Archivo de Etiquetas: manuel gil antón

¿Fierros educativos para andar derecho?

manuel-gil-anton

Entre nosotros, un mezcal del bueno. En Oaxaca se acercaba la noche. Con calma y sencillez, el profesor Silvino Villarreal me dijo: maestro, creo que uno de los asuntos que más importa atender para lograr una transformación educativa a fondo es hacernos cargo que necesitamos deshacernos de la “ortopedia didáctica”. ¿Qué es eso, profe? Mire: llega un profesor, digamos de tercero, y entra a su salón. Va a su escritorio, acomoda sus libros y saca la guía escolar: sabe que toca el tema del uso del infinitivo. Indica a los alumnos que abran su guía escolar en la misma página que tiene a la vista, la 22. En ella se establece que intercambien sus tareas con el compañero de al lado, y el maestro así lo dispone. Luego, de acuerdo con lo previsto y programado, les dice que vayan al libro en la parte en que se explica cómo ha de emplearse el infinitivo en el caso de los reglamentos. Cuando ya todos lo han abierto, organiza —como se estipula en el instructivo— una sesión de lectura en voz alta. ¿Se da cuenta? El docente utiliza los libros de texto y las guías como verdaderos instrumentos ortopédicos sin los cuales no se puede mover pedagógicamente en su aula.

Leer más »

La voz de la UNAM: ¡ya basta!

manuel-gil-anton

Eran miles. No era un miércoles cualquiera. Dos días antes, el tres de septiembre, la manifestación pacífica de estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), Campus Azcapotzalco, fue agredida por un grupo de golpeadores de manera salvaje. Las imágenes que vimos no dejan lugar a duda: iban por ellos.

Leer más »

Arroz y evaluación

manuel-gil-anton

En un país, otro y lejano, el Ministerio del Arroz (MA) decidió, dada la importancia de ese alimento en la dieta de los ciudadanos, no dejar que cualquiera, carente de certificación, lo cocinara. Para no ser juez y parte, modificó las leyes y conformó el Instituto Nacional para la Evaluación de la Elaboración del Arroz (INEEA), totalmente autónomo.

Leer más »

Los profesores de tiempo repleto: Tan lejos del SNI y las becas, tan cerca de la precariedad

manuel-gil-anton

El 12 de julio de 2018, en el contexto del Seminario: Mercados, Privatización y Gestión en la Educación Superior en México, organizado en la UAM-Xochimilco por el Cuerpo Académico: Estrategias y Desempeño de las Organizaciones, la Maestría en Desarrollo y Planeación de la Educación y el Departamento de Producción Económica, expuse una serie de reflexiones sobre el tema: Configuración y retos de la profesión académica en México: condiciones de los profesores por hora, envejecimiento, retiro y jubilación.

Leer más »

¿Hay proyecto educativo?

manuel-gil-anton

Ojalá. Esta palabra brota al reconocer que, a ciencia cierta, se ignora si hay algo que sería deseable que existiera. Tanto para conocerlo, como para estar en condiciones de sugerir cursos de acción alternativos con base en la crítica, no estaría de más que los ejes centrales de la propuesta en torno a la educación del próximo gobierno estuvieran claros.

Leer más »

¿Camino al pupitre?

manuel-gil-anton

Que haya más lugares para que muchos más, o todos sin excepción, tengan oportunidad de asistir a una institución de educación superior, es una propuesta tan importante que debe ser considerada sin eludir la complejidad que implica. En primer lugar, es preciso delimitar lo que hay que entender por educación superior y, en su caso, innovar en lo que esta aspiración conlleva.

Leer más »

Más allá de la reforma educativa

manuel-gil-anton

El nuevo gobierno, en estos meses, haría bien en no expresar propuestas deshilvanadas. Tiene una gran oportunidad de hacer lo contrario a lo que sucedió: escuchar. Sí, y a los verdaderos especialistas en esta dimensión de la vida social: las mejores maestras y profesores que tiene el país. Menos parloteo y más silencio para oír a los que saben. A los que, con gran desprecio, ignoraron los señores que creían saberlo todo desde su apabullante soberbia. Es tiempo de escucharlos para fincar la transformación en suelo firme. Hay tiempo.

Leer más »

Mañana hay clases

manuel-gil-anton

¿Cómo, clases en domingo? Sí. El país será una escuela enorme desde temprano. Millones de compatriotas abrirán, recién amanecido el mes de julio, millares de espacios: pondrán mesas y otros enseres para que nosotros, acompañados de los nuestros, o a solas, asistamos al mismo tiempo a recibir una lección y contribuir con ella. Es día hábil para ejercer nuestro derecho a votar, lo cual combina, entretejidas, la enseñanza y el recreo; la seriedad y la alegría; la decisión personal y la incertidumbre por el sentido mayoritario de las opciones del conjunto.

Leer más »

En buena hora

manuel-gil-anton

Los libros pueden abrir o cerrar ventanas. Dejar pasar la luz y que la mirada se extienda más allá de los linderos de nuestra particular manera de ver las cosas o contribuir a la oscuridad ensimismada, a la penumbra desde la que se definen los límites del mundo, equivalentes a la pequeñez de los prejuicios. Liberan o amarran. Cuartillas para volar o páginas que aplastan.

Leer más »

Meade: quien bien te quiere, te hará llorar

manuel-gil-anton

En su momento, creí haber oído mal: escuchaba por la radio, de regreso del trabajo, el tercer debate de los candidatos a la Presidencia de la República, que fue en Mérida y, para más señas, el 12 de junio del 2018. Recuerdo: estaban en el tema de la educación. Ricardo Anaya expuso que la Reforma Educativa no tiene problema de concepción —faltaba más: fue uno de sus progenitores y la aprobó con entusiasmo—, sino de implementación. Es buena, pero los del PRI la han echado a perder al ponerla en práctica mal. Propuso llevarla a cabo de manera correcta, y dijo, como acostumbra y ya enfada, “con toda claridad”, que lo haría de la mano de las y los maestros de México. Ergo, su dicho es falso, pues, desde el origen, la reforma acusó al magisterio de los decientes resultados del aprendizaje en la escuela mexicana. Como señaló un día: en política, y por ende en política educativa, no se cometen errores; hay solo una equivocación, y lo demás son consecuencias.

Leer más »