El Nuevo Acuerdo Educativo Nacional sin consenso

Comparte...

Sergio Martínez Dunstan

El Nuevo Acuerdo Educativo fue el objeto de estudio en la primera sesión del Taller de Capacitación “Hacia una Nueva Escuela Mexicana” impartido a los docentes. El Secretario de Educación Pública ni siquiera lo mencionó en su videomensaje de bienvenida al ciclo escolar 2019 – 2020. Pocos maestros lo conocen. ¿Cuál sería su respuesta si les preguntara qué es el Nuevo Acuerdo Educativo Nacional? Comprueben lo que les digo. Averígüenlo con sus compañeros para constatar lo que saben sobre el tema, sino de memoria, al menos que lo recuerden vagamente o lo hayan escuchado por casualidad. En lo particular, desconozco la existencia de algún documento que dé cuenta de su contenido. Por ello, intentaré aclararlo en las líneas siguientes a partir de las referencias que tengo a mi alcance.

Andrés Manuel López Obrador anunció los “10 compromisos por la educación en México”, el 12 de mayo de 2018, en San Pablo Guelatao, Oaxaca (http://bit.ly/2HPfB28). Entre otros aspectos igualmente relevantes, contempló el fortalecimiento de la educación pública en todos los niveles escolares. De igual manera, consideró prioritario consolidar las escuelas normales y a la Universidad Pedagógica Nacional con la finalidad de que coadyuven en la actualización de los maestros acerca de los métodos de enseñanza y aprendizaje que han venido utilizando. Asimismo, previó cancelar la “mal llamada reforma educativa”. También destacó la necesidad de elaborar un plan educativo que “mejore la calidad de la enseñanza sin afectar los derechos laborales del magisterio conjuntamente con los maestros, padres de familia, pedagogos, especialistas” (http://bit.ly/3189i1s) .

Para tal fin, en agosto del año siguiente, se convocó a una Consulta Ciudadana “Por un Acuerdo Nacional sobre la Educación” a través de un registro abierto de contribuciones mediante una plataforma digital en internet (http://bit.ly/2HQWTaf); visitas a hogares “en todos el país”; y la realización de foros estatales con recepción física de ponencias. En el acto inaugural del primer evento, el Presidente Electo señaló: “Se va a cancelar, abolir, abrogar la llamada reforma educativa. Se va a presentar una nueva reforma educativa por una educación de calidad con equidad. Se va a elevar a rango constitucional” (http://bit.ly/31589HZ). De hecho, presentó la iniciativa de modificación a los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos el doce de diciembre de ese mismo año. Otros partidos políticos   representados en el Congreso de la Unión propusieron algunas modificaciones, las cuales fueron aceptadas, y fue aprobada el quince de mayo pasado. El Senado de la República la ha nombrado la Nueva Reforma Educativa.

Regresando a la Consulta Ciudadana, conocida también “Por una Educación de Calidad con Equidad”, se llevó a cabo entre agosto y noviembre del dos mil dieciocho. Los resultados obtenidos se presentaron en diciembre de ese mismo año. En la presentación formal, en un evento organizado en las instalaciones de la Secretaría de Educación Pública, el titular de la misma, señaló: “Tomando como base los resultados de la Consulta Nacional que guiará el trabajo del sector educativo durante este gobierno” (http://bit.ly/3174rxl). Es decir, la Consulta Nacional y Ciudadana nutrió a la Nueva Reforma Educativa y sentó las bases del Nuevo Acuerdo Educativo Nacional. Al parecer, cumplirá la función de lo que significaron, en años anteriores, los Programas Sectoriales de Educación para dar cumplimiento al Plan Nacional de Desarrollo.

El Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley General de Educación presentada en la Cámara de Diputados el pasado 18 de julio (http://bit.ly/316a7I7), se estima que se sentaron las bases para la construcción de un Acuerdo Educativo Nacional con las reformas constitucionales en materia educativa publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 15 de mayo de 2019 (p. 2). Sobre la base de un diagnóstico fundamentado en algunos indicadores de cobertura en preescolar, primaria, secundaria, bachillerato y nacional; el nivel de logro de acuerdo con las evaluaciones nacionales e internacionales (PLANEA, PISA); el rezago de la infraestructura; los efectos negativos de la evaluación de los docentes, particularmente la de permanencia, según el estudio denominado “Evaluación del desempeño desde la experiencia de los doce antes 2015” y el Informe de la Cuenta Pública 2017 y 2018 de la Auditoría Superior de la Federación se concluye “que es imperativo dotar de un marco jurídico que fortalezca la acción del Estado y éste asuma la obligación de garantizar el derecho a la educación”. (p. 14). Lleva implícito, según se dice, “el ánimo de la construcción de acuerdo” (p. 14). Siendo así, la Nueva Ley General de Educación, la cual se discutirá próximamente, sustentará la política educativa este sexenio.

En consonancia con lo anterior, en el Artículo 14, se estipula que, se promoverá un Acuerdo Educativo Nacional que considerará lo siguiente:

  1. Concebir a la escuela como un centro de aprendizaje comunitario en el que se construyen saberes, se intercambian valores, normas culturas y formas de convivencia en la comunidad y nación;
  2. Reconocer a las niñas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos como sujetos de la educación, prioridad del Sistema Educativo Nacional y destinatarios finales de las Acciones del Estado en la materia;
  • Revalorizar a las maestras y los maestros como agentes fundamentales del proceso educativo, profesionales de la formación y del aprendizaje con una amplia visión pedagógica;
  1. Dimensionar la prioridad de los planes y programas de estudio en la orientación integral del educando y la necesidad de reflejar los contextos locales y regionales y
  2. Promover la participación de pueblos y comunidades indígenas en la construcción de los modelos educativo para reconocer la composición pluricultural de la Nación.

En síntesis, El Nuevo Acuerdo Educativo Nacional es un compromiso de campaña y un producto surgido de la Consulta Nacional y Ciudadana por una Educación de Calidad con Equidad. Es y será también el programa de trabajo que orientará las acciones de la Secretaría de Educación Pública de esta administración durante el sexenio 2018-2021. Retoma a la escuela como un centro de aprendizaje comunitario en la cual las niñas, los niños, adolescentes, jóvenes y adultos se benefician del derecho a la educación con pleno respeto a su condición sociocultural considerando a las maestras y los maestros, reales profesionales de la educación, agentes fundamentales del proceso educativo siendo éste moldeado por el currículum establecido. Impulsar profundas transformaciones sociales con la participación de todos los actores es el gran desafío del Nuevo Acuerdo Educativo Nacional. Muy buenas intenciones que se quedan sólo en el discurso de sus impulsores sin el consenso de quienes pueden hacerlo posible gracias a los desacuerdos por la legislación secundaria.

Este artículo se publicó originalmente bajo el título “¿Qué es el Nuevo Acuerdo Educativo Nacional? en https://www.santillanacontigo.com.mx/nuevo-acuerdo-educativo-nacional/. Agradezco a Editorial Santillana, la deferencia. Tres renglones se eliminaron del primer párrafo la misma cantidad agregada al último para esta versión.

 

Carpe diem quam minimun credula postero

Facebook: SergioDunstan
Twitter: @SergioDunstan

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Pluma invitada

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*