Sobre aviso…

Comparte...

En un pasaje —que contiene una carga misógina y por eso es poco citado—, Maquiavelo sentencia que, por ser mujer, la fortuna: “…se deja vencer más de los que la tratan con aspereza que de los que la tratan con blandura… como hembra es siempre amiga de los jóvenes porque son menos circunspectos, más irascibles y se le imponen con audacia”. En sus tratos con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la fortuna ha sido generosa con el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño. Él la busca y la corteja. En el hacer político, la fortuna se marida con la osadía.

cnte-cndPor décadas, los líderes de la CNTE dispusieron con maestría las relaciones de poder; construyeron una tecnología que les redituó prebendas; eran impetuosos y organizados: huelgas, movilización de masas, tomas de carreteras y de edificios públicos. Privilegiaban la conquista de posiciones.

Sin embargo, su tecnología perjudicaba a terceros, en primer lugar, a los alumnos de sus escuelas. Poco a poco esos dirigentes se fueron alejando de los principios que le dieron origen a la CNTE. Su conducta reclamaba eficacia, no templanza moral.

La CNTE no cultivó la innovación, cayó en rutinas que, por ofrecer resultados tangibles, le parecían adecuadas. Más aún, sus tácticas degeneraron en manifestaciones violentas y vandalismo, nada de heroicidad. Sus líderes perdieron el sentido de las proporciones.

No entendieron que en junio de 2015, el gobierno de Peña Nieto mudó en su hacer político. Por fin descreyó los chantajes y las amenazas. Los dirigentes de la Sección 22 rechazaron la última oferta del subsecretario de Gobernación, Luis Miranda. Pensaron que podían boicotear las elecciones en Oaxaca, pero fracasaron. Al mes siguiente, el gobierno “reconquistó” al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca.

En cuestión de días, los líderes pasaron de la abundancia a la escasez, de la capacidad de maniobra basada en el control de la administración del sistema —y la nómina— a la insolvencia política.

Los tiempos cambiaron, el contexto les jugó una mala pasada, la fortuna los había abandonado… y no se dieron cuenta.

La autocrítica no se les da. Rechazaron buscar nuevas formas de negociación, analizar sus fuerzas y flancos endebles; continuaron con sus tácticas y no variaron en sus exigencias maximalistas: abrogar la reforma constitucional y regresar al pasado.

En lugar de un examen sereno del contexto y de su propia actuación, los líderes de la CNTE, en especial en estas últimas dos semanas, tratan de ganar adeptos con viejas consignas: “Gobierno represor, defensa de la escuela pública”. De la ética de los vencedores, transitaron a la circunspección damnificada. Ellos se consideran víctimas. Mas pocos lloran su derrota.

nuño-jardin-niños3El secretario Nuño, por el contrario, va montado en la ola. Este lunes presagió más golpes contra la colonización del neocorporativismo de la CNTE. Lo dijo sin eufemismos. En Chiapas y Michoacán, en concierto con los gobiernos de esos estados, repetirá la receta de Oaxaca.

No tengo conocimiento de cómo ande el sistema de educación básica en Chiapas. Pero tengo cálculos de que en Michoacán alrededor de seis mil personas —porque ni las propias autoridades saben cuántos son— pueblan la estructura de la Secretaría de Educación del estado; el doble que la Secretaría de Educación Pública federal.

Sobre aviso no hay engaño, articula un refrán popular. Nuño va por más.

Sin embargo, tanteo una modificación sustantiva en la estrategia gubernamental. En Oaxaca, el secretario Emilio Chuayffet rompió las trabas que le imponía la Segob, convenció al Presidente de actuar y, con sigilo y cordura, convino con el gobernador, Gabino Cué, para retomar la rectoría de la educación en ese estado. Fue un movimiento sorpresa.

Hoy el secretario Nuño informa con tiempo. Veo dos vertientes que confluyen. Primera, preparar a los maestros disidentes para que acepten el cambio en las reglas del juego. Segunda, advertir a la ciudadanía de esos estados que vienen tiempos de refriega.

No pienso que los líderes hayan asimilado que el gobierno dejó de estar a la defensiva. Trae una nueva tecnología del poder. El secretario Nuño tienta de nuevo a la diosa fortuna.

RETAZOS
El secretario Nuño se atreve contra la CNTE. ¡Qué bien! Representará un ahorro de más 50 millones de pesos por mes para Michoacán. Pero la camarilla de Juan Díaz de la Torre tiene colonizadas las demás secretarías de educación de los estados. ¿Les aplicará las mismas prevenciones?

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Carlos Ornelas

avatar
Carlos Ornelas es doctor en educación por la Universidad de Stanford. Es Profesor de Educación y Comunicación en la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco. Sus intereses de investigación incluyen el estudio de reformas educativas en perspectiva comparada. Su libro, El sistema educativo mexicano: la transición de fin de siglo (México: Fondo de Cultura Económica, 1995), tiene dos ediciones y 15 reimpresiones.

Un comentario

  1. avatar
    Abelardo Mejía

    En Michoacán, en las oficinas centrales de la SEE, la gran mayoría de los trabajadores de base son afines a la Sección 18 del SNTE, «institucional», aunque con un cacicazgo propio… De igual modo, si bien en la «estructura» se pueden encontrar algunos funcionarios afines a la CNTE, la mayoría son más bien de la confianza del Gobernador en turno, especialmente las áreas normativas y financieras. Por otra parte, aunque persiste el «gremialismo» en la gestoría de la CNTE (el trabajo afanoso por controlar cambios, ascensos y ahora cada vez menos nuevas plazas), también hay un esfuerzo por construir opciones pedagógicas alternativas y por fortalecer políticas de alianzas con otros sectores sociales. Ello no parece ser el accionar de las representaciones «institucionales», quienes en los últimos años demandaban su cuota de recursos (proporcionalmente mayores a su membresía) con un ejercicio mucho muy clientelar; a cambio siempre se han disciplinado con las políticas educativas gubernamentales.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*