Migajas al Normalismo Mexicano

Comparte...

Por: Erick Juárez Pineda*

¿Se puede formar a un buen maestro con 1840 pesos en todo un año?

Finalmente, como si fueran migajas o limosna, los legisladores decidieron otorgar, en total, poco más de 170 millones de pesos a las Escuelas Normales Públicas del País. Esto, después de que la diputada Adela Piña Bernal presentara una reserva al dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación 2021.

La reserva de la presidenta de la Comisión de Educación contempla la asignación de 149 millones 402 mil 63 pesos adicionales a los 20 millones 597 mil 937 pesos que ya se habían asignado en el dictamen original.

Sin embargo, aunque esta acción fue aplaudida por legisladores de su bancada, reconocida en diversos medios de comunicación y aprobada por el Pleno de la Cámara de Diputados, no representa realmente ningún avance, sino por el contrario. Esto es una reducción histórica y un ataque cruel al Normalismo Nacional pues este dinero representa una reducción del 60% respecto al presupuesto pasado, cuando se les otorgó 461.4 millones de pesos para ejercerlo en 2020.

Si tomamos en cuenta que, según el Sistema Interactivo de Consulta de Estadística Educativa de la Secretaría de Educación Pública, existe una matrícula de 92 mil 187 alumnos de licenciatura inscritos en las Escuelas Normales Públicas en México, a cada estudiante se le asignó un gasto de solo 1,844 pesos para todo el 2021.

Esto también quiere decir que a cada una de las 265 Escuelas Normales Públicas que existen, le correspondería un presupuesto de poco más de 640 mil pesos para todo el 2021.

¿En qué se gasta? Casi el 60% del dinero destinado a las escuelas se invierte en infraestructura y equipamiento: mantenimiento de los planteles, construcción de baños, aulas, salones, bibliotecas y restauraciones o arreglos en general, computadoras, material bibliográfico y demás insumos para el desarrollo académico de los estudiantes.

También este presupuesto se usa para investigación, movilidad académica, proyectos educativos, profesionalización docente, replanteamiento y actualización curricular y demás actividades enfocadas al mejoramiento escolar.

¿Alcanza con ese dinero?

También es importante destacar que los Gobiernos de los Estados no aportan ni un solo peso, ni un solo litro de pintura, ningún esfuerzo destinado a las Escuelas Normales Públicas y todo el gasto es absorbido por el presupuesto federal, lo que representa un total abandono por los gobiernos locales de todo el país.

Este dinero tampoco alcanza para cubrir los 300 compromisos enmarcados en la Estrategia Nacional de Mejora de las Escuelas Normales, el cual, busca otorgar a las Escuelas Normales «los instrumentos necesarios para cumplir a cabalidad con su misión tomando como referencia los tres elementos fundamentales del proceso de construcción de saberes: los educandos, el magisterio y los planteles educativos.»

Como hemos documentado desde Educación Futura, existe un franco ataque a las Escuelas Normales. Pasaba en los sexenios anteriores y lastimosamente pasa en el actual. si bien, la crisis del COVID 19 y el constante discurso de austeridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador son una constante, estos recortes no deben presentarse de manera tan violenta en aspectos fundamentales del desarrollo nacional: la formación de los futuros maestros.

Continuamos, entonces, con la mal llamada revalorización del magisterio

*Erick Juárez Pineda. Director editorial de Educación Futura

https://www.facebook.com/elErickJuarezMx/

twitter: @elErickJuarez 

Comparte...

Sobre Erick Juárez Pineda

Periodista especializado en temas educativos. Reportero fundador de Educación Futura y actual Coordinador Editorial. Egresado de la UNAM. Coordinador del Laboratorio de Periodismo y Política Educativa de La Ibero. Locutor de La Otra Educación 97.3 fm

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.