Reforma Educativa: del discurso a la práctica

Comparte...

Existe un rezo popular que expresa que con las intenciones no basta. Pero si no hay un propósito deliberado para alcanzar algo —agrego— menos bastará. No obstante que no hay una relación mecánica entre los fines expresos de una Reforma Educativa, el proceso y sus resultados finales, conocer el fin último es útil; es la brújula que guía la acción política. La exposición de los propósitos es el cemento ideológico que permite a los actores políticos articular discursos y elaborar representaciones ideales sobre lo que los ciudadanos pueden esperar. Grandes ideales demandan grandes acciones. La expresión de un propósito es una vara para medir su ejecución práctica.

Si las palabras cuentan, entonces los fines que el grupo gobernante planteó para la Reforma Educativa son pobres y extravagantes, por más que el discurso ataque un problema innegable: México padece de una mala educación.

Pacto por mexico reforma educativaEn el Pacto por México, el gobierno y sus aliados plantearon sus propósitos. Tras diagnosticar la baja calidad de la educación asentaron: “Para ello se impulsará una reforma legal y administrativa en materia educativa con tres objetivos iniciales y complementarios entre sí. Primero, aumentar la calidad de la educación básica”.

Hasta aquí no hay nada que objetar, es el norte que —en teoría— debe atraer a la aguja del compás. Pero de inmediato viene la ridiculez: “que se refleje en mejores resultados en las evaluaciones internacionales como PISA”.

De un plumazo, el Pacto reduce la noción de calidad al desempeño de los alumnos en una prueba estandarizada. No se me malinterprete. No me opongo a que los jóvenes mexicanos obtengan buenos puntajes en ésa y otras pruebas. Pero esos resultados son —o deberían ser— consecuencia de una educación de calidad, no el fin al que se debe llegar.

Claro, el Pacto por México propuso otros fines, como el cambio administrativo y recuperar la rectoría del sistema educativo, pero la malformación ya estaba engendrada. En el propósito principal, los firmantes del Pacto cayeron en la trampa de la ideología de reducir la noción de calidad a desempeño. Quienes redactaron el punto cayeron en los brazos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos sin mucha reflexión.

En la literatura internacional sobre reformas educativas abundan ideas que bien pudieran ofrecer sustancia a las propuestas. El repertorio sobre la noción de calidad cubre territorios tan amplios como la creatividad, la innovación, el pensamiento reflexivo y la resolución de problemas. Y, por encima de todo, hay que señalar que una educación es de calidad cuando persigue que los egresados de un sistema aprendan a ser ciudadanos cultos y trabajadores responsables.

Pero tal y como lo expresa el Pacto, en la parte pedagógica —el corazón de una reforma que en verdad llegue al salón de clases— el gobierno trabaja en el diseño de una reforma de miras cortas: mejorar en PISA. Eso es transformar al instrumento en el fin. No hay grandes ideales.

Mexico en PISA 2012Por ello, pienso, el gobierno no pone toda la fuerza del Estado en conseguir la Reforma en la Educación. Al contrario, muestra tibieza. En las negociaciones de la Secretaría de Gobernación con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación se trueca la ley y se diluye la reforma.

Con todo y que el gobierno tiene logros que proclamar, está limitado en su acción porque su ideología es pobre, no tiene interés en conseguir el raquítico fin que proclamó. El mejor vocero de esa indigencia es el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Educación Futura publicó el 4 de marzo declaraciones del secretario Osorio:

“Nosotros ni declinamos ante una reforma, ni estamos logrando ningún acuerdo que lesione la reforma tan importante en materia educativa que se dio en el año pasado por el Constituyente”. Además, advirtió: “No es una opción si se aplica o no, es un mandato constitucional”.

Veo dos posibilidad en lo dicho por el secretario. O nos quiere dar atole con el dedo negando lo inocultable; o en verdad se lo cree. El primer caso es un fraude que no tendrá que esperar el juicio de la historia, es patente. El segundo es triste: explica la miseria de los planteamientos programáticos.

Aquí sí encontré congruencia entre el discurso y la práctica: los dos son chafas.

Comparte...

Sobre Carlos Ornelas

Carlos Ornelas es doctor en educación por la Universidad de Stanford. Es Profesor de Educación y Comunicación en la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco. Sus intereses de investigación incluyen el estudio de reformas educativas en perspectiva comparada. Su libro, El sistema educativo mexicano: la transición de fin de siglo (México: Fondo de Cultura Económica, 1995), tiene dos ediciones y 15 reimpresiones.

