La biblioteca, espacio viviente, dice Miguel León-Portilla en la UAM

Comparte...

LEON PORTILLA EN LA UAM

La biblioteca no es un espacio muerto; es el lugar de la recreación mental, un espacio viviente en el cual yo quiero platicar con Cervantes, con Shakespeare, con Aristóteles, con Platón, dijo Miguel León-Portilla durante la ceremonia de inauguración de la biblioteca que lleva ya su nombre, en la unidad Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Con este recinto, continuó,ustedes tienen aquí esa posibilidad maravillosa.

El historiador, antropólogo y filólogo, reconocido por sus aportaciones al conocimiento de las culturas prehispánicas, agradeció la decisión de asignar su nombre a ese espacio y recordó los vínculos que le unen a la UAM, en especial como autor del lema Casa Abierta al Tiempo, el cual lleva esta casa de estudios desde su creación, y por haberle conferido el nombramiento de doctor honoris causa.

Es un gran gusto volver a la UAM Cuajimalpa, donde estuve hace exactamente un año, cuando este recinto estaba en obra negra, y que ahora veo en obra blanca, dijo León-Portilla al verificar los avances en la construcción de la unidad, en particular de la biblioteca.

Hoy vuelvo con gran gozo, porque ¿a quién le dan pan que llore? Y que le pongan mi nombre a una biblioteca, pues vale más que un pan, expresó el autor de La visión de los vencidos.

Por su parte, el rector de la unidad Cuajimalpa, Eduardo Peñalosa, dijo que la decisión de nombrar así el recinto está relacionada con la pasión que León-Portilla tiene hacia nuestra cultura y con el compromiso que se refleja en un legado de decenas de libros que le ubican como el principal experto en materia del pensamiento y cultura náhuatl.

La biblioteca Miguel León- Portilla de la UAM Cuajimalpa cuenta con un acervo de 46 mil 861 libros impresos, ofrece acceso a 12 mil 900 títulos de revistas y a 250 mil libros en formato electrónico, así como a 163 bases de datos que apoyan los planes y programas académicos, líneas de investigación y la extensión universitaria.

Miembro de El Colegio Nacional desde 1971 y doctor honoris causa en 16 universidades, hizo una breve reflexión sobre la importancia de las bibliotecas, pues éstas, dijo, son espacios donde se conservan, se custodian y se clasifican libros sobre una gama muy grande de temas, ya sea en papel o en formato electrónico.

Tras lamentar que los niños y jóvenes de hoy no cultiven el hábito de leer, dijo que en su juventud él dialogó con Julio Verne y dio la vuelta al mundo en 80 días, y más tarde con Sófocles, Eurípides, Esquilo y Aristófanes, porque siempre me ha fascinado leer teatro.

Nota completa en La Jornada.

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Educación Futura

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*