Precarización docente y la política de la austeridad

Comparte...
Juan Rubén Compañ

La administración del gobierno actual se ha caracterizado por desarrollar una política de la austeridad. Decisiones políticas que advierten implicaciones importantes en el desarrollo de investigaciones y actividades diversas en diferentes ámbitos. La ciencia, el arte, la tecnología, la salud, la economía y la educación, entre otros, son objeto de este tipo de medidas restrictivas que poco coadyuvan al desarrollo de estos ámbitos, menos, al desarrollo del bienestar social en su conjunto.

A unas horas de conmemorar el Día del Maestro, sería necesario reflexionar sobre el reconocimiento a esta figura clave e imprescindible, situación más visible en tiempos de confinamiento. Esta crisis sanitaria producto del covid-19, nos permite valorar la importancia del docente en los centros escolares, y su labor particular, en la socialización de los aprendizajes que desarrolla en cada una de sus clases con sus alumnos, sin soslayar, claro está, la labor que muchos padres realizan con sus hijos, en el acompañamiento de las actividades que les han sido encomendadas por sus docentes o sugeridas por las autoridades educativas. 

Lamentablemente, el reconocimiento que los docentes reciben y perciben de su labor por parte del gobierno federal y los gobiernos estatales, no siempre es con los mejores lentes. Las decisiones y las acciones de las políticas educativas que se implantan desde el inicio de la presente administración, no sólo por la emergencia sanitaria, han advertido recortes presupuestarios importantes al gasto educativo, que hace insuficiente impulsar un servicio educativo en aras de la calidad y equidad, que tanto anhela y necesita este país, más en este momento. Para ilustrar, la poca valoración que las autoridades educativas perciben de la actividad magisterial, se mencionan tres aspectos: 1) un recorte del Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 (PEF) del 49.1% a las Escuelas de tiempo completo, cuestión no menor, pues la evidencia indica en una investigación realizada por Silveyra, Yáñez y Bedolla (2018) y publicado por el Banco Mundial, que existen buenos resultados en el área de matemáticas y lenguaje. El avance en los aprendizajes es muy significativo en contextos vulnerables, importante, pues son los que más lo necesitan, 2) hay una reducción importante del 11% PEF 2020 en el gasto asignado la capacitación docente, lo cual ya tiene repercusiones considerables en la forma de usar los diferentes medios tecnológicos, por parte de los profesores, en la interacción que mantienen con sus alumnos, al momento de desarrollar las diversas actividades escolares, cuestiones que los docentes han manejado con sus diversos medios y limitaciones para poder continuar con el desarrollo de los aprendizajes, 3) las prestaciones e incentivos de las que los docentes se podían beneficiar, se acuerdan entre los gobiernos estatales y el sindicato. En el estado de México, el Sindicato Mexicano al Servicio del México (SMSEM), es el que negocia con el gobierno estatal, las prestaciones e incentivos para los docentes estatales, por ejemplo, el bono del día del maestro. 

Las cuestiones señaladas arriba, comienzan a tener desarrollos diferentes,  que advierten que las condiciones laborales de los docentes continuarán en el rumbo de la precariedad, incluso, durante la presente administración se están agudizando, lo cual no es cuestión menor ni mucho menos se puede soslayar. A continuación ilustro algunas de sus implicaciones.

Con respecto al punto número uno, que tiene que ver con la reducción del presupuesto para la atención y operación de los programas de Escuelas de tiempo completo. Hay en las redes sociales, una preocupación importante por parte de varios docentes, con respecto al adeudo del pago del salario de los mentores de Tamaulipas. La exigencia del pago se ha hecho presente a través de las diferentes redes sociales y entrevistas que los mentores y la vocera del Movimiento Magisterial de Tamaulipas, Reyna Campuzano ofrecen, lamentablemente, sin mucho éxito, lo cual es inconcebible. Lo único que refleja ello, es un abandono al programa de Escuelas de Tiempo Completo por parte de la administración actual. Desde el inicio de la administración, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, no se miró con preocupación la atención a este programa, cuestión que hizo eco en la percepción del gobierno estatal, su omisión a la preocupación del pago de salarios a docentes, así lo refleja. Los más afectados: los docentes. De ese tamaño es la revalorización del docente en la mirada del gobierno federal y estatal. 

