¿Qué elementos debe integrar el nuevo modelo educativo?

Comparte...

Profr. Ramón Solórzano*

nuño modelo educativoEl 13 de Julio del presente año se publicó en la página del Gobierno de la República Mexicana la propuesta del Nuevo Modelo Educativo (NME), el cual, debe atender a las necesidades del presente, pero con un enfoque prospectivo que establezca un claro proyecto educativo de nación.

El NME “articula, en cinco grandes ejes, el planteamiento pedagógico de la Reforma Educativa: 1) La Escuela al Centro; 2) el planteamiento curricular; 3) formación y desarrollo profesional docente; 4) inclusión y equidad; y 5) la gobernanza del sistema educativo” (Nuño, 2016).

El interés por rediseñar el curriculum de educación básica y media superior, lo considero legítimo y necesario, pues como sabemos, los planes de estudio deben renovarse cada 6 años aproximadamente para que conserven su vigencia, sin embargo, para lograr “que todos los estudiantes se formen integralmente, tal como señala el artículo 3º constitucional, y logren los aprendizajes que necesitan para ser exitosos en el siglo XXI” (Nuño, 2016) se requiere consultar a los maestros en sus diferentes funciones, no sólo desde un portal de internet o foros que en algunos casos impiden su asistencia por organizarse en horarios que se les dificulta a los propios docentes por encontrarse laborando, sino por  el contrario, a contra turno, en días no laborales o escalonados por inasistencia, para lograr un análisis y propuesta con un contenido importante y digno de aplicarse en la educación básica.

Y ¿para qué consultar a los docentes sobre el NME?

Sencillamente porque ellos son los que tienen la experiencia de trabajar con los estudiantes en el aula y con los padres de familia en la escuela, conocen qué y cómo funciona mejor para el logro de los aprendizajes, así mismo y con base en su experiencia pueden proponer elementos que consideren necesarios para integrar en la nueva propuesta desde la función de Docente, Director, Atp y Supervisor, lo mismo aplica para la parte administrativa, pues seguro estoy que si se tomara en cuenta a éstos últimos, pugnarían por simplificar e integrar en menos documentos administrativos aligerando la carga a directores y supervisores con la finalidad de que se emplee mayor tiempo en actividades pedagógicas.

Durante años, los profesores hemos venido revisando y aplicando los planes de estudio, así como los programas educativos que produce el gobierno de nuestro país para instruir a los estudiantes en el periodo de formación establecido como educación básica, estando de acuerdo o no en algunos contenidos y temas, la profundidad con que se espera que se aborden así como los enfoques con que están diseñados, sin embargo, se aplican por todos los docentes en el interior de las aulas, aunque en algunos casos , con el entendido de que son elaborados por “gente de escritorio” que tiene conocimiento sobre la teoría más no de las situaciones actuales y vivenciales del aula, las cuales varían de acuerdo al contexto en que se apliquen.

Un NME debe considerar, como lo establecen Juana Nieda y Beatriz Macedo en su capítulo III sobre las fuentes del curriculum, como elementos básicos las fuentes “psicopedagógica, epistemológica y social” (Nieda, 1997), a las cuales como propuesta le integraría la fuente filosófica.

  1. La fuente psicopedagógica suministra información sobre cómo aprenden los alumnos, y, concretamente, cómo construyen los conocimientos científicos.
  2. La fuente epistemológica busca conocer la concepción de ciencia que debe estar presente en los currículos científicos que se diseñen para estas edades. Para ello se indaga en las diferentes concepciones de la ciencia que parecen haber incidido más en la enseñanza.
  3. La fuente social se considera de especial relevancia al momento de decidir los objetivos de la enseñanza de la ciencia, así como la selección de contenidos y los enfoques metodológicos. Se parte de la necesidad de proponer currículos científicos en íntima relación con las necesidades sociales de los países para no provocar rupturas entre la realidad contextual y la escuela, y;
  4. La fuente filosófica señala la importancia del tipo de persona y ser humano que queremos formar, desde su pensamiento, sus sentimientos, así como su forma de actuar y vivir.

El diseño de un Nuevo Modelo Educativo contextualizado, requiere de continuas sesiones de trabajo colaborativo, con presencia de personal especializado designado por la Secretaría de Educación Pública que oriente las bases y construcción del mismo, el cual, integre en un producto último las propuestas señaladas en la entidad y por consiguiente en una ponencia general a la que asistan participantes del país para la construcción final, y no por el contrario, que cada institución, dependencia o sindicato, elabore de forma aislada una propuesta y se pierda entre tantas sugerencias, para que al final, se presente un  Modelo Educativo elaborado sin haber tomado en cuenta  las propuestas  realizadas.

Además, sugiero la necesidad de replantear el contenido y la forma de implementar las asignaturas de Educación Física, Educación Artística y Tecnologías para desarrollar una verdadera educación integral en los estudiantes.

Así mismo, debe incluir: perfil de ingreso, misión, visión, pertinencia interna, pertinencia externa (con base en las fuentes del curriculum antes mencionadas), objetivos general y particulares, perfil docente, responsabilidades de alumnos y padres de familia, plan de estudios, recursos, sistema de evaluación, así como perfil de egreso por competencias, entre otros.

Finalmente, propongo que se incluyan temas y contenidos por cada entidad en cada asignatura y no sólo en la materia que hace referencia a la historia de cada estado (La entidad donde vivo), como se implementó anteriormente, dando importancia a los distintos contextos del país. Así como integrar propuestas generadas por especialistas de la Filosofía, Sociología, Pedagogía, Neurociencia, Psicología, así como de otras disciplinas científicas.modelo educativo

Este tiempo aún del diseño de  la nueva propuesta educativa, es una gran oportunidad para hacer las cosas distintas en favor de la educación, o por el contrario, continuar con los mismos mecanismos de construcción de planes de estudio para la educación básica utilizados por administraciones anteriores y ahí están los resultados obtenidos.

 

Referencias bibliográficas

Nuño, A. (13/07/2016). El Nuevo Modelo Educativo. México. Recuperado de https://www.gob.mx/modeloeducativo2016/articulos/introduccion-46873

Nieda, J. (1997). Un Currículo Científico para Estudiantes de 11 a 14 años.  España. Recuperado http://campus-oei.org/oeivirt/curricie/curri03.htm

*Académico de la Universidad Multitécnica Profesional. Profesor en Subdirección de Evaluación de Políticas Públicas de la SE Colima.  Twitter: @Solorzano_Ramon / www.pedagogiaactiva.jimdo.com

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Ramón Solórzano Robledo

avatar

Un comentario

  1. avatar

    Considero interesante la contextualización de los contenidos y atender todas las áreas de aprendizaje y desarrollo de competencias, así como la parte artística y afectiva. Es un gran reto pero puede ser una propuesta viable siempre y cuando rebase la inercia y la resistencia del docente al cambio.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*