Las orientaciones del Consejo Técnico Escolar (CTE), la autonomía docente y el ahora ¿qué hacemos?

Reynaldo Rivas Vargas

Cualquier texto necesita de una cosa:

 que el lector o la lectora se entregue a él de forma crítica, 

crecientemente curiosa.

Freire, en pedagogía de la autonomía. 

El pasado 28 de octubre del año en curso se llevó a cabo la primera sesión de CTE en su fase ordinaria, la cual ha dejado un precedente muy importante en la historia del desarrollo de los Consejos Técnicos Escolares. Esta sesión está preexistida y enmarcada por el rumbo que se ha venido poco a poco colocando en el imaginario de lo que persigue la NEM. Promoviendo a través de su ordenamiento actual, el enfoque que se busca situar, a través de que los docentes reflexionen, se cuestionen y confronten en el averiguar hacia dónde se quiere ir en cuanto a la enseñanza y al aprendizaje, con esta reforma educativa. Y el CTE es un escenario muy importante para cumplir con un propósito que, si lo señalo bien, podría verse como un propedéutico. Porque se sigue introduciendo en cada sesión, como eje transversal el marco curricular para la educación básica mexicana 2022, desde lo que se ha planteado en el acuerdo y el anexo 14/08/2022.

Para ir aclarando porque hago el señalamiento histórico y que marca un nuevo rumbo en su desarrollo, en la conducción, así como de los productos que, en reiteradas ocasiones, eran la meta de los docentes de educación básica, para evidenciar los avances que durante un mes fueron trabajando, como parte de los acuerdos que cada sesión dejaba, como un marco de actividades a desarrollar en sus respectivos colectivos y en sus aulas de clase y que eran objeto de un seguimiento y cumplimiento.  ¿Qué cambio se podrían preguntar para que con tanto énfasis lo esté señalando?  Para hacer más comprensible el señalamiento, iré desglosando que fue lo que observo que se modificó: 

  1. El contenido de la guía, ya no estuvo direccionado de manera unilateral, es decir, no se expresó de manera deliberada en lo que se tenía que realizar, sino que de acuerdo a las orientaciones de esta sesion señalan que: “ahora se transforman, entretejiendo los procesos de formación y de gestión, sin distinguirlos por momentos, y transitando de una guía de trabajo a un documento orientador, el cual es genérico y no está diferenciado por niveles educativos.” (SEP. 2022, pág. 2) 
  2. Otro factor a considerar fue que estas orientaciones plantearon en el trabajo colegiado del colectivo docente “que reflexionen y acuerden posibles acciones a realizar colaborativamente en la escuela y con la comunidad, a fin de atender las problemáticas identificadas.” (Ibid. pág. 2). 
  3. Finalmente, y el punto nodal en la disquisición fue dejar en claro que: la conducción y los productos o resultados que se esperaban como colofón, después de haber atravesado por un trabajo de más de 5 horas. Jornada que anteriormente tenía como tarea central, discutir temas permeados en el PEMC, de donde derivan el análisis de problemáticas escolares, que recaen en la enseñanza, el aprendizaje de los estudiantes y, que se soslayaba generalmente en dos tópicos fundamentales; la lectura de comprensión y la resolución de problemas matemáticos. (Aritmética).  Estas orientaciones especificaron que, se transforma para que los docentes “En correspondencia con la Nueva Escuela Mexicana, se propone que el colectivo docente tome decisiones sobre su organización, la gestión del tiempo acorde a las necesidades de la escuela y las acciones que decidan emprender para apropiarse y resignificar el Plan de Estudio dentro y fuera de este espacio.” (Ibid. pág. 2). 

Esta primera sesión de CTE ordinaria correspondiente al ciclo escolar 2022-2023, como lo señalo, dio un giro trascendental en los logros que se persiguen en la ya multicitada transición hacia los fines de la NEM, por lo que me atrevo a decir que algunos docentes de educación básica, aún no alcanzaron a avizorar estos cambios pocos peculiares desde ya hace algunos Consejos que antecedieron a este, no sé si porque aún no ha quedado claro el imaginario de la NEM, o porque todavía existe cierta resistencia para que dé el término a un esquema, que para los fines de formación continua, se estaban convirtiendo en un espacio anquilosado y soso en su discusión, y que desde la NEM, ya no son el fruto que se persigue.

