El plan de Obama para facilitar el acceso gratuito a la educación

Comparte...

Para muchos estadounidenses acceder a la universidad, o simplemente estudiar, es el sueño americano. Un sueño que en muchos casos se torna en pesadilla, ya que muchas familias no pueden hacer frente al coste que supone completar unos estudios.

Las universidades más prestigiosas de EEUU cobran una fortuna. Para que nos hagamos una idea, la Universidad de California en Berkeley, pública, cobra 13.000 dólares anuales para los residentes de ese estado y 35.000 dólares para todos los demás. La matrícula en Harvard, en cambio, cuesta 43.000 dólares al año, según un artículo publicado por BBC Mundo.

Acceder a estas universidades es algo impensable para muchos estadounidenses porque no tienen ingresos suficientes para hacer frente a estas elevadas tasas. No obstante, en EEUU existen unos centros, llamados ‘community colleges’, en los que estudian unas 8 millones de personas y son en los que se ha fijado Obama para facilitar el acceso a la educación.

El ‘community college’

En el centro de la propuesta de Obama, señala el artículo, está una instutución llamada ‘community college’ o ‘universidad comunitaria’, unos centros públicos de educación superior existentes en todo el país, donde la gente (generalmente, de escasos recursos) estudia programas técnicos cortos de dos años de duración, frecuentemente en horarios nocturnos o los fines de semana. Por ello, el 62% de sus estudiantes trabajan mientras estudian.

En EEUU hay casi 8 millones de personas matriculadas para obtener el título en estas universidades comunitarias, de las que existen 1.132 en todo el país, según los datos de la American Association of Community Colleges (AACC) recogidos por BBC Mundo.

El 49% de las personas inscritas en estos centros son negros, asiáticos o latinos. Para muchos de ellos este es el primer paso para obtener una educación superior y continuar sus estudios en una universidad tradicional hasta alcanzar una licenciatura profesional.

Los estudiantes pagan de media unos 3.200 dólares al año, una cifra no muy alta pero para muchos secores humildes de la sociedad sigue siendo una cantidad muy elevada. Por ello, la iniciativa del presidente de EEUU ofrece a los estudiantes de tiempo completo y residentes en el país que tengan buenas calificaciones la opción de obtener una matrícula gratuita por los dos años del programa del ‘community college’.

Una idea de Obama

En el antepenúltimo discurso sobre el Estado de la Unión de Obama, el presidente ha hablado sobre este proyecto. «Enviaré al Congreso un plan para bajar el coste de las universidades comunitarias a cero. Pero hay que ganárselo: los benefactores deberán mantener sus calificaciones y graduarse a tiempo», ha señalado.

«Quiero trabajar con este Congreso, para asegurarme de que la deuda [de los estudiantes] no descarrile los sueños de los demás(…) Estamos conectando las universidades comunitarias con los empresarios locales para capacitar a los trabajadores para cubrir puestos de trabajo bien remunerados», ha explicado Obama este martes.

Pero la propuesta de Obama se ha encontrado con detractores. Muchos aseguran que esto supondría un gasto de unos 60.000 millones de dólares a las arcas públicas en diez años. También estás los que dudan de la efectividad de la iniciativa, ua que hay un número muy alto de estudiantes que no se gradúan nunca.

Según datos del Departamento de Educación de EE.UU., apenas el 20% de los estudiantes que se matricularon en 2009 en las universidades comunitarias habían completado su diploma en 2012. Por lo que, aseguran, en muchos casos es una inversión perdida.

Publicado en: Economia Hoy

Comparte...

Sobre Educación Futura

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.