El dilema del gobierno de Nuevo León: Invertir en un estadio deportivo o en la educación de los  niñ@s

Comparte...

Claudia Santizo   

Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa

El nuevo gobernador de Nuevo León expresó, con enjundia, que era mejor construir un nuevo estadio deportivo en lugar de renovar el antiguo[i]. Habrá que esperar a conocer cuál será el monto de recursos públicos que se utilizarán en esa obra. Este es un caso que ilustra bien la definición de prioridades de gobierno y el papel del gobierno en la sociedad.

Primero hay que considerar el contexto. Nuevo León es un estado con ventajas económicas que superan a la mayoría de los estados del país. Los empresarios e inversionistas del estado, o de otros estados, están en capacidad, tienen habilidades y recursos para construir un estadio deportivo y muchas cosas más. Segundo, las desigualdades del país son tan amplias que una vía de solución requiere que todo el aparato de Estado concentre esfuerzos y recursos en atenderlas.

El problema educativo

En 2018 los resultados de la prueba PLANEA de los estudiantes de 6o grado de primaria, en la materia de Lenguaje y Comunicación, mostraron que 50%[ii] de ellos pueden leer pero no comprender lo que están leyendo[iii]. Esta generación de estudiantes cursó la primaria entre 2012 y 2018 con los planes de estudio de 2011 que surgen de una revisión curricular que introduce el constructivismo como base de la enseñanza. No es necesario argumentar acerca de la importancia del lenguaje y la comunicación para los niñ@s pero conviene recordar que es la base para alcanzar uno de los propósitos de la reforma curricular que se refiere a que los estudiantes desarrollen aprendizajes activos, que adquieran habilidades y capacidades para aprender por sí mismos, Aprender a Aprender. Cabe la acotación de que si este tipo de aprendizajes activos se hubiera desarrollado, desde 2011, los estudiantes podrían haber estado en mejor posición para enfrentar la suspensión de clases presenciales provocada por la pandemia en 2020.

En 2018, en México, los estudiantes que egresan de primarias públicas sumaron 2.1 millones, otros 200 mil estudiantes se formaron en escuelas privadas. Como se anotó, 50% de los estudiantes de primaria que egresaron de escuelas públicas se ubicaron en un nivel de aprendizaje insuficiente. Esto significa que un millón de niñ@s de escuelas públicas egresaron con déficit de aprendizajes que los coloca en desventaja individual y la sociedad pierde la posibilidad de sumar los conocimientos de cada uno de sus estudiantes. Además, se mantiene una brecha de desigualdad ya que en las escuelas privadas solo 12.9% de sus estudiantes de primaria se ubican en un nivel insuficiente.

Ciclos de vida de estudiantes, ciclos políticos y ciclos de las políticas

En 2016 el Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, argumento que se requería de un plazo de 10 años para que diera frutos la reforma educativa de 2013[iv]; sin embargo, el ciclo de vida de los estudiantes no responde a los tiempos de la política. Los estudiantes necesitan aprender cada año, subsanar sus deficiencias y avanzar; no pueden esperar a la maduración de largo plazo de las políticas. El tiempo corre, los estudiantes que ingresaron a primaria en 2015 estaban cursando 3º grado en 2018 y estarán egresando en 2021.

El entonces Secretario Aurelio Nuño señaló que con la reforma educativa de 2013 no se observarían cambios en los resultados de la prueba Planea 2018, pero ¿los resultados educativos en 2021 habrán sido mejores a los mostrados en la prueba Planea en 2018?  Sin temor a equivocarse, no hay cambios y no hay mejora. El Ex Secretario de Educación podría argumentar que aún no pasaron los 10 años, pero en 2019 se derogó la reforma educativa de 2013 y, para colmo de males, se atravesó la pandemia.

Cada administración de gobierno pide un plazo para observar cambios, pero termina su periodo y de igual manera se encuentran razones para explicar por qué no se obtuvieron resultados. El problema surge porque los tiempos de la política, y del ciclo de las políticas públicas, no está respondiendo al ciclo de vida de los niñ@s y sus necesidades. Es decir, si se observan deficiencias en los aprendizajes de los niños de cualquier grado escolar es necesario subsanarlas para mantener continuidad en el proceso de maduración del pensamiento de los estudiantes. Esto exige, demanda, que el ritmo de la política y el ciclo de las políticas públicas sigan y se ajusten a las necesidades de los estudiantes que se presentan en cada momento del proceso de aprendizaje, por ello la política y las políticas públicas necesitan tener metas concretas de corto, mediano y de largo plazos.

La educación básica en Nuevo León

En 2018 en Nuevo León egresaron de primaria 93 mil estudiantes de escuelas públicas. En la materia de Lenguaje y Comunicación, en la prueba Planea, aplicada por la SEP, los estudiantes obtuvieron 514 puntos, esto es por arriba de los 503 puntos del promedio nacional y muy arriba de los 454 puntos de los estudiantes en Guerrero. Es decir, el problema de la educación que tiene Nuevo León no es de la misma magnitud que en otros estados pero sí hay una brecha de desigualdad al interior del estado. Los resultados de Planea para escuelas públicas colocan, de igual manera, a 50% de los estudiantes en el nivel de insuficiencia[v] porque saben leer pero no comprenden la lectura. La situación en las escuelas comunitarias en el estado es aún peor. En contraste, en las escuelas privadas sólo 19.7% de sus estudiantes de primaria se reportan con un nivel insuficiente, o Nivel I, en el estado de Nuevo León.