En lo que compete al punto número dos, que habla acerca de la reducción al concepto de capacitación docente. El gobierno federal no valora la capacitación de los mentores, hoy, se advierten las consecuencias. Una educación a distancia para la cual los docentes no están preparados. Sin embargo, ante las adversidades como: la falta de conectividad, problemas de comunicación con los alumnos, falta de equipos tecnológicos, entre otros; se utilizaron diversos mecanismos con el ánimo de poder continuar con los aprendizajes escolares, según Arcelia Martínez y Georgina Hermida (2020), en su investigación  encontraron que son diferentes las herramientas que se utilizan para hacer frente a la continuación de los aprendizajes como: guías de actividades, cuadernillos, videos, presentaciones de power point, programación Aprende en casa, plataformas, foros virtuales, whatsaApp, Facebok, televisión educativa, visitas virtuales a museos, juegos, películas, proyectos, entre otras tantas, que de acuerdo a la creatividad y a las condiciones contextuales de alumnos y profesores pudieron implantarse. Sin embargo, el gobierno federal y los gobiernos estatales a través de las diversas autoridades que componen al sistema educativo nacional, más que preocuparse por un acompañamiento más oportuno, han enfatizado la vigilancia a la labor docente a partir de la intensificación del trabajo mediante: el control de lo que se tiene que trabajar, la entrega de evidencias de trabajo, todo ello, en un tiempo acordado, en un formato de registro establecido, y bajo criterio técnicamente específicos. Los informes, registros y evidencias son la garantía de que el maestro cumple con la continuidad de los aprendizajes, aunque sea una simulación. En este contexto existe una lógica que obedece al control técnico del trabajo docente, aunque con algunos problemas técnicos en la implementación. Pareciera que es prioridad el cúmulo de actividades administrativas y que lo pedagógico es una simulación. La revalorización de los docentes no está direccionada a tener a los mejores docentes en términos de capacitarlos para realizar sus prácticas pedagógicas más pertinentes, sino para que cumpla y obedezca con la entrega de los formularios y evidencias. 

 

Por último, el punto tres, refiere los acuerdos en torno a diversos incentivos y prestaciones que eran producto de una negociación entre los gobiernos estatales y el sindicato de maestros. Lo que nos advierte, en relación a lo que circuló en las redes sociales en torno al bono del Día del Maestro, que el estímulo no fue entregado de acuerdo a las condiciones que los docentes estatales del estado de México perciben como justas, pues el bono tuvo una reducción considerable, en consideración con las negociaciones establecidas en años anteriores, en relación con los montos asignados, que habían presentado una constancia al incremento año con año. Según advierte el líder sindical de la entidad, José Manuel Uribe, en un video que circula por las redes sociales, que el bono se homologa con respecto a lo que determina el gobierno federal para sus docentes federalizados. Incluso esto es preocupante, pues no se considera las diferencias que hay entre las condiciones de trabajo de los docentes en las diferentes entidades.

Este tipo de medidas son importantes de discutir y señalarlas, en relación a que hay una reducción del estímulo, un bono que es compensatorio al salario precario que los docentes reciben. La presente administración se está caracterizando no por construir y generar las mejores condiciones laborales para los trabajadores docentes, al contrario, parece que está direccionada en torno a la sobrevivencia al reto de las condiciones precarias docentes. Este tipo de medidas son preocupantes que sigan alimentándose en un gobierno que se considera de izquierda. Por otro lado, también es importante referir que la comunicación entre el gobierno federal y estatal es caótico. Hay algunos gobiernos estatales, como el estado de México, que se alinean sin mayores inconvenientes con las decisiones que se toman con el gobierno federal, mientras otros gobiernos, no lo consultan mucho para tomar decisiones. Aunado a ello, el SMSEM y el SNTE, son actores que se adaptan y se acoplan sin mayores cuestionamientos a las decisiones de gobierno, sin importar el color partidario del gobierno en turno. No discriminan, menos luchan por mejorar las condiciones precarias de los docentes. Hay una política de la obediencia, sin resistencia.

En suma, los maestros merecen una felicitación digna, que no sea un discurso retórico dirigido por el titular de la SEP o por alguna autoridad educativa. Los maestros agradecerían condiciones laborales docentes mejores, no tan precarias. La política de austeridad está afectando de manera considerable a los docentes y a otros sectores. Se necesita y apela por una revalorización magisterial de verdad, ya no simulaciones. Si ante a pesar de las carencias y limitaciones, incluso propias de los docentes, no se valora la profesión, nada queda.

Comparte...

Sobre Pluma invitada

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.