Gobernanza educativa: AMLO versus Anaya

Comparte...

Con el ánimo de construir espacios de diálogo e interlocución entre los especialistas y los principales candidatos a gobernar el país, el Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE), ha organizado una serie de foros bajo el título la “investigación educativa ante el proceso electoral de 2018”. Hasta la fecha, se han realizado nueve de un total de 16 sesiones con temáticas que abarcan desde calidad educativa, profesores, currículo, aprendizaje, evaluación hasta desigualdad, derecho a la educación y financiamiento. El 31 de mayo se realizó el foro sobre gobernanza, políticas y gestión del Sistema Educativo Mexicano en la Universidad Autónoma del Estado del Morelos, específicamente, en su sede ubicada en la ciudad de la “eterna primavera”, Cuernavaca.

Ahí, varios colegas tratamos de responder a las preguntas que plantearon los organizadores y una de ellas fue de qué manera los candidatos a la presidencia de la República han incorporado el tema de la gobernanza en su propuesta educativa. La gobernanza, como recordamos, hace alusión a una forma de conducir los asuntos públicos que no es vertical y en la que los “actores de una sociedad deciden sus objetivos de convivencia” […] “y las formas de coordinarse para realizarlos” (Luis F. Aguilar).

Bajo esta noción, se asume entonces que existen actores relativamente autónomos que actúan de manera independiente en los asuntos públicos y que los actores operan en un marco de interdependencia (Gloria del Castillo). Es decir, cada actor depende de los recursos de los otros para lograr los objetivos de las políticas. Por ejemplo, para lograr la calidad educativa no basta con que el gobierno la decrete, si no existe un concepto previamente construido por los especialistas, mediciones precisas a cargo de los órganos autónomos, una prensa libre que difunda los resultados de estas mediciones y sobre todo, una convicción social porque todas las niñas, niños y jóvenes del país aprendan lo necesario para desenvolverse responsable y libremente.

Pero volvamos al tema: ¿cómo presentan los candidatos presidenciales el tema de la gobernanza del sistema educativo en sus plataformas políticas? Lo primero que saltó a la vista al revisar los portales electrónicos de las distintas coaliciones políticas fue que el tema no aparece como tal, es decir, no es explícito. Asimismo, la cantidad de información varía de candidato a candidato, lo que dificulta la comparación. En el caso de José Antonio Meade, de la coalición “Todos por México” y de Jaime Rodríguez la información sobre gobernanza educativa está completamente ausente. Para el caso de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de la coalición “Juntos Haremos Historia” y de Ricardo Anaya de la coalición “Por México al Frente”, el tema de gobernanza se puede inferir si se revisa, en primera instancia, más allá del apartado destinado a la educación.

Más allá del apartado sobre educación

En el Proyecto de Nación 2018-2024, AMLO propone contar con un “verdadero gobierno abierto” que incluye políticas de transparencia, datos abiertos para el empoderamiento y la participación ciudadana y “estrategias de gobernanza”. La coalición que encabeza López Obrador apuesta por la colaboración de los ciudadanos en los procesos públicos y su participación en la toma de decisiones del gobierno que, según él, “es restringida”. Más adelante, en el apartado intitulado, “Rescate del Estado”, se hace una importante observación en términos de gobernanza: el gobierno no puede estar “subordinado” a ningún grupo de interés, el “mandante” será entonces el pueblo de México y será éste quien por medio de la consulta pública decidirá si las llamadas reformas estructurales – incluida la educativa – van o no a permanecer.

Por su parte, la plataforma que postula Ricardo Anaya incluye un eje llamado “Cambio de Régimen”. Ahí, se propone sustituir, mediante modificaciones constitucionales, el “sistema presidencialista vigente” por uno que garantice la participación de la sociedad en los temas trascendentes para el país. Según este candidato, habrá que fortalecer la participación ciudadana para que sea “elemento fundamental” en la toma de decisiones y más abajo propone: “establecer debate públicos permanentes entre los partidos políticos, los gobernantes y la ciudadanía, con formatos flexibles, para contrarrestar las ideas y las decisiones sobre políticas públicas y volver tales debates obligatorios”.

Gobernanza educativa

Dentro del apartado de Desarrollo Humano, Anaya circunscribe su propuesta educativa y ahí habla de “colocar a las y los estudiantes en el centro de toda política educativa” para desarrollar un sistema de educación pública, laica y gratuita de “calidad mundial”. En el apartado dedicado exclusivamente a la educación, este candidato insiste en “fortalecer la participación de padres, madres de familia y personal docente en el sistema educativo, garantizando “la libertad educativa”, que deberá impulsar la “innovación pedagógica y la vigencia del principio constitucional del interés superior de la niñez”.

En el apartado de Educación para Todos, López Obrador sostiene que la “participación magisterial” será indispensable para impulsar una “reforma a fondo de los planes y programas de estudio”. Esta idea se refuerza más adelante al volver a expresar que la enseñanza “ha de ser vista como una actividad de interés público, por ello debe abrirse su diseño y su práctica a la participación de toda la sociedad”. Más adelante, AMLO sugiere también terminar la “larga era de imposición de la federación sobre la ciudad de México en materia educativa” y habla de “acabar” con la imposición de acuerdos educativos a los gobiernos de los estados.

Parece ser que ambas coaliciones consideran a la participación ciudadana como un elemento central de la “nueva” gobernanza educativa. También coinciden en algo contrario a lo que experimentamos durante la Administración Federal (2012-2018) y que fue el desdibujamiento del esquema federalista para dar paso a una mejor distribución del poder, ya sea por la vía del financiamiento público y la descentralización (AMLO) o por la vía de los contrapesos legislativos y debates públicos (Anaya). Al igual que existen coincidencias, también hay diferencias y una de las más marcada entre ambos candidatos en términos de gobernanza es que mientras Anaya desea poner en el centro de las política educativa a los estudiantes, López Obrador parece darle más espacio a los docentes.

Post Scriptum: El miércoles 13 de junio a las 11:00 a.m. se realizará el foro del COMIE sobre uno de los problemas más graves del Sistema Educativo Mexicano: el rezago educativo y las nuevas alfabetizaciones. Esto será, obviamente, en el Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (Crefal) en Pátzcuaro, Michoacán. No falten o sigan la transmisión por www.comie.org.mx

 

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Pedro Flores

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*