Revalorización Docente

Comparte...

Sergio Martínez Dunstan

Participé en una Mesa de Análisis organizado por Educación Futura a través de Facebook Live. Para mi intervención preparé algunas notas. Creí conveniente partir de la concepción primigenia sobre “revalorización docente” del Congreso de la Unión. Por eso, retomé algunas ideas del dictamen de las Comisiones Unidas de Educación y de Puntos Constitucionales, con proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de los artículos 3º, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia educativa (http://bit.ly/2VCZskC) Anexo IV – 3 página 416 de 572 (http://bit.ly/34lrYfs). En dicho documento se  menciona que “se coincide con las iniciativas de mérito y con las propuestas respecto al reconocimiento de la función y contribución del magisterio en la educación como parte de la transformación social”. También se considera a las maestras y maestros actores fundamentales en el proceso de enseñanza – aprendizaje. En este sentido, los diputados plantearon tres principios:

  1. Honrar al maestro, sin estigmatizarlo con base en prejuicios que no corresponden a los principios y valores que rigen nuestra sociedad.
  2. Antes de evaluar a las maestras y a los maestros, el Estado debe capacitarles, para lo cual se reconoce como derecho su acceso a un sistema de capacitación, formación y actualización, cuya finalidad es lograr la mejora continua de la educación.
  3. Dejar de lado evaluaciones estandarizadas que se aplicaban de la misma forma a personal que desempeña su tarea en contextos muy distintos, lo que la convertía en una evaluación parcial, que medía únicamente elementos teóricos y eliminaba los de carácter práctico, tales como el desempeño frente al aula y la gestión escolar.

Sobre la base del sustento anterior, considero dos aciertos:

  1. Un marco jurídico – normativo congruente con esta visión. Huelga revisar como evidencia de ello la legislación aprobada y
  2. Un discurso de los actores políticos y una narrativa de estado, concordantes. Basta escuchar el mensaje del titular de la Secretaría de Educación Pública dirigido al magisterio el treinta de junio con motivo de la conclusión del ciclo escolar (https://bit.ly/2NNsfBv).

Pero destaco tres asignaturas pendientes.

  1. El derecho de acceder a un sistema de capacitación, formación y actualización para fortalecer el desarrollo y superación profesional del magisterio retroalimentado por evaluaciones diagnósticas. La ley secundaria correspondiente atribuye la coordinación de este sistema a la Comisión Nacional de Mejora Continua. Lastimosamente, en el PROGRAMA Institucional 2020-2024, publicado en el DOF el pasado 19 de junio, carece de una hoja de ruta para constituirlo. Para ilustrar esta idea, retomo el Seminario organizado por la SEP, La Nueva Escuela Mexicana: aprender para desaprender, en el cual participan más de un millón de figuras educativos según la máxima autoridad educativa federal del país.
  2. El Sistema de Carrera para la maestras y los maestros se encuentra suspendido temporalmente derivado de la emergencia sanitaria. Las actividades previstas en el “Calendario anual de los procesos de selección para la admisión, la promoción y el reconocimiento se encuentra en proceso de revisión. El proceso para reconocer al magisterio se vio interrumpido. Esperará para una mejor ocasión el otorgamiento de distinciones, estímulos y opciones de desarrollo profesional a través de ceremonias, homenajes y eventos públicos en lo individual o colectivo a nivel de su escuela, zona escolar, entidad federativa o nacional. Los esfuerzos por favorecer los fines de la educación, la valoración de la práctica educativa, la labor frente al grupo, las prácticas innovadoras, la aportación al aprendizaje y desarrollo integral de los educandos, el cumplimiento de la responsabilidad, en su desempeño dentro de la comunidad, las estrategias de vinculación social, las aportaciones a la educación y la profesión en su conjunto, entre otros mé Aún se desconoce el procedimiento para el otorgamiento de la Beca Comisión, la asesoría técnica pedagógica, la tutoría, la asesoría técnica.
  • El abandono a las evaluaciones estandarizadas. La valoración de los elementos multifactoriales no son más que evaluaciones estandarizadas.

