En la SEP y en el Legislativo “venid a mí los que queráis ser consultados”

Por Itzel Hermida*

El pasado 27 de octubre tuve la oportunidad de entrevistarme con Marx Arriaga Navarro, director de Materiales Educativos de la Secretaría de Educación Pública (SEP); después de una serie de solicitudes, cancelaciones y aplazos en las citas, finalmente me recibió en su oficina y pudimos conversar un buen rato.

Mis dudas eran dos:

  1. La oferta de materiales educativos adaptados para personas con discapacidad y el retraso en su entrega cada ciclo escolar; actualmente esta oferta se limita a libros en Braille y Macrotipo para alumnos con discapacidad visual.
  2. El papel de la Educación Especial en el nuevo marco curricular de la Nueva Escuela Mexicana y la participación del colectivo de personas con discapacidad en la construcción del nuevo modelo educativo; una pregunta que no solo nos hemos hecho nosotros sino muchas personas involucradas en el ámbito de la educación para personas con discapacidad.

De la primera pregunta sí obtuve respuesta: no se tiene contemplado por el momento aumentar la oferta de materiales adaptados, es decir que pasarán años antes de que las escuelas ofrezcan a quien lo requiera microtipos, pictogramas, tableros de comunicación, audiolibros, fácil lectura, etc. Braille y macrotipo es todo lo que habrá y no se garantiza que lleguen a tiempo a las escuelas; de acuerdo con el maestro Marx Arriaga, para que estos libros lleguen a manos de los estudiantes se transita por un largo proceso burocrático que es difícil acelerar. No obstante, dijo que se están haciendo esfuerzos para que la entrega sea más ágil.

En conclusión: estuvimos, estamos y estaremos sin materiales que respondan a las necesidades específicas de alumnos con discapacidad. 

La respuesta a la segunda pregunta fue más compleja. Al cuestionar sobre la participación del colectivo de personas con discapacidad, sus familias, sus cuidadores y sus maestros en la propuesta del Nuevo Marco Curricular y los Planes y Programas de Estudio, la respuesta fue que se realizaron muchos foros de consulta en todo el país, que no se invitó a nadie y todo fue por medio de convocatorias a las que quien tuviera ganas podía asistir y expresar su opinión. Es decir “Venid a mí los que queráis ser consultados”, y si no vinieron es porque no quisieron, no se enteraron, no les interesó y, por supuesto, a la SEP su ausencia no le preocupó.

Claro está que haber participado en las asambleas no garantizó el ser tomado en cuenta.

Muchos de ustedes se preguntarán ¿por qué hacerle esas preguntas a Marx Arriaga si él es únicamente el encargado de los materiales?

Porque no es solo eso, el maestro Marx dirigió y moderó muchas de las asambleas realizadas, se ha convertido en uno de los principales voceros de las bondades del nuevo marco curricular y se reúne con maestros de todo el país a hablar sobre él; si alguien conoce el proceso de su construcción y los porqués de los planteamientos es él.

Lo que el maestro aparentemente no sabía, es que en el caso específico de las personas con discapacidad, ni la SEP ni ninguna institución puede lavarse las manos diciendo que “se consultó a quien acudió a las asambleas” sino que existe un tratado internacional vinculante que mandata la realización de consultas sobre temas que afectan directamente al colectivo. La educación es uno de esos temas.

El problema en sí no es el maestro Marx sino una SEP que insiste en simular que nos incluye, a las personas con discapacidad, y busca maneras de justificar que no participamos en la construcción de los modelos educativos, no solamente de este sino de todos los anteriores. 

En el Legislativo pasó lo mismo, ante la anulación del Capítulo VIII de la Ley General de Educación relativo a Educación Inclusiva, se mandató la realización de una consulta al colectivo de personas con discapacidad teniendo como plazo el 30 de diciembre de 2022; estamos en noviembre y apenas se está realizando esa consulta para la cual hubo una convocatoria y registro “abierto” a quien quisiera participar. Otra vez lo mismo: vengan quienes quieran ser consultados.

¿Qué pasó con todas esas personas con discapacidad, familias y cuidadores que no tienen acceso a internet en sus comunidades, que no se enteraron de las consultas y quienes en muchos casos no asisten a la escuela porque no se les garantiza su derecho a la educación? ¿Qué pasó con los indígenas con discapacidad y con todos los otros grupos de personas con discapacidad a quienes la convocatoria no alcanzó?

Decir que se consultó a algunas personas y organizaciones no es suficiente, muchas no representan a nadie y el resultado es una simulación donde unos pocos deciden por los más de 20 millones que somos.

Del colectivo Educación Especial Hoy participamos dos compañeros, nuestra experiencia se las platico en otro texto. 

*Sabina Itzel Hermida Carrillo es especialista en Educación Especial. Es miembro de varias colectivas, como Educación Especial Hoy y Yo Cuido México. Tiene una discapacidad psicosocial.

About Pluma invitada

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*