Exigen empresarios a gobierno, frenar a la CNTE

Comparte...

cnte-caseta-toluca

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CEE), Juan Pablo Castañón, exigió al Gobierno Federal a no negociar con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pidiendo que se regrese la paz a la sociedad y las empresas de las localidades afectadas por los maestros disidentes.

Mediante un comunicado, el representante empresarial señaló que “ya es hora de recuperar la paz, el respeto y la legalidad, es hora de actuar de todos, y desde el sector empresarial y la sociedad, así lo demandamos.”

En este sentido, puntualizó que ha llegado a un punto inaceptable la disrupción en varias zonas del país de la legalidad, el orden y la paz pública por parte de la CNTE y otros grupos afines, que no son representativos de la mayoría de los maestros y que en muchos casos persiguen Intereses particulares: al hartazgo social y riesgos de ingobernabilidad, por la impunidad con que se da, los costos económicos para la población ajena al conflicto y porque no se ve voluntad para resolver el problema pronto y de forma perdurable. “Como nación, no podemos permitir que se siga trastornando así nuestra vida económica, social y política”, agrega.

Ya basta: los derechos y la seguridad física y patrimonial de ciudadanos y empresas no pueden ser moneda de cambio de ningún proceso de diálogo o negociación entre un grupo en particular y las instituciones del Estado.

Por tanto, expone, el diálogo debe prevalecer, pero no a costa de la ley, el orden y la tranquilidad pública, y menos aún si quien paga los costos y las pérdidas es la sociedad, son los ciudadanos.

En su mensaje, Juan Pablo Castañón advierte que además de “frenar cambios para que las nuevas generaciones tengan acceso a una mejor educación, en especial en algunas de las zonas más castigadas por la pobreza y la exclusión, el conflicto está generando afectaciones muy serias y cuantificables en una muy diversa gama de actividades y en el mismo ánimo de la población y la sociedad”.

Una sociedad no puede funcionar si no se cumple el requisito mínimo del Estado de derecho: si se viola la ley y no hay consecuencias, si no existe seguridad física y patrimonial, ni justicia efectiva. Más aún, si la intransigencia y la violencia son premiadas con canonjías o claudicaciones, en una palabra, con impunidad. Si en aras de resolver un problema político se concede la no aplicación de la ley y sus consecuencias para quien la infrinja, se generan muy graves precedentes políticos y sociales.

Sobre los diversos diálogos que mantiene la CNTE con la Secretaría de Gobernación, el empresario señaló que

se requiere apertura de ambas partes, pero también, y con urgencia, de plazos y límites precisos en la negociación. No involucrar los derechos de terceros, que no se negocie la ley y que haya transparencia ante la sociedad. No debe haber, de espaldas a la sociedad, concesiones ilegítimas o inviables en el tiempo.

En torno a la reforma educativa, pueden mejorarse aspectos técnicos y de implementación, agrega.

“Pero los principios y objetivos, que cuentan con el aval del Constituyente Permanente, no pueden ser trastocados sólo en función de la visión particular y la presión agresiva de un grupo, importante pero no la única voz que merece y debe ser escuchada en el debate educativo en México”, concluye.

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Erick Juárez Pineda

avatar
Periodista especializado en temas educativos. Reportero fundador de Educación Futura. Egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México con enfoque en periodismo de datos. Colaborador multimedia en temas de transparencia, rendición de cuentas, música, ciencia y tecnología

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*