Regreso a clases en Educación Básica

Comparte...

Sofía Gutiérrez Larios

Alrededor de 36.4 millones de alumnos mexicanos interrumpieron su proceso educativo debido a la pandemia, de acuerdo a la UNESCO. Y de ellos, los que aún pisan más el terreno incierto son los que cursan la Educación Básica.

El 10 de agosto debía ser la fecha en que volverían a tener clases presenciales, pero la Secretaría de Educación Pública nuevamente anunció la postergación, porque el semáforo epidemiológico no mejora.

Ahora, el 3 de agosto se darán a conocer nuevas fechas, así como la modalidad en la que se iniciará el nuevo ciclo escolar: presencial, virtual o mixta.

Sin embargo, ya fueron referidas nueve medidas que pretenden garantizar el sano retorno a clases:

1) Se activarán Comités Participativos de Salud Escolar, para la supervisión de los protocolos de salubridad en cada escuela.

2) Acceso a agua y jabón en todas las escuelas.

3) El cuidado de maestras y maestros, particularmente los que están en grupos vulnerables, por lo que se firmará un convenio con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) para favorecer su acceso a servicios de salud y atención médica.

4) Uso general y adecuado de cubrebocas, en todos los planteles de México.

5) Afianzar la sana distancia en las entradas y salidas a los centros escolares y a los recreos, que deben ser escalonados, y la asistencia alternada a la escuela.

6) Se considera maximizar el uso de los espacios abiertos: mientras más se utilicen en las escuelas es mejor.

7) Se suspenderá cualquier tipo de ceremonias que generen congregaciones en la escuela.

8) Establecimiento de la detección temprana, donde con un solo enfermo en la escuela, ésta se cerrará por 15 días.

9) Brindar apoyo socioemocional para docentes y estudiantes.

También se creará la nueva asignatura “Vida saludable”, en la que se enseñarán contenidos relacionados con la higiene y limpieza. 

Sin embargo, el repaso de contenidos teóricos no garantiza la formación de personas más saludables. De hecho, temas similares ya forman parte de los libros de texto. Tampoco la presencia espontánea de jabón volverá a los centros escolares más higiénicos. Lo cierto es que muchas escuelas carecen de jabón y papel higiénico todo el tiempo. Y al hablar de hábitos de alimentación sanos, debemos admitir que en la mayoría de las escuelas se venden dulces y comida chatarra.

Al regresar, se requiere de rutinas diarias completamente distintas, pero no sólo como respuesta a una crisis sanitaria, sino como un genuino intento de mejora cultural que nos torne una sociedad más prevenida.

Estemos al pendiente del 3 de agosto, porque es una fecha clave más de la continuidad escolar mexicana.

 

Docente de primaria pública en Colima. Licenciada en Educación Primaria por el Instituto Superior de Educación Normal del Estado de Colima (ISENCO). [email protected] 

Comparte...

Sobre Pluma invitada

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.