El SNTE: regateando nuestras conquistas sindicales

Comparte...

Rocío Acosta Jaimes

Viendo las noticias en facebook, encontré un vídeo que llamó mi atención: una familia corría rápidamente en el circuito Annapurna de Nepal, gritando ¡déjenos en paz, por favor!, mientras trataban de huir de una mujer nepalí que iba tras de ellos enfurecida. De buenas a primeras, uno pensaría que aquella mujer los agredía sin sustento alguno; sin embargo, el vídeo explica que la mujer inglesa intentó regatear el precio que le parecía excesivo de una taza de té negro de 1.50 dlls , lo que en México sería equivalente a 30 pesos. Al final la mujer nativa que defendía la calidad y esfuerzo de su producto los dejó ir, no sin antes decirles: ¿Tú te crees especial? ¡Ustedes ingleses son ricos! ¡Ustedes son unos perros! ¡Ustedes son unas vacas!

Esta situación me lleva a pensar y a comparar lo que en nuestros días sucede en el magisterio: ¿Qué son o qué se entiende por conquistas sindicales?, ¿por qué el SNTE ha regateado nuestras conquistas sindicales ante la SEP?, Si desde el año 1943 se crea el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación para defensa de los trabajadores ¿por qué las escuelas han tenido que organizarse y defender ellas solas las conquistas sindicales? y por último ¿Por qué los dirigentes del SNTE han negado la naturaleza de sus propios estatutos sindicales?

Comenzaré diciendo, que el regateo de conquistas o logros sindicales por el SNTE tiene muchas historias, una de ellas tiene que ver con la publicación del día 25 de febrero de 2014 en el Diario Oficial de la Federación, por el que se establecía el procedimiento y los plazos para llevar a cabo el proceso de conciliación de los registros de las plazas transferidas, ¿qué significó esto? Simple, cada autoridad estatal, en quien recaía la nómina de los trabajadores al servicio educativo, debería observar los conceptos que percibía cada uno por derecho constitucional, así como también conceptos percibidos durante muchos años por logros sindicales –todos aquellos beneficios adicionales que se han obtenido a partir de diálogos con autoridades institucionales o movimientos magisteriales- de esta forma, integrarían la nómina del personal educativo de cada Estado, para ser registradas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para su validación y su correspondiente pago.

Por lo que respecta a mi Estado, este procedimiento recayó en el Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos, específicamente en la Dirección de Planeación Educativa y Dirección de Personal y Relaciones Laborales, departamentos claves con archivos históricos como: minutas, adendums, acuerdos, etc. que debieron sustentar cada uno de los logros sindicales, bueno eso creímos, en realidad estos departamentos al igual que el SNTE, omitieron presentarlos para validación a nivel nacional, aunque aún se desconoce si fue por una indicación mayor o como dirían por ahí “cada quien hace lo que puede con lo que tiene”; lo más importante de cuestionar es: ¿el SNTE, qué papel jugó en este procedimiento, en el que debería de haber observado que todos aquellos logros sindicales se incluyeran en el proceso de conciliación?

Realmente, no sé qué papel jugó ni mucho menos, cuál fue la negociación para no haber defendido al menos en mi Estado dichas conquistas, lo que sé, es que mientras nos llovían rumores que pronto nos quitarían los logros sindicales, la dirigente que se conocía más por ser glamurosa que por otras cualidades, solicitaba licencia para contender por un puesto político, obviamente por el partido Alianza, no solo dejando al Delegado especial del SNTE en su cargo, sino dejando un sinfín de problemas salariales, de prestaciones, profesionales y acuerdos que trastocaban los derechos de trabajadores. Bueno, sarcásticamente ahora sí entiendo cuál fue la prioridad y negociaciones de la dirigente de la sección 19 en aquel momento, sus pretensiones llevaron a descuidar el proceso de conciliación, menospreciando los estatutos sindicales de defendernos del patrón, porque al parecer no le fue suficiente el ingreso de más de 2,454,428.74 de pesos, que se recaudan en una quincena al menos en el estado de Morelos.

Al interior de las escuelas, existía incertidumbre mientras se llevaba a cabo el mal proceso de conciliación,  porque pensaría usted, que tomaron en cuenta las opiniones de los trabajadores, pero no fue así, al contrario no solo las autoridades estatales sino locales nos mantuvieron desinformados del proceso, más bien, solo no informó la Dirección de Personal y Relaciones Laborales, que no pagaría más el concepto: “servidor público del mes”, a los compañeros no docentes (modelo 5 Administrativo Homologado), alcanzando esta indicación también al CAM (Centro de Actualización del Magisterio).

Preocupados por recuperar este concepto, y respetar la memoria de muchos trabajadores, por haber obtenido este logro sindical, los comités delegacionales de los Institutos de Educación Superior, nos unimos e iniciamos un movimiento con el lema: “lo que no pague la Federación, que lo pague el Estado”, después, de entregar en manos de las autoridades, el Adendum a la minuta que se suscribió el 16 de mayo de 2001, sustentando que el pago si corresponde a nivel superior, por conquista sindical, fue que comenzaron a pagarles nuevamente el concepto a los compañeros trabajadores.  No quiero decir con la historia de la mujer Nepalí, que se apedree al SNTE, sin embargo, deberíamos exigir a los dirigentes que se preparen, que conozcan, que relean los estatutos sindicales para el bien de los trabajadores al servicio educativo, y de esta forma recuperar la credibilidad en un SNTE en crisis.

Agradeciéndole a usted querido lector, por tomarse un momento de su valioso tiempo para leerme, permítame darle un último ejemplo: el IEBEM y el SNTE “olvidaron” conciliar el concepto de “Pago por defunción”, el cual salió a la luz debido a que le negaron la prestación de carácter económico para reponer gastos efectuados de un trabajador fallecido a la viuda de un maestro, ¿pero usted se preguntará por qué no se concilió? Los pagos realizados del año 2013, que solicitó el FONE como sustento, no evidenció ningún fallecimiento de un trabajador, por lo que no pudieron acreditarlo, ¿algo burdo por parte de estas dos autoridades no le parece?, Perder el concepto que en algún momento será necesario por la poca o nula participación del SNTE para defenderlo.

Y, por cierto, ¿cómo quedó conciliado el concepto de “estímulo al desempeño docente”, que de pronto de nueve niveles de desempeño solo existen cinco? omitiendo los Lineamientos Generales para la Operación del Programa de Estímulos al Desempeño del Personal Docente de Educación Media Superior y Superior, a nivel nacional y ¿por qué no conciliaron el concepto “pago por antigüedad” sustentado en la Ley de Premios, Estímulos y Recompensas Civiles?, Pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión como la historia sin fin que muchos conocemos.

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Pluma invitada

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*