«Quitan» padres de familia 184 escuelas a la CNTE

Comparte...

Oaxaca. A siete semanas del conflicto magisterial en Oaxaca, según Servicios Regionales del estado y de padres de familia, al menos 184 escuelas iniciarán esta semana el ciclo escolar 2013-2014 como resultado de la presión ejercida por los padres de familia, que en algunos municipios incluso logró doblegar a los maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Este lunes poco más de cuatro por ciento, es decir solo 586 de 13 mil escuelas en la entidad serán las que abrirán sus puertas para impartir clases a solo 30 mil de un millón 300 mil niños que se han visto afectados por el conflicto magisterial.

La Coordinadora de Servicios Regionales de la Secretaría General de Gobierno reportó la aperturade 16 escuelas en la Sierra Sur, La Cañada y Sierra Mazateca, las cuales son operadas por padres de familia y profesionistas, así como un caso parcial en Villa de Etla, donde regresó la mitad de la plantilla de una secundaria.

En tanto que la Unión Liberal de Ayuntamientos de la Sierra de Juárez que incluye a 26 ayuntamientos indígenas, confirmó la apertura de sus planteles, luego de que obligaron a los profesores paristas a firmar un convenio en el que se comprometen a reiniciar las actividades educativas.

En estos municipios los docentes fueron advertidos por las autoridades locales que en caso de no presentarse a clases serán relevados y suplidos por maestros de la sección 59 del SNTE o por profesionistas que estén dispuestos a trabajar.

La unión manifestó su confianza para que en el trascurso de la semana se puedan restablecer las clases en 15 municipios más, que también han sido afectados por los maestros de la sección 22 que permanecen en el plantón en el Distrito Federal.

A su vez, la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) reportó que en estas semanas lograron abrir 40 escuelas de las regiones de la Mixteca, el Valle Central y La Cañada, con lo que registran ya 400 centros educativos bajo su dirección.

Asimismo, reportaron 50 planteles más que han sido recuperadas por los padres de familia y que reciben únicamente su apoyo ante la falta de personal docente para impartir clases en los niveles de educación básica.

Mientras que en Mitla, uno de los tres municipios en que el ciclo escolar comenzó en tiempo en todos sus planteles, existe el riesgo latente de que dos escuelas deban suspender algunos días sus actividades ante la salida de los maestros de la sección 22 que determinaron sumarse al paro de labores.

Incluso, el conflicto ha generado que los templos de Oaxaca se hayan convertido en escuelas provisionales.

Gonzalo Calzada Guerrero, obispo auxiliar de la diócesis de Antequera, informó que en diez parroquias ya están impartiendo clases a por lo menos 150 niños de la capital oaxaqueña, así como de nueve comunidades de la sierra, la mixteca y los valles centrales.

Además de que un grupo de colegios privados en Oaxaca ha comenzado a permitir que estudiantes de escuelas públicas ingresen como “oyentes”, para mitigar el impacto que ha tenido el paro laboral de los maestros de la coordinadora.

Luisa García, de la Coordinadora Nacional de Padres de Familia, informó que con el inicio de la séptima semana sin clases, hoy se estarán reuniendo padres de familia de diversos planteles educativos para definir la estrategia a seguir durante los próximos días. “Los padres estamos enfadados porque no tenemos el respaldo de ninguna autoridad y entonces el lunes nos vamos a reunir para tomar acuerdos, porque queremos ver la manera de ir a ver al gobernador para que se dé cuenta que no somos unos cuantos revoltosos”, señaló.

Agregó que los padres de familia no han tenido el respaldo de la administración de Gabino Cué ni de la autoridad municipal ante la intención que han tenido de abrir algunas escuelas, incluso, aseguró que les rechazan los documentos que presentan contra los faltistas, dicen que “estamos vetados”.

Sin embargo, el gobierno de Oaxaca exhortó a los profesores de la sección 22 a “redefinir su práctica laboral y docente, para no continuar afectando el derecho a la educación” de los alumnos de nivel básico de la entidad, y refrendó su postura de pagar sueldos y prestaciones únicamente hasta que se inicie el ciclo escolar.

Asimismo, manifestó su preocupación e inconformidad respecto a las afectaciones a la dinámica social, productiva y comercial de la Ciudad de México, por lo que llamó a los trabajadores de la educación a continuar su lucha por el cauce de las instituciones y por la senda de la legalidad.

El gobierno de Gabino Cué también manifestó disposición para continuar participando en las mesas de diálogo con la Sección 22 con el objetivo de restablecer de forma inmediata las clases en el estado.

“La administración estatal reiteró al magisterio oaxaqueño su voluntad y disposición para trabajar juntos —con responsabilidad y visión de futuro— para garantizar el derecho de las niñas y los niños a recibir una mejor educación para nuestro pueblo y las futuras generaciones de oaxaqueños”, detalló en un comunicado de prensa.

 

Publicado en Milenio

Comparte...

Sobre Educación Futura

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.