¿La calidad y el rezago escolar se resuelven en la escuela o en el aula?

Comparte...

¿Cómo responde a esta pregunta la Reforma Educativa del Gobierno de Peña Nieto?

Claudia Santizo. Profesora-investigadora en

Universidad Autónoma Metropolitana – Cuajimalpa

Invito a Usted lector a hacer el ejercicio de responder a esta pregunta como si fuera la autoridad del sector educativo. Hay que advertir que la respuesta elegida definirá el tipo de soluciones.

La Reforma Educativa de EPN tienen varios componentes pero el aspecto central es la calidad de la docencia; se postuló que una mayor preparación y conocimiento por parte del docente tendrían como consecuencia una mejora de la calidad de la educación que se imparte en el aula. Por ello, la Reforma de EPN se enfocó en la evaluación de los docentes y en modificar la relación laboral.

Se señala de manera reiterada que con la Reforma de EPN se recuperó la rectoría del Estado, ya que entre otras cosas no se continuarían vendiendo las plazas y serían contratados los mejores docentes. Sin embargo, ninguna ley antes de la Reforma de EPN, avala la venta de plazas, la herencia de las plazas o la contratación de los peores. Para resolver esos problemas era suficiente aplicar la ley a secas y utilizar las atribuciones del Estado.

La Reforma Educativa de EPN implementa una visión de gobierno basada en un diagnóstico que sitúa el problema educativo en el aula y, por lo tanto, allí se debe resolver. Otros problemas de la educación son circunstanciales y se resolverían como resultado de las dinámicas a las que daría origen su Reforma. El Secretario de Educación, Aurelio Nuño, pronosticó que en 10 años se verían resultados. Arriesgando una simplificación, esa visión dictó soluciones cerradas a problemas como los siguientes:

— En cada ciclo escolar los niños no aprenden lo que deberían. Respuesta de la Reforma: Se resuelve cuando el docente esté más capacitado.

— ¿Cómo hacer que el niño se ponga al día, es decir que aprenda lo que dejó de aprender en un ciclo previo? Respuesta de la Reforma: Se resuelve cuando el docente esté más capacitado.

— ¿Cómo evitar que los niños sigan acumulando rezagos? Respuesta de la Reforma: Se  resuelve cuando el docente esté más capacitado.

En la Reforma de EPN se descartaron otras soluciones que se discuten y proponen en diversos foros por directivos y docentes frente a grupo, en análisis de diversos investigadores y de la OCDE. Estas soluciones tienen como base conceptos como el trabajo colaborativo entre los docentes, el liderazgo distribuido o compartido entre directores y docentes, u otros conceptos que señalan que el problema de la calidad y del rezago escolar tienen solución en la escuela; es decir, no son problemas que pueda resolver un docente de manera individual en el aula.

Lo anterior no significa minimizar la importancia de la capacitación del docente, pero sí puntualiza que la capacitación docente y su evaluación necesitan orientarse por los problemas que se quieran resolver en la escuela. El error de la Reforma Educativa de EPN radica en cómo definió el problema pues acotó las soluciones. En este caso, la solución establecida en la Ley del Servicio Profesional Docente enfatizó las sanciones y descartó opciones como, por ejemplo, el establecimiento de un esquema meritocrático para orientar a los docentes y directivos hacia la mejora de la organización de las escuelas a través del trabajo colaborativo entre los docentes de cada plantel.

La Reforma de EPN, definida desde la SEP, creó una visión de túnel que afectó el diseño y desarrollo de diversos programas educativos que se fusionaron en uno solo: El Programa de la Reforma Educativa. Sin embargo, el simple nombre revela que se confundió la política con programas y para empeorar la situación dicho programa centró su atención sólo en canalizar recursos para mejorar la infraestructura de las escuelas. ¿Cuál fue la razón? La respuesta de la Reforma es: la calidad de la educación mejorará cuando los docentes estén mejor capacitados.

La política educativa y la política-política están entreveradas.

El SNTE como organismo representativo de los docentes no formuló una propuesta propia sobre el problema educativo y se limitó a respaldar, en términos políticos, la Reforma de EPN. No hay visos de que el liderazgo del SNTE tenga una propuesta educativa diferente a la del gobierno de EPN.

La CNTE elaboró su propuesta de modelo educativo que quedó en el olvido por el conflicto político-político. Esta agrupación de docentes no parece abanderar su postura política con base en su propuesta de modelo.

Las conclusiones de los Foros de Consulta Nacional para la Revisión del Modelo Educativo realizados en 2014 fueron obviados por la visión de túnel de la Autoridad Educativa.

Reformas y planes educativos van y vienen. El factor común de éstos es el supuesto de que la Autoridad Educativa en funciones sabe cómo resolver el problema educativo y a través de propaganda busca convencer de que Sí sabe.

Ojalá la Autoridad Educativa del gobierno entrante, este 2018, inicie la planeación educativa reconociendo que No sabe todo y No puede saberlo todo. La autoridad no conoce los problemas del docente en el aula, no atiende a los niños en la casa, no participa de la vida cotidiana de las escuelas. Usted lector puede señalar que para eso está la organización del sistema educativo. Sin embargo, la autoridad del sector educativo necesita reconocer, en primer término, que los directores y docentes frente a grupo Sí saben o, al menos, están en mejor posición para Saber: Cómo resolver el problema educativo.

Los directores y docentes, así como las familias necesitan tener espacios para participar en la definición de estrategias en la siguiente administración de gobierno, principalmente, para abatir el rezago escolar y observar los resultados en cada ciclo escolar y no esperar 10 años para ver resultados.

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Claudia Santizo

avatar

2 comentarios

  1. avatar
    Claudia Santizo

    Estimado Germán, tiene usted mucha razón.

    Estimado colega Reynaldo, el problema con la reforma educativa es que cuando se aplican sus mecanismos éstos no pueden distinguir entre los docentes que se dedican a sus estudiantes de aquellos que no lo hacen. La Reforma no está diferenciando entre quienes lo dan todo y los que no.
    La Reforma no distingue a los docentes por su experiencia, motivación y compromiso.
    Relacionado con este tema los invito cordialmente a leer mi artículo en la revista Perfiles Educativos titulado: Condiciones institucionales del trabajo colaborativo como estrategia de cambio del sistema educativo.
    En http://www.iisue.unam.mx/perfiles/articulo/2016-153-condiciones-institucionales-del-trabajo-colaborativo-como-estrategia-de-cambio-del-sistema-educativo.pdf

  2. avatar
    Claudia Santizo

    Tiene usted razón, Micky Samano, la SEP debería tomar en cuenta esa realidad del contexto en el cual se imparte la educación básica.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*