Por un acuerdo nacional para una educación con equidad y calidad

Comparte...

La famosa consulta para conformar un acuerdo nacional por la educación (tal como lleva de nombre el presente artículo), no salió como se esperaba o más bien salió exactamente como se pensaba.

En estos momentos de la consulta y después de los incidentes de Guerrero, de Michoacán y de Zacatecas, se percibe un ambiente de desánimo y de decepción de dicha consulta. Yo ya lo había escrito haciendo el recuento o la reseña de lo que pasó en Jalisco, (Educación Futura, 1° de octubre 2018), sin embargo tuvieron que pasar nuevos eventos y pasar otras cosas para concluir que dicha consulta ha sido un fraude y un verdadero fracaso.

Por su definición literal y por su propia naturaleza una consulta para una educación con equidad y calidad lo primero que se espera es que sea congruente con su legado. Uno esperaría espacios equitativos y darle voz a los que no la tienen. Y que las nuevas propuestas educativas se confeccionan de manera plural a partir de juntar las distintas voces y la diversidad de propuestas en los distintos campos o componentes en que se mueve el sistema educativo nacional.

En los hechos dicha consulta ha sido todo lo contrario. La consulta en cuestión, ha sido inequitativa se les ha dado voz a los que ya la tienen, la cúpula del SNTE se puso a hacer maquila de propuestas, como verdaderos locos se pusieron a inventar y enviar miles de supuestas ponencias con la finalidad de copar el espacio solo para ellos. Pero los organizadores sabían de esto y lo permitieron, las voces disidentes y las voces autorizados de académicos e investigadores fueron silenciadas. Para qué armar una supuesta consulta así, cuando se sabe de antemano que sin necesidad de consultar los resolutivos y las conclusiones de la consulta ya las sabemos, son predecibles porque predecible es saber lo que va a decir el SNTE y la burocracia educativa de la SEP.

Lo interesante tiene que ver con el hecho de que se trataba de conocer que pueden decir y proponer aquellos actores que han tenido pocos espacios y pocos foros de expresión.

La agenda o las temáticas de la consulta estaba de cierta manera bien perfilada, educación básica, media superior superior, calidad educativa, política educativa formación de docentes, el problema viene cuando se sesga o se desvirtúan las intervenciones.

Me parece que es muy mal ejemplo para el gobierno que aún no lo es, se exhiba de esta manera, esta supuesta consulta y los recursos que se gastaron en ella, terminarán en el cesto de la basura (como muchos intentos que se hacen en educación), pero eso no es lo más grave. Más grave  aún, me parece a mí, que en estos momentos y en una sociedad que está ampliamente necesitada de espacios de expresión, de interlocución y de legitimidad en las noticias que se encargan o se encargaran de conducir el rumbo educativo las defraude.

Ya desde este momento se perciben las tensiones y las contradicciones de lo que será el gobierno 2018-24. El que será titular de la Secretaría de Educación Pública ha declarado a favor del SNTE (y de las camarillas ahí enquistadas) y en contra de la CNTE “por ser una bola de revoltosos y que no tienen propuesta educativa”. Cabe decir que la CNTE desde su fundación en 1979 ha tenido una vocación democrática y que gracias a ella los grupos en el poder no han abusado  (aún más) de capitalizar proyectos políticos privatizadores de la educación. Si bien los métodos empleados por la CNTE no gustan mucho y su vocación democrática no deja del todo claro cuáles son los fines con respecto al poder (a la disputo o la toma del poder).

El discurso del próximo titular de la SEP lejos de ser conciliador es provocador, se trata (siguiendo su lógica), de parcializar su mandato estar a favor de unos para darle de palos a otros. Eso no es lo que anunciaba en campaña el presidente electo AMLO. Parece que la desilusión y la decepción van en ascenso. Aún no toman posesión y ya comienza el descrédito y la indiferencia.

La gran pregunta de la futurología utópica es: ¿Qué va a pasar en los siguientes seis años, en educación, con el SNTE y con la organización gremial del magisterio mexicano? Ahí queda para los analistas, según las mails mandadas y las pocas luces que han aparecido, hasta ahora muestran que el escenario no es muy halagüeño para la democracia y mucho menos para el despliegue de una propuesta educativa sólida y de largo aliento que involucra a los más sobre loe menos.

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Miguel Ángel Pérez

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*