Luego entonces, con la nueva Reforma educativa ¿existe una verdadera revalorización del magisterio? Se encuentra establecido por ley pero en los hechos, no.

Ahora bien, es oportuno distinguir entre las implicaciones educativas de la reforma laboral, de la cual no hablaré porque me alejaría de nuestro objeto de análisis, y las repercusiones laborales de la reforma educativa. En este segundo caso, las consecuencias para la profesión docente derivadas de la enmienda constitucional de gran lado, como la que nos ocupa en esta discusión (distingámosla de la anterior, la mal llamada, y nombrémosla como la reforma educativa del 2019). Es adecuado diferenciar también los derechos laborales de las condiciones profesionales. Las organizaciones sindicales se han autoasignado ambas para influir tendenciosamente con la deontología de tan noble carrera. En lo personal, estoy en desacuerdo de tal posicionamiento y más bien creo que su función consiste en la defensa de los derechos laborales de sus representados. ¿Existe respaldo de las autoridades educativas y los sindicatos? ¿para qué? ¿para la revalorización docente? Las autoridades educativas federales y locales la asumen desde su propia perspectiva. De igual manera, el sindicato (así genéricamente hablando aludo al nacional, los locales, los independientes y demás) buscan trascender hacia la nueva realidad, mas que una “nueva normalidad”, en que los colocó la reforma laboral. Poco les importa utilizar al magisterio como carnada para su propia conveniencia. Dicho de otra manera, llevan agua a su molino. La pandemia ha resultado una justificación más que entendible. La revalorización se asocia con la mejora educativa. Cabría preguntar ¿qué es lo que ha hecho el Mejoredu para la revalorización docente? ¿Las autoridades educativas y los sindicatos han respaldado la revalorización docente? Sí en las prácticas discursivas pero no de facto.

Lo rescatable del cierre de las escuelas dada la epidemia por el coronavirus, según mi punto de vista, es el fortalecimiento de la relación dialógica entre los maestros y madres de familia (por supuesto que también los padres y tutores según sea el caso) así como la vinculación escuela – sociedad, ¡bienvenido este reencuentro! Directo, sin intermediarios. El magisterio ha aportado mucho para ello. Es un volver a lo elemental, lo fundamental. ¿Qué se necesita para que la sociedad y el gobierno brinden un verdadero valor al trabajo docente? Convertirse en la plataforma que soporte el circulo virtuoso y evitar que se convierta en vicioso. Hacer que los hechos acontezcan conforme a lo establecido porque no sólo deja de suceder lo que debe suceder sino que también los magros avances van en contrasentido de lo establecido, lo cual es reprochable. Es urgente que los directores escolares replanteen su función más allá de la necesaria gestión de recursos materiales económicos así como la administración de los recursos financieros y humanos bajo su encomienda. ¡Qué potencien su liderazgo pedagógico! y se conviertan en “influencers” educativos! Al final de la historia, si todo este monumental esfuerzo no redunda en la formación de los futuros ciudadanos renovadores de nuestra sociedad, de nada serviría.

Para finalizar, reaccioné a varios comentarios de los asistentes vertidos en las redes sociales. En particular, uno. ¿Qué significa ser institucional? Es ir a favor de lo instituido, que aportemos ideas y pongamos nuestros procederes a la disposición de la instituciones para el cumplimento de la función social para la que fue creada. Ser institucional significa, en mi parecer, actuar con apego a lo legalmente instituído, respetar el estado de derecho. ¡Que así sea!. Agradecí a los organizadores, al moderador, a mis colegas y a la audiencia por tan enriquecedora coincidencia. Y cómo no, si la experiencia me dejó un gran aprendizaje.

 

Carpe diem quam minimun credula postero

Facebook: SergioDunstan
Twitter: @SergioDunstan

Blog: http://www.sergiodunstan.net

Comparte...

Sobre Pluma invitada

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.