Despotismo escolar ilustrado (II): Todo para los maestros sin los maestros

Comparte...

seminario_1En agosto con motivo de la publicación del informe Construyendo una educación de calidad: un pacto con el futuro de América Latina [1], elaboré para esta publicación una entrada con el título: Despotismo escolar ilustrado: Todo para los estudiantes pero sin los estudiantes (consultar aquí). En dicha entrada planteaba la necesidad de contextualizar la educación desde y con las personas que le dan sentido, los estudiantes. Teniendo en cuenta su lugar en el sistema y en la vida social. ¿Por qué? Porque América Latina es amplia, diversa y compleja.

Entre el 8 y 9 de noviembre se ha presentado el Seminario Internacional 2016 sobre Política de formación docente inicial y continua desarrollado por el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación, creado por UNESCO en 1963. La puesta en marcha del Seminario 2016 IIPE ha sido presencial en Buenos Aires y global a través de una plataforma abierta y virtual, la cual ha estado retroalimentada por usuarios de todo el mundo. El Seminario se ha implementado bajo las dinámicas de un diálogo entre colegas con dos ponentes de prestigio internacional Mariano Fernández Enguita y Emilio Tenti Fanfani. Así como varios paneles de expertos en temáticas relativas a la política educativa, donde destaca la figura de Sylvia Schmelkes del Valle (Presidenta del INEE) que abordó el siguiente tópico ¿Qué informa el estudio Talis acerca de los docentes mexicanos? en el marco del cuarto panel El conocimiento requerido para la toma de decisiones: los aportes de la investigación.

En este contexto de debate y análisis de una cuestión vital de los Sistemas Educativos como es preguntarse por cómo formar a quienes van a educar a nuestras futuras generaciones y cómo esa formación se va a ir mejorando en el tiempo para dotar de reciclaje a los formadores. Cabe destacar la ausencia en primer plano de los docentes de base como elemento clave. Por supuesto, también han estado ausentes los estudiantes. En cambio, ambos días de la actividad presencial y virtual han sido una puesta en escena de expertos, investigadores, trabajadores del sistema jurídico-político que establecen proyectos, estructuras e ideas como si de un edificio se tratase. Toda decisión se subordina a las leyes de la física y la teoría de los materiales sin cuestionarse que la educación se hace día a día. Volvemos al despotismo escolar  ilustrado, donde todo es para los normalistas, estudiantes de magisterio, futuros docentes pero son tratados como infantes, del latín sin voz.

A pesar de esta situación, hay una idea a considerar que se destaca sobre todas las demás. La expuesta por Pablo Cevallos Estarellas, director de la organización, en el cierre del evento. El necesario planteamiento desde el contexto. En tiempos donde mirar a Finlandia o Hong Kong parecía la única salida posible, debemos repensar la educación de América Latina desde Latinoamérica.

Quizás, un punto de partida, como expuso la presidenta del INEE, sea considerar las conclusiones del informe TALIS (Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje, por sus siglas en inglés). Este estudio se realizó  a gran escala con el propósito de conocer las condiciones de trabajo de los docentes y el ambiente de aprendizaje de los centros escolares mediante una recogida de datos por encuesta. La  información obtenida puede servir para esbozar políticas educativas, pero sin dejar de lado la tarea de perfilar el diseño teniendo en cuenta a la comunidad educativa. No cayendo en el despotismo ni en falsas consultas del pasado.seminario_2

Para concluir, podemos afirmar que el Seminario IIPE 2016 sirve de catalizador de ideas, pero será baladí sino se concreta en propuestas. Propuestas que cuenten con los maestros y maestras que dan vida a la educación en cada región. Una solución posible pasa por descentralizar las técnicas, apuntar las estrategias y definir las metas desde las administraciones públicas con el establecimiento de un control doble administrativo y por pares ciegos. Así las políticas podrán ejercer su doble función de administrar y mejorar los recursos de la vida en común, recursos como la educación.

@epedagogo – http://www.franlozano.es

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Francisco Javier Lozano Díaz

2 comentarios

  1. Francisco, igual que tu y muchos interesados en la región estuvimos ahí y escuchamos ideas viejas o nuevas. Quiero anotar que cuando se presentaron los resultados de Talis en México, la discusión sobre la forma en la que se recuperó la información y sobre la que se hizo el estudio e interpretación en México, causo controversia (ver sitio CIDE), como en otros tantos estudios de ese tipo. La presentación de la presidenta del INEE no aludió a este detalle, no menor. Tampoco aludió a la dificultades de la evaluación en nuestro país, ni las razones de su replanteamiento, ni que decir de los malestares docentes y el maltrato docente, o sea, una radiografía parcial de lo que ocurre en la escuela pública mexicana. Tan parcial como ha sido la perspectiva de las reformas educativas en la región, estructuradas en nombre del bien de niños y jóvenes, sin aludir a su opinión o perfil. Coincido en ese punto con tu perspectiva. ¿Escucharon lo que dijeron entre si los expositores?, hubo ideas muy interesantes, que obligan a replantear las fórmulas establecidas, aunque habrá que recordar que las políticas no se sustentan en estudios locales o evidencias de lo que sucede en las escuelas, las más de las veces no cuantificables. No todo puede derivarse de Talis, PISA, TIMSS, TERCE o los que se acumulen.

    • Francisco J. Lozano

      Estimada Catalina, toda la razón en todo lo que expones. Porque creo e interpreto que partimos de la misma base. No quise reflejar lo complejo y controversia del informe TALIS, porque pretendía no derivar el debate. Es decir, la intención es poner el acento en el predominio del discurso experto y olvido de los actores principales.

      Gracias por el apunte y me gustaría poder contactar contigo, si quieres puedes mandarme un email.

      Un saludo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*