2 comentarios

  1. LA EVALUACIÓN UNIVERSAL DE LOS MAESTROS
    Amanecimos con la noticia de…”Reprueban 98 mil maestros en civismo, arte, lenguaje”…
    Tendrían que regresar a clases 37.4 por ciento de los mentores para prepararse en áreas como ética e interpretación de textos: SEP. Los mentores se ubicaron en la prioridad uno del examen, en prioridad dos, aquellos que requieren atención “a corto plazo”, se colocó a 165 mil 566 docentes, 62.6 por ciento. El examen universal se presentó del 26 de junio al 6 de julio, se sometieron a el 264 mil 379 maestros, de los cuales 74% están inscritos en carrera magisterial…
    En buen castellano y sin cortapisas, posssss… ya ven y nos lo repiten hasta el cansancio que estamos mal como país porque casi todos los profes al ser evaluados salen mal o deficientes. Y ahora sí, recordando las declaraciones del pitoniso: José Angel Gurría, Secretario de la OCDE, cuando nos dijo: …Pruebas como las del Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) así como la Evaluación Nacional para el Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE), han desenmascarado el reto que en esta materia México tiene. Asimismo, subrayó “el alto costo del bajo desempeño educativo”, por lo cual el gobierno mexicano debe estar consciente de que el desarrollo económico empieza en las aulas. De apuntalar la calidad educativa, dijo Gurría, México podría en las siguientes décadas multiplicar su Producto Interno Bruto (PIB).
    O sea que si nos quitan las orejas de burro a los mexicanos entonces viviremos como ricos y en la opulencia, en el cuerno de la abundancia…”Si chucha y tus calzonsotes”; a otro perro con ese hueso, bueno éstos son o se hacen, nada más volteen a ver a los países del 1er. Mundo cómo la están pasando con este maravilloso neoliberalismo económico, una tras otra contra el pueblo, caída tras caída, con crisis económicas imparables, recurrentes, sin posibles soluciones para todos ya que sólo rescatan y ayudan a los bancos, la angustia cubre las ciudades, la desesperanza se ha convertido en el pan de cada día: los altos índices de desempleo como el sermón del día, una estanflación (Inflación con recesión) que parece llegó para quedarse, esto es igual que ir de reversa sin visos de algún crecimiento del PIB, una pobreza masiva extendida como plaga; pérdida de lo poco que quedaba de la seguridad social, salarios de hambre con mas horas de trabajo y aumento de la edad de jubilación; extinción del sistema de pensiones, privatización de todos los recursos del país, una población sin futuro con hambre y que no reacciona porque no cree lo que está viviendo; y como el virus de cada día la inseguridad, permanente, extensiva, y para acabarla una corrupción legitimada como el pan de cada día, y todavía nos dicen cínicamente…estudien mucho para que los cuide de estas crisis su ”Angel de la Guarda”(Gurría) y véanle el lado bueno al desempleo pues tienen mas tiempo para divertirse o ir a Disneylandia, y la desnutrición no está tan mal porque así no van a engordar, puros batos y morras light, fitness, quienes gracias a esta anemia e ictericia, ya bien chimuelos, con pura agua tienen y así no gastan y se llenan la panza sin calorías, sin colesterol y alégrense porque verán muy seguido al ratoncito de los dientes…Hombre véanle el lado positivo…
    Volviendo al tema, nos dicen nuestros políticos, funcionarios y gurús económicos, claro haciendo changuitos:…”Los resultados de la evaluación no afectarán los derechos de los maestros, sino que «servirán para mejorar la capacitación y actualización de los docentes y con ello elevar la calidad educativa”.
    Ahí les va por si no lo saben… “Acuerdo de cooperación México-OCDE para mejorar la calidad de la educación de las escuelas mexicanas”:
    Punto 8. Evaluar para ayudar a mejorar: México necesita con urgencia un sistema de evaluación docente basado en estándares. Un sistema puramente formativo en sus primeros años, acompañado de un adecuado apoyo profesional. Después de haber implementado este sistema y de haber socializado sus reglas, el sistema puede incluir variables formativas y sumativas; por ejemplo, recompensar a los docentes excelentes o dar apoyo a los docentes de menor desempeño. Los docentes que presenten un bajo desempeño de forma permanente deben ser excluidos del sistema educativo.
    No se han preguntado mis maestros a qué intereses obedecerá el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (Inee) al tomar las decisiones respecto de cómo evaluar, qué evaluar, si serán respetuosos de los resultados, sin opacidad, si serán verdaderamente transparentes, objetivos, veraces, incorruptibles y al margen de los intereses del Gobierno, empresarios, organismos internacionales (FMI, BM, OCDE) y los sindicatos.
    Bueno por las vísperas saquen los días y a poner nuestras barbas a remojar, si ya reprobaron a casi el 40 %, de los maestros evaluados, qué seguirá, qué creen mis profes… que se las pondrán así de fácil, porque ya están con tamañas uñas para ver como los fusilan mediante los 34 proyectos formativos y sus 105 programas, y que además incluyen cursos que tendrán “una alta especialización” (o sea nos están diciendo:… chicharrón a los que sobrevivan la primer tamizada), y si de chiripada o de bobito la libran en la segunda, ya los tienen en la mira con maestrías y doctorados, pero con las instituciones que ellos digan, donde ellos digan y cómo ellos digan, así que cómo yo lo veo va a estar en chino.
    Y como dijo el filósofo de Rubio…se llenaron o les guiso otro huevo.
    Atte.-
    Profr. Héctor Armendáriz

  2. lorenzo zavala diaz

    muy buena información actual para docentes y para quienes les interese información relevante de nuestra sociedad, gracias

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.