Evaluación, instrumento de profesionalización docente

Comparte...

Big Checklist

Considerando que para actuar con calidad hay que evaluar y para evaluar hay que medir. Y partiendo del principio de que todo se puede medir, con la condición de generar el instrumento adecuado, o dicho de otra manera, todo se puede medir, pero no todo se mide con el mismo instrumento, Francisco J. Cuéllar Martínez, investigador de temas educativos, presentó en el Foro de consulta de Educación Normal, en Coahuila, diversas propuestas de evaluación Institucional, donde propuso que en las escuelas normales del país se establezca la evaluación institucional del desempeño del personal docente, por parte del pleno de la comunidad estudiantil normalista, mediante una encuesta de evaluación, de tipo censal, anónima, aplicada al final del curso, que contemple a todos y cada uno de los alumnos inscritos en cada período semestral del ciclo escolar y a todos los docentes que les imparten clase.

Señaló que los instrumentos de evaluación deberán contemplar, generalmente al final del instrumento de evaluación, un espacio abierto para expresar libremente felicitaciones, sugerencias o quejas que el evaluador quiera transmitir.

Finalmente, indicó que la información recabada, debidamente procesada y analizada, deberá servir para retroalimentar, tanto al docente, como a la institución misma, sobre el grado de satisfacción que perciben los destinatarios inmediatos del proceso de formación educativa que están recibiendo, así como para detectar áreas de oportunidad que permitan la mejora continua.

Consulta la ponencia completa aquí

 

Comparte...

Sobre Horacio Ortiz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.