Memoria e historia del II Congreso internacional en Intervención educativa y de la Red mexicana de Pedagogía social

Comparte...

La cita ya estaba programada con tiempo de antelación, cerca de 1 200 personas llegamos de todos los rincones del país, junto con colegas extranjeros de España, Argentina, Uruguay. La Unidad 211 fue la Unidad UPN sede, con un formato un tanto cargado que incluyó 3 conferencias magistrales, 8 conferencias temáticas, 200 ponencias libres, 40 talleres y 8 paneles o conversaciones educativas y presentación de libros. Los trabajos se realizaron del 8 al 10 del mes de junio en las bellas instalaciones del Complejo Cultural de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

De esta manera la palabra fluyó y el diálogo se hizo vivo. La UPN aun con pocos recursos fue capaz de sacar adelante este evento que le da continuidad al realizado en la ciudad de Guadalajara hace algunos años. Teniendo como ejes de discusión a la intervención educativa, los ámbitos de acción, los recambios sociales y culturales, la formación de agentes educativos para intervenir, los retos para la formación de docentes, etc. Este evento destaca por su valor simbólico, en donde la UPN se convoca a si misma sin intermediarios y de manera horizontal discute uno de sus objetos centrales de desarrollo académico: la intervención educativa.

Cuando estamos ante un evento de esta naturaleza es difícil detenerse a rescatar todo, uno hace acotamientos, se detiene en una palabra, en un diálogo, en una frase novedosa en un autor, uno hace su ruta, construye su propio congreso a partir de un pragmático interés por estar ahí y ser testigo y a la vez actor. Por lo tanto solo platico lo que rescato, y debo muchas cosas que en un congreso se tornan como un gran circo de cinco pistas en donde todos hacen cosas, miran al auditorio y no saben si son mirados.

En este sentido rescato las conferencias de los colegas Xavier Úcar de la Universidad Autónoma de Barcelona, de Violeta Núñez de la Universidad de Barcelona así como de Teresa de Jesús Negreta de la UPN Ajusco, cada uno desde su lugar nos invita a pensar los modelos de la pedagogía social y sus implicaciones en la intervención a partir de ocho metáforas (Úcar), Violeta, nos coloca de frente con el compromiso de pensar los riesgos que nos coloca a todos, las implicaciones sociales, culturales y educativas en un mundo de alto riesgo en el que nos ha tocado vivir. Nos invita a leer todos pero espacialmente el último texto de Z. Bauman, así como a revisar a un sociólogo joven de origen holandés, cuyo aporte es una propuesta de Utopías para realistas, (Rutger Bregman, Ediciones Salamandra) y aquí me enganché desde la mañana del segundo día “pensar la intervención como una utopía, pensar a la utopía como una intervención realista”. y Negrete nos invita a reflexionar acerca de los riesgos conceptuales y epistemológicos de la intervención. La Dra. Violeta Núñez invitó a los que en su momento fueron sus alumnos de doctorado, una colega de Brasil, uno de Uruguay y un colega de Oaxaca, México.

Es difícil hacer un reconocimiento de todos y de todo, agradezco desde aquí a la Dra. Elba Noemí Gómez Gómez del ITESO, ya que ella asistió por invitación de la UPN Guadalajara y tuvo una destacada participación con una conferencia temática vinculando la intervención educativa con la capacidad de agencia. En general el debate deja las paginas abiertas para continuar escribiéndolo, para seguir en el dialogo constructivo y esperanzador desde el lugar en el que uno se encuentre.

El campo de la intervención educativa no es excluido de la UPN, como nada es exclusivo de las personas o de las instituciones, sin embrago es un campo emergente al cual se le ha abonado desde las aportaciones en el diseño de las LIE de Eduardo Remedí, y de otros colegas que han discutido a favor y contra de sus propuestas. Queda pendiente la producción de textos, de libros, de hallazgos producto de investigaciones concluidas. El ir más allá de la circulación de voces y mostrar datos duros, hallazgos, saberes construidos y validados desde el trabajo de abajo y por las comunidades académicas. La tarea no es sencilla pero el esfuerzo está ahí. Parece que muy pronto una nueva comunidad retomará la estafeta y pronto conoceremos la convocatoria del 3 congreso internacional de intervención educativa organizado por la UPN en México al lado de otras instituciones.

Quiero desde aquí agradecer a las personas de la UPN de Puebla (de las tres unidades), la capacidad humana de dar respuesta y sacar adelante este reto que parecía imposible. Un congreso internacional se arma y se gestiona entre muchos y muchas personas, el objetivo fue poner en común una serie de temáticas pensadas en construir nuevos saberes y hacer circular con los que ya se cuenta. El objetivo se ha cumplido gracias UPN – Puebla, la tarea ha concluido.

 

*Doctor en educación. Profesor – investigador de la Unidad 141 – Guadañajara. de la Universidad Pedagógica Nacional.

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Miguel Ángel Pérez

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*