 

Porcentaje de alumnos por nivel de aprendizaje en Lenguaje y Comunicación en Nuevo León, PLANEA 2018
Tipo de escuela Nivel I Nivel II Nivel III Nivel IV
Comunitaria 76.1 22.6 1.3
General Pública 49.7 33.5 13.9 2.7
Privada 19.0 33.3 33.2 14.5
Promedio del estado 46.2 33.3 16.1 4.2

 

Gasto en educación versus otras prioridades

En Nuevo León en 2018, 891 mil estudiantes de educación básica asistieron a escuelas públicas y 150 mil asistieron a escuelas privadas. Por otro lado, la SEP reporta que el gasto nacional en las escuelas primarias publicas fue de $17 mil pesos por alumno en el ciclo 2017-2018[vi]. De esta manera, se puede aproximar que en el estado de Nuevo León el gasto de educación pública básica representaría aproximadamente 15.1 miles de millones de pesos en el ciclo 2017-2018.

¿Cuánto estaría dispuesto a aportar el gobierno de Nuevo León para mejorar los resultados del aprendizaje de sus niños durante la educación básica? ¿Un aumento de un tercio del gasto anual actual?, es decir ¿$5 mil millones de pesos adicionales al año? o ¿30 mil millones de pesos en el sexenio del nuevo gobierno? La pregunta es si el gobierno de Nuevo León considera entre sus prioridades a la educación básica y cuál sería el monto de recursos que estaría dispuesto a “invertir” para mejorar los resultados educativos del estado.

Los egresados de primaria en 2022 son responsabilidad del nuevo gobierno de Nuevo León, al igual que los estudiantes de nuevo ingreso. El gobierno no puede argumentar lo usual de que “así les dejaron el problema”. La pregunta al gobierno actual, y a cualquier otro, es ¿cuáles son las medidas que tomarán para atender, corregir o subsanar el problema de que la mitad de los estudiantes de las primarias públicas del estado egresan sin una formación adecuada en una materia fundamental como la del lenguaje y la comunicación?

El estado de Nuevo León, como se anotó, tiene ventajas económicas que no tienen otros estados. Si se necesita redefinir el papel del Estado, se puede señalar que hacer negocios no es una función de las administraciones de gobierno. Quién mejor que el sector privado para hacer negocios con un estadio deportivo y otras cosas.

La esposa del gobernador de Nuevo León expresó que ellos llegaban para restaurar la confianza en los políticos. Por la edad del gobernador y su esposa parecen representar un cambio generacional; sin embargo, la edad no necesariamente es un buen indicador de cambios generacionales en la política como lo demostró la generación de nuevos gobernadores que auspicio Peña Nieto.

Un acción que indicaría un cambio generacional en la política es dejar a un lado la tentación de buscar un lugar en la historia con un placa conmemorativa que inscriba para el porvenir que el gobernador inauguró un estadio deportivo. En lugar de ello, un gobernante para el siglo XXI puede establecer como objetivo el disminuir la cantidad de 49% de estudiantes con nivel insuficiente al terminar la primaria para, digamos, al menos alcanzar el nivel de insufciente que muestran las escuelas privadas en Nuevo León de 19%, o bien de 12.9% a nivel nacional, o 14% en la Ciudad de México.

Colocar a las escuelas públicas, y a sus estudiantes, en una situación comparable a la educación privada en los indicadores del nivel de aprendizajes sería un logro importante y objeto de alabanzas. Un cambio de esta naturaleza implicaría sin lugar a dudas entrar políticamente al siglo XXI con un nuevo tipo de gobernantes que dejan atrás el uso de los recursos públicos para construir obras que buscan ser monumentos para el gobernante en turno.

 

[i] https://abcnoticias.mx/deportes/2021/9/29/revela-samuel-garcia-que-nuevo-estadio-de-tigres-estara-lado-del-universitario-147928.html

[ii] https://local.inee.edu.mx/el-inee-presento-los-resultados-nacionales-en-lenguaje-y-comunicacion-y-matematicas-obtenidos-en-planea-2018-por-los-alumnos-de-sexto-de-primaria/

[iii] http://www.comie.org.mx/congreso/memoriaelectronica/v14/doc/0576.pdf

[iv] https://www.milenio.com/politica/resultados-pisa-reflejan-viejo-sistema-educativo-nuno

[v] http://planea.sep.gob.mx/ba/base_de_datos_2018/

[vi]https://www.planeacion.sep.gob.mx/Doc/estadistica_e_indicadores/principales_cifras/principales_cifras_2017_2018.pdf

 

Comparte...

Sobre Claudia Santizo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.