Repensar las trayectorias profesionales docentes en el marco de los derechos profesionales

Comparte...

Martha Pereira Moncayo, investigadora en Mexicanos Primero Jalisco.

Un sistema educativo interesado en garantizar los derechos profesionales de docentes y directivos se caracteriza por diseñar políticas públicas integrales e incluyentes para atraer a las y los mejores candidatos a la profesión educativa. Define perfiles profesionales, brinda formación inicial y continua sólidas y contextualizadas. Además, genera condiciones laborales y contextos que favorecen la continuidad, el arraigo y el desarrollo de las trayectorias profesionales, así como oportunidades de crecimiento y constante retroalimentación para la mejora continua de la práctica profesional. 

Con el fin de detectar necesidades para el desarrollo de estas trayectorias profesionales, Mexicanos Primero Jalisco, en conjunto con el Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG), realizamos la Encuesta sobre detección de necesidades de trayectoria profesional docente, dirigida a docentes y directivos de educación pública a nivel de básica. Los resultados de este ejercicio fueron compartidos el 7 de julio de 2021  (disponibles en las páginas de Internet de las dos instituciones).

El planteamiento de esta investigación se enmarca tanto en la normatividad educativa vigente a partir de 2019 (DOF, 2019), como en los principios de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (MEJOREDU, 2019); los derechos profesionales docentes (Mexicanos Primero, 2019) y los planteamientos realizados por el INEE sobre las trayectorias docentes (INEE, 2015, 2018).  En ese sentido, partimos de una mirada integral en la que se consideran los varios puntos que conforman este recorrido profesional, así como las condiciones, mecanismos y procesos del sistema en el que se desarrollan. 

A decir de Lozano (2016), las trayectorias profesionales no son líneas rectas, sino que suelen caracterizarse por los cambios. Adicionalmente, desde nuestra óptica, si éstas tienen la posibilidad de trazarse y crecer dentro de un sistema flexible y claro, direccionado desde los derechos, que permita fortalecer y reconocer el trabajo y los logros en cada punto de este recorrido, se puede lograr una dinámica caracterizada por aprendizaje a lo largo de la vida y la mejora integral de la práctica durante la experiencia profesional.  

A continuación, destacaremos algunos datos del extenso análisis realizado. Se contaron 412 cuestionarios válidos de 79 municipios del Estado de Jalisco.  El 74.4% fueron mujeres y 25.6% hombres; 53.4%, docentes, 32.8% directores, 6.1% asesores técnico- pedagógicos y 7.8% entre directores encargados y subdirectores.  Resalta positivamente que los tres primeros motivos para seleccionar la carrera docente fueron, en primer lugar, la vocación docente (89.8%); como un medio de transformación personal y social (88.3%) en segundo lugar y, finalmente, por identificación previa con un buen modelo docente (63.1%).

 En el tema de formación inicial, el 60.4% estudió en escuelas normales públicas, 21.4% en universidad, 7.3% en la Universidad Pedagógica Nacional. En cuanto a los conocimientos y habilidades adquiridas, por lo menos el 40 por ciento de participantes estuvo totalmente de acuerdo en la utilidad, vinculación con la práctica profesional frente a grupo y grado de satisfacción de cada uno de estos aspectos. 

En relación con las necesidades detectadas de formación continua tanto para el momento actual, como en general, los cuatro temas más importantes fueron:  gestión y liderazgo, habilidades socioemocionales, uso de tecnología (software) e inglés.  Asimismo, el 31.6% de encuestados prefiere la modalidad semipresencial, el 29.6 % la modalidad a distancia y el 27.7 % la presencial.

En cuanto a los factores que facilitan el crecimiento profesional, destacan las oportunidades de formación continua con un 73.3%, seguido de la retroalimentación de su trabajo con 65%, la práctica reflexiva, 64.4% y el apoyo de los compañeros con 44.2%.  En contraste, para los factores que dificultan el crecimiento profesional los participantes identificaron las cuestiones administrativas en un primer lugar con 52.7%; seguido de escasas oportunidades de formación continua, 47.8% y la falta de recursos del centro de trabajo con 45.1%.

Por otra parte, y como punto a tomar en cuenta por las autoridades federales, en relación con los mecanismos y procesos para admisión, promoción, reconocimiento y cambio de adscripción, seis de cada 10 encuestados señalan estar “algo en desacuerdo o totalmente en desacuerdo” en que los mecanismos para aclaración de dudas o reclamos son de fácil acceso. Asimismo, cuatro de cada 10 está “algo en desacuerdo o totalmente en desacuerdo” en que los procesos son transparentes.  Llama particularmente la atención que el 80.3% de los participantes manifiestan desconocer si la autoridad educativa ofrece apoyos para su desarrollo profesional. 

En conclusión, tanto docentes como directivos señalan el factor relacional como un aspecto esencial para el desarrollo profesional: el apoyo de los pares y directivos, la retroalimentación de su labor y tener espacios de escucha de sus necesidades. Es por tanto esencial fortalecer las prácticas colaborativas y promover la práctica autorreflexiva.

Asimismo, la formación continua como parte del proceso de aprendizaje a lo largo de la vida debe ser contextualizada, relevante y actualizada; en ese sentido, su oferta debe adaptarse a los cambios de paradigmas resultado de la pandemia en torno a la educación, al aprendizaje y a las relaciones entre los miembros de la comunidad escolar.

Es esencial abordar este tema desde una perspectiva sistémica considerando los derechos profesionales docentes y la normatividad vigente. El sistema educativo debe generar y comunicar los apoyos necesarios para el crecimiento profesional de docentes y directivos de manera articulada entre los niveles federal y estatal y migrar del centralismo actual a una mayor autonomía en las entidades. Los mecanismos actuales de admisión, reconocimiento, promoción y cambio de adscripción deben ser más eficaces, transparentes y de fácil acceso, sobre todo para despejar dudas y hacer reclamos.

 Lograr que el sistema educativo garantice los derechos profesionales de docentes y directivos, se tracen políticas públicas acordes –acompañadas del presupuesto necesario, y que se mejoren los mecanismos de participación, diálogo y escucha, redundará no sólo en el crecimiento profesional de las y los maestros, sino en beneficio del derecho a aprender de niñas, niños y jóvenes así como de la mejora del sistema educativo en su conjunto.

La encuesta puede ser consultada en: https://iieg.gob.mx/ns/wp-content/uploads/2021/07/Resultados_EncuestaTrayectoriasDocentes.pdf?fbclid=IwAR1M-_le0Dg7cp3IWUt_j4JEGZ9JL5fWRm-oS8HtKReetSeGTBpo51y6REc

 

Comparte...

Sobre Pluma invitada

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.