El cyberpuk inicia en la educación: Lección de la estrategia virtual para la política educativa

Comparte...
Migue Angel Vértiz

El pasado 7 de mayo el secretario de educación declaró en la Junta Nacional Virtual con la Comisión de Educación de la COPARMEX, que “las estrategias implementadas durante el periodo de aislamiento, servirán para el futuro de la educación en México”, idea que con seguridad expone sin ignorar que estas estrategias evidenciaron la inequidad persistente en las escuelas de las zonas marginadas del país, según el INEGI, en 2019 el 92.5% de los hogares contaron con televisión y el 56.4% con conexión a internet, pero en los hogares del estrato económico bajo, lo datos son poco optimistas, el 83% tiene televisión y sólo el 19% cuenta con internet.  Sin duda la SEP está ya preparando un plan para reducir la inequidad tecnológica, sea con equipos de cómputo o sea con televisores, y posiblemente se esté considerando también la importancia del acceso a la red de internet, punto sobre el que me parece debe centrarse la estrategia, si se desea obtener de todo esto un aprendizaje para las políticas educativas del futuro.

Para exponer esto, considero necesario que el que reflexiona comprenda la diferencia entre la educación con tecnologías y la educación mediada por tecnologías, porque la política educativa hasta hoy, incluyendo la estrategia virtual actual, se ha basado sobre la visión de la tecnología-herramienta, en la que la equidad se resuelve equipando con computadoras a las escuelas, y tal vez televisores en este caso,  lo que no basta para la mediación tecnológica que requiere de la red de internet, no sólo para el acceso a información, con la web 4.0 también a las comunicaciones de múltiples fuentes,  la internet de las cosas y la inteligencia artificial, elementos que  están por revelar la siguiente revolución en educación, que no será sólo en la educación a distancia, en un futuro cercano, las diferencias educativa se definirá entre las escuelas en las que el uso de tecnologías no van más allá de la aplicación didáctica liderada por el docente, de entre aquellas en las que el aprendizaje es mediado por tecnología, cambiando la relación jerárquica docente estudiante, ofreciendo el acceso al conocimiento depositado en la internet a través herramientas para la web 4.0 y la inteligencia artificial.

En prospectiva, en el mediano plazo la inequidad aumentará con el desarrollo tecnológico, los conceptos de singularidad y exocerebro se concretarán con dispositivos que vinculen las capacidades físicas e intelectuales con información, objetos remotos, procesadores de cálculos y de codificación de datos personales, todo a través de la internet, con ello se alcanzará el crecimiento de las capacidades de las personas, por lo que de permanecer la inequidad actual, y todos estos avances tecnológicos no sean accesibles de forma democrática, el escenario probable es el planteado por los artistas del cyberpuk, una realidad en laque la tecnología crea una sociedad donde pocos tienen el control y muchos son desposeídos y llevan vidas miserables. La concreción de este escenario, o de otro más equitativo, dependerá del mecanismo de distribución y acceso a los bienes intangibles de la tecnología, hasta hoy basado en la rentabilidad que las empresas que distribuyen servicios de internet requieren asegurar, mecanismo que excluye a los más pobres.

Ahora, ¿cómo se abordar este problema con tan potenciales perjuicios en el futuro desde la acción gubernamental?  Primero debe considerarse la legitimidad para atenderse con recursos públicos, es decir, que se incorpore como parte de la agenda pública, lo cual es una cuestión de contexto sobre la percepción social sobre su importancia, y si se me permite importar términos de la física, de momentum político, elementos que las condiciones actuales favorecen, incluyendo la crítica que se ha hecho sobre la inequidad en el acceso a la tecnología. Por otra parte, desde el punto de vista de los decisores de políticas, un aspecto importante es  si proveer internet en las zonas desfavorecidas es económicamente viables.  Aunque la inversión para hacer llegar internet a una zona lejana es grande, puede implementarse esquemas publico-privados que lo  hagan rentable con la participación estatal; otras soluciones que trasladan el costo a los empresarios es a través de regulación que genere incentivos selectivos para invertir en la infraestructura de las zonas marginadas, la exposición de esto puede ser muy larga e innecesaria por la cantidad de literatura disponible sobre políticas púbicas, por lo que sólo para ilustrar mencionará que puede incentivarse a las empresas a invertir en infraestructura, si legalmente pueden asegurar la concesión de las zonas alejadas o marginadas, para el futuro probable en el que la población y desarrollo económico lo hagan rentable, acciones que han sido muy eficaces para el desarrollo agrícola en las tierras lejanas o de baja productividad en países como Canadá.

Finalmente, es importante cerrar esta reflexión con una de las implicaciones que en el imaginario social están presentes sobre las consecuencias de la intensificación de la internet en educación: ¿las escuelas y los docentes serán remplazados por el ciber espacio y la inteligencia artificial?, un análisis serio debe concluir que es poco probable que la escuela y los docentes desaparezcan, pues al igual que los libros impresos, los que se vaticinaba su desaparición por la digitalización y la internet, la escuele tiene un significado cultural y se construye socialmente, lo cual determina su existencia no remplazable por una plataforma educativa apoyada con inteligencia artificial.

Para concluir, las políticas públicas para la tecnología en educación, en prospectiva, serán determinantes en la configuración de la equidad en el escenario futuro, en el que la institución escolar se transformará por el desarrollo de la web 4.0 y siguientes, la internet de las cosas y la inteligencia artificial, por lo que de no modificarse las tendencias actuales de la política educativa, se verá la consolidación de modelos de escuela hiper-tecnolgizada  que asegure la singularidad tecnológica sólo para algunos que tengan recursos económicos.  Por ello, en el momento actual, a la agenda pública que contiene las preocupaciones por la recuperación económica y la protección de la salud, debe incorporarse la equidad en el acceso a los recursos tecnológicos para la educación, de otra forma se sentará las bases para el surgimiento de una sociedad con marcadas diferencias en las capacidades humanas de algunos sobre las del resto, si esto sucede, el cyberpuk iniciará en la educación.

Comparte...

Sobre Miguel Ángel Vértiz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.