Pasar como se dice en la jerga diaria por parte de la SEP “la pelota del otro lado” es decir, permitir que el docente de educación básica, se conciba en la discusión desde estas orientaciones, a través de esta primera sesión de CTE, ha permitido sacar a flote su experiencia, reconocerle como un profesional de la educación y como un sujeto que puede actuar con autonomía, por lo que me parece que deliberadamente por parte de los dueños de la pelota, el formato anterior de la guía, ya no corresponde a los fines   que ahora se persiguen, porque sería una objeción para lo que se viene apuntalando, por lo que lo más viable sería permitir que el docente, desde esa profesionalización de la que tanto se habla en el acuerdo y el anexo 14/08/22, emerja como una nueva forma de reconocer al docente. Puntualizó nuevamente colocando como ejes de apoyo para estos logros, su experiencia y concibiendo como un sujeto dialogante, lo que abriría la discusión y les obligaría a tomar acuerdos que tengan que ver con lo que en su comunidad se requiere y se puede desarrollar, en favor de sus educandos. 

SEP. (2022)La Nueva Escuela Mexicana reconoce que el ejercicio de la enseñanza se basa en la autonomía profesional del magisterio para decidir, con sustento en los programas de estudio, sobre su ejercicio didáctico, el acercamiento epistemológico de los conocimientos y saberes, y para establecer un diálogo pedagógico con las y los estudiantes en los procesos de enseñanza y aprendizaje, considerando la composición de la diversidad de sus grupos, el contexto en el que viven, sus trayectorias formativas, su propia formación como docentes, y su compromiso para hacer efectivo el derecho humano a la educación de niñas, niños y adolescentes que acuden a estudiar a su escuela. (Pag.21)

Ante esta emergencia y sobre todo en el ir colocando lo que se buscará apuntalar a partir del próximo 2 de enero de 2023, fecha en la que comenzará a destilar como un preparativo de la propuesta curricular y los planes de estudio 2022, habría que cuestionar bajo estos argumentos si ¿Ese tipo de guía era la que esperaban los docentes en esta primera sesión de CTE?  Es una pregunta que me parece interesante, y que en las posibles respuestas que pueda verter habría que tener vigilancia, porque se corre el riesgo de en las reflexiones que hago, ser tendencioso y por supuesto esa no es la intencionalidad, sino más bien, la de colocar como eje lo suscitado en esta primera sesión de Consejo Técnico Escolar. 

Comenzaré primeramente a decir, que tomando como base los diálogos que tuve con los docentes y por sus caras, muy probablemente esperaban un esquema muy parecido al tradicional u otras veces, es decir, tener una guía, el video de la Secretaria de Educación Pública, trabajar los ya tan conocidos tres momentos, elaborar sus productos, exponer por parte del colectivo algunos tópicos, y concluir su sesión, y por si fuera poco, como un plus, era el estar motivados porque tradicionalmente las sesiones se trabajan los días viernes, lo que les permitía a los asistentes retirarse exaltados después de cumplir una jornada de varias horas, discutiendo en algunos casos acaloradamente, en otros en indiferencia y en algunos de un deber cumplido, ante la exigencia de la autoridad, quien preocupada y ocupada por desarrollar su sesión, se manifiesta en la observancia del tiempo, de llevar cabalmente la guía, de levantar sus acuerdos y por último, exigir que se puedan plasmar  en su aula de clase y en su propia escuela. 

Un segundo momento trascendental en lo que sucedió este 28 de octubre, me parece que fue colocar a la autonomía docente para poder ir pian pianito, permitir que los docentes de educación básica comiencen a posicionarse como los lideres académicos, lo que considero pertinente comenzar por consentir a los colectivos para que tomen sus decisiones, porque quizá, en esa visión decolonial de la cual se ha hablado,  discutir sin una base orientadora, sin un bastón o de manera colaborativa, cooperativa, en ocasiones al docente, le cuesta mucho trabajo abrir brecha para hablar de temas  trascendentales que desde luego, tiene que ver con la enseñanza y el aprendizaje de NNA, y que esta sesión por supuesto, abrió esa posibilidad para seguir trabajándose y pensarse bajo este esquema y que como primer paso, se ha iniciado de manera muy interesante. 

Es de destacar que no a más de uno les generó incertidumbre la forma de llevarse a cabo esta sesión, y tal vez derivado de esa incertidumbre por no tener entre sus manos un documento que los llevara a algún puerto, pudieron llegar a cuestionarse y ahora ¿qué hago? Porque estas orientaciones rompieron con un esquema ya desgastado y que si lo colocamos bajo la visión que propone la NEM (Nueva Escuela Mexicana) lo anterior huele a viejo, corroído. Y que, si se seguía fraguando con la vieja usanza, la pregunta hubiera sido, y entonces en donde se queda ¿La autonomía de los docentes? 

Referencias bibliográficas 

  • Freire, p. (2019). Pedagogía de la autonomía. Siglo XXI Editores Mexicanos Unidos, México. 
  • SEP (2022). Acuerdo al anexo 14/08/2022.
  • SEP. (2022). Anexo al acuerdo 14/08/2022. 
  • SEP. (2022) Orientaciones para la Primera Sesión Ordinaria del Consejo Técnico Escolar y el Taller Intensivo de Formación Continua para Docentes 

About Pluma invitada

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*