con los estudiantes de los módulos que imparto. La aplicación de Teams de Microsoft me mostró las ventajas sobre otras, para poder proporcionar instrucciones y compartir actividades de aprendizaje a mis grupos.

En la práctica docente en ocasiones llegamos a planear el proceso de enseñanza aprendizaje, desde una situación con condiciones perfectas. Sin embargo, la realidad que envuelve el contexto de nuestros jóvenes parece invisible hasta que los hechos sobresalen para mostrar su crudeza. De acuerdo con datos del INEGI del año 2019, el 73% de mexicanos ubicados en zonas urbanas, no cuenta con internet, mientras que en zonas rurales la proporción es menor con un 40%. Si bien estos datos nos muestran que existe la posibilidad de trabajar a distancia con nuestros estudiantes, también nos muestran un porcentaje excluido del servicio educativo a través de estos medios.

El caso de Guadalupe N. refleja las condiciones de los estudiantes con menos oportunidades. La estudiante de sexto semestre proviene de una comunidad rural del municipio de Lerma, en donde todos los días para llegar a la escuela recorre un total una hora y media en transporte urbano. Su padre emigró hace un tiempo a la ciudad de México en busca de empleo, sin embargo, su madre es quien sostiene la casa en la que vive junto con sus dos hermanos de 6 y 2 años. Guadalupe se caracteriza por se una alumna que se caracteriza por ser una alumna cumplida en todas sus clases. Sin embargo, la actual contingencia la colocado en una situación de desventaja frente a sus compañeros de clase.

A raíz de la instrucción dada por las autoridades educativas para continuar las clases de manera virtual, los docentes de Guadalupe han dejado a ella y a sus compañeros un total de 21 tareas para esta semana. La joven de 17 años teme a reprobar los módulos pues no cuenta con equipo de cómputo, mucho menos internet en su casa. El celular con que cuenta solo le permite enviar mensajes msn, pero no cuenta con saldo para hacer uso de WhatsApp, esto ha conllevado a no estar en los grupos de los profesores y no enterarse de las actividades que se instruyen. De vez en cuando su mamá de Guadalupe le presta su celular para hacer una llamada a otra compañera de su clase, quien le comparte e intenta explicar las complejas tareas.

Seguramente muchas maestras y maestros tienen estudiantes que se encuentran en la misma situación que Guadalupe. Ante este escenario de desigualdad de oportunidades, como docentes debemos adoptar un papel de mayor flexibilidad y sensibilidad. Al establecer comunicación con Guadalupe, mencionó estar muy deprimida por no poder realizar sus tareas, pues el ciber café al que acudía ya no abre por la contingencia. Por ello, solicité realizar las actividades en cuaderno y enviarlas como fotografía, a través del celular de su mamá para poder realizar la evaluación.

Casos como el de Guadalupe exponen las desigualdades de oportunidades de acceso a la educación en nuestro país. Los recursos tecnológicos aplicados a la comunicación y al aprendizaje, con la pandemia recrudecen la realidad de miles de estudiantes menos desfavorecidos.

Comparte...

Sobre Pluma invitada

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.