¿Qué significa derogar la reforma educativa?

Comparte...

a expresión derogar la reforma educativa se utiliza, en mi opinión, con mucha ligereza. Lo que no queda claro es ¿qué se entiende por reforma educativa? ¿Se refiere con ello a todas las transformaciones habidas en educación desde 2013 a la fecha?

Éstas transformaciones son muchas. He aquí una lista incompleta: la incorporación de la educación de calidad como derecho, la creación del servicio profesional docente, la refundación del INEE como organismo autónomo, las políticas para mejorar la infraestructura escolar, la política de Escuela al Centro, la creación del Servicio de Asistencia Técnica a la Escuela, las políticas de formación continua de docentes, la estrategia de equidad e inclusión, la creación del Sistema de Información, el Nuevo Modelo Educativo, la reforma de las escuelas normales, la creación del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa, etc.

La reforma educativa ha incluido acciones en todos esos campos y, desde este punto de vista, es imposible concebir que se pretenda derogarla. Eso es literalmente imposible, la reforma educativa desde esta perspectiva tiene seis años funcionando y ha cristalizado en las representaciones y prácticas de los docentes y demás actores educativos.

En realidad, cuando en el lenguaje político se habla de “derogar la reforma educativa” y, se agrega, “porque no es educativa, sino laboral” lo que se pretende es atraer la simpatía de muchos docentes que no están satisfechos con el Servicio Profesional Docente. ¿Qué es el SPD? Un sistema que regula la profesión docente y que establece que, para el ingreso al servicio, para la promoción, para el reconocimiento y para la permanencia hay que someterse a una evaluación.

Este sistema fue creado para combatir el desorden y la corrupción que privaba en la educación pública y para asegurar que las posiciones dentro del servicios se otorgaran, no arbitrariamente, sino en función del mérito de cada uno. Un sistema que trajo justicia en este campo, pero que, no obstante, no es aceptado por una parte importante del magisterio.

¿Derogar la reforma educativa significa echar abajo el SPD? Es posible, pero en ese caso —sobre todo si se quiere impedir la corrupción— se necesitaría crear un servicio profesional docente alternativo. En caso de no hacerse esto, se estaría abriendo la puerta, de nuevo, a las prácticas corruptas de burócratas y líderes sindicales. Sería, simple y llanamente, un retroceso.

Hay evidencias múltiples que demuestran que los profesores, en su mayoría, aceptan la evaluación, pero no aceptan “esta evaluación”. ¿Qué es “esta evaluación”? Parece obvio que se refieren a la “evaluación punitiva”, es decir, la evaluación que puede tener consecuencias laborales, es decir, la evaluación de desempeño que te obliga a someterte a tres exámenes y, si no los pasas, te expone a la separación del servicio.

La puesta en práctica de la evaluación de desempeño con impacto sobre la permanencia tiene una historia plagada de circunstancias excepcionales que determinaron, en gran parte, su impopularidad. Tuvieron un efecto crucial los problemas que para su implementación se presentaron en 2015, en momentos donde privaba una agitación sin precedente en el magisterio y la campaña contra la evaluación alcanzaba su apogeo.

Los errores que se cometieron ese año en la aplicación de la evaluación tuvieron consecuencias irreversibles en el estado de ánimo de los docentes. Esos errores se buscaron corregir en 2016, pero el daño ya estaba hecho. Lo que resulta incomprensible, sin embargo, es que se pretenda echar por la borda un esfuerzo de política pública concebido para apoyar a los docentes, para asegurar que en su trabajo priven reglas únicas, transparentes e imparciales que garantizan que no se incurra en injusticias o prácticas inmorales en el manejo de la profesión docente.

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Gilberto Guevara Niebla

avatar

3 comentarios

  1. avatar

    Hablar de derogar la reforma educativa es definitivamente derogar todo lo que menciona, pues nada ha funcionado. Incluso la corrupción de la que alerta en caso de derogar, sigue siendo, solo que en más caro y en manos de otros.
    Los docentes estuvimos en contra, y aún lo estamos, porque en la realidad es absurda. Quizá en algunos estados, en algunos niveles y subniveles hayan condiciones, pero en la gran diversidad solo ha traído problemas para alumnos, docentes y escuelas. La corrupción se debe combatir, pero definitivamente no es con el SPD, que simplemente es virtual, pues no se responsabiliza de nada. Se intercambia responsabilidad con el INEE, y nadie da respuesta.
    Abajo la reforma. Para construir una verdadera, que no se reduzca a lo laboral.

  2. avatar
    Fernanda Alicia Aragón Romero

    Sobre el artículo de Gilberto Guevara Nieblas ¿qué significa derogar la reforma educativa? Publicado el día de hoy en educación futura y en la que afirma que sería eliminar una serie de “transformaciones” benéficas y las enlista..

    Señor Guevara Nieblas:
    De todo lo que señala que implica la reforma educativa, sólo la ley del servicio profesional docente, la refundación del INEE y la creación del FONE son hechos. Lo demás sólo es discurso y demagogia…¿cuál capacitación ha habido desde 2013? .. ¿ cuál calidad educativa, cómo la midieron y cómo saben que ahora la hay y antes no?… cosa que dudo; ¿cuál transformación de las normales? si operan con el 70% de docentes interinos y programas obsoletos; ¿cuál equidad e inclusión?… si los grupos más vulnerables están cada vez más rezagados? ¿Infraestructura escolar? Échese una vueltecita por las escuelas públicas…las vandalizadas, las que se están cayendo de viejas, las de los poblados indígenas… no cabe duda que el que es tecnócrata es tecnócrata y escribe como tecnócrata, con teoría demagógica y sin un atisbo de conocer la realidad. Ahora, con respecto a lo que si se ha hecho… ¿el FONE? por dios!! El FONE ha sido el mejor pretexto para que los estados y la federación jineteen el dinero, y usted que tiene tiempo busque cuántos problemas de pago ha generado el FONE, miles y miles de maestros sin sueldo con retrasos de hasta 6 meses a todo un ciclo escolar… el FONE ja ja…La LGSP …pudiera admitirle que si bien un examen no garantiza la idoneidad en lo absoluto, le pudiera dar orden al proceso de asignación de plazas de docentes de nuevo ingreso que efectivamente antes se otorgaba con la discrecionalidad del sindicato y la autoridad educativa, sin embargo, lamentablemente los procesos de operación han dejado mucho que desear, la falta de transparencia es el pan nuestro de cada día y finalmente seguimos estando sujetos a que los responsables de asignación de plazas escondan y saquen las vacantes cuando se les da la gana y se las entreguen a quién ellos quieren…y sobre la evaluación del desempeño por favor!!! Sí sólo falta escribir bonito para desarrollar un proyecto simulado y alejado de la realidad y la dinámica escolar… y eso sí, aplicar un examen universal que no reconoce la diversidad de cada escuela y cada contexto….¿el nuevo modelo?… ¿qué tiene de nuevo?… además de que fue elaborado a destiempo y sin la legitimidad del docente que es el que lo tiene que concretar, sigue siendo un híbrido, modelo neoliberal que se dice humanista pero responde a intereses de la OCDE, nada más incongruente…y sigue siendo teoría porque no se ha aplicado en los hechos…y me faltaba el INEE… no pues si ahí trabaja usted… un elefante rosa que le cuesta mucho al presupuesto federal… y que paga muy bien a sus presidentes y consejeros…Señor Guevara… acérquese a las escuelas, deje su escritorio y oficina un rato para que tome una dosis de realidad.

    Dra. Fernanda Aragón Romero
    Supervisora

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*