Archivo del Autor: Manuel Gil Antón

¿Secretaría de Aviación Pública?

manuel-gil-anton

El lunes 25 de enero, el secretario de Educación dio a conocer el Plan Escuela al Centro. Gran cobertura, en el contexto de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) y la Biblioteca de la escuela Benito Juárez, ámbito excepcional por sus instalaciones, preparada, siempre, para la foto.

Leer más »

Usted perdone: estamos aprendiendo

manuel-gil-anton

En educación, 2016 será intenso: la SEP anunció iniciativas que merecen atención de todos, especialmente del magisterio, el actor ausente, a tres años aún, del diseño y ejecución de los cambios. Han sido concebidos como materia inerte, y moldeable, sobre la que las autoridades experimentan sin evidencia que asegure la idoneidad educativa de sus acciones. No ha prevalecido la racionalidad técnica y sus tiempos de maduración, sino la premura derivada de un conjunto de leyes mal elaboradas.

Leer más »

La SEP y ‘El jardinero fiel’

manuel-gil-anton

¿Qué tiene que ver la película inglesa (2005), con base en una novela de John Le Carre, y la evaluación del desempeño docente que llevó a cabo la SEP en 2015 a más de cien mil docentes en el país? Salvando las enormes distancias, hay un hilo que las une.

Leer más »

La escuela de Tejas

manuel-gil-anton

Ligeros de equipaje, dice la nota, el 30 de octubre llegaron a la ciudad de México los niños cantores mixes, luego de un viaje de varias horas desde su comunidad, Tejas, ubicada en el municipio serrano de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca. No venían deoquis, hermoso mexicanismo que significa de balde o en vano. Nada de eso: su encomienda era cantar el Himno Nacional en la inauguración del Gran Premio de México de la Fórmula 1 que retornaba, luego de muchos años, a nuestro país.

Leer más »

Sojuzgar

manuel-gil-anton

La mirada severa. Tono de voz que procura firmeza en el mensaje monocorde: el que no se presente a la evaluación para la permanencia será separado del servicio. Es la ley. La reforma educativa no tiene vuelta atrás. Si no pasa el examen conservará el trabajo, no se preocupe. El asunto es que se apersone, en la sede que indica el oficio, a la hora debida. Lo que importa es que se ajuste a lo estipulado. Presentarse, obedecer, formarse en la fila, someterse: entrar a la maquinaria sin fin de la desconfianza para que demuestre, cada tanto, lo contrario. Sin un nivel adecuado a la primera, permanecerá en las aulas, pierda cuidado. Tendrá una marca en la frente nada más: “insuficiente”, que se borra a través de la capacitación que le daremos para que, a la que sigue, ya pase. O a la otra.

Leer más »

INEE: tiempo de definiciones

manuel-gil-anton

Ver para creer. Oír para comprobar que se puede desbaratar lo que no tiene repuesto: su credibilidad. Asombro entre los que escuchaban atentos. Por propia voz de quienes integran la Junta de Gobierno del INEE, fuimos enterados que la evaluación a la que fueron sometidos los y las profesoras para valorar su desempeño no cumplió cabalmente con los principios que deben ser cimiento de todo proceso de valoración de una tarea tan compleja. Esos rasgos los enunciaron previamente al relato de lo sucedido. Señalaron que debería ser formativa, y no punitiva, pero eso no es responsabilidad nuestra, sino de las autoridades.

Leer más »

Los filos de la desigualdad

manuel-gil-anton

El Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea), evaluación que se aplicó en junio de este año a una muestra nacional de alumnos al final de la primaria (104 mil) y la secundaria (144 mil), informa al respecto del logro de aprendizajes esenciales al final de cada ciclo: es decir, lo que hay que haber aprendido para seguir aprendiendo. La elaboran el INEE y la SEP, y tiene dos modalidades: la referida al Sistema Educativo Nacional (SES), y la que se aproxima al logro en los centros escolares. ¿Qué se halló con respecto al SES? ¿Qué nos advierte del conjunto y la diversidad?

Leer más »

Son escuelas, no enseñaderos

manuel-gil-anton

Repetir sin cesar. Así lo recomiendan los expertos. Ritornelo, estribillo o cantinela: reiterar y recio, como éxito de banda en microbús. En cada ocasión que puede, el secretario de Educación vuelve al slogan: “Antes, la escuela estaba al servicio del sistema; hoy, gracias a la reforma educativa, el sistema está al servicio de la escuela”.

Leer más »

El cónclave

manuel-gil-anton

Es 1492, los cardenales electores están confinados. Rodrigo Borgia busca ocupar la Silla de San Pedro. No tiene los votos suficientes. De acuerdo con su hijo, César, rompe el sigilo obligado. A través de palomas mensajeras, imparte instrucciones: comprar votos a cambio de prebendas o silencios y amenazas. Los interfectos se enteran de las proposiciones: oro u olvido. En la siguiente ronda, aún no alcanza los votos suficientes. Más mensajes, actividad febril fuera del recinto. Hasta que el Cardenal Borgia es elegido. Humo blanco: habemus papam. Así inicia la serie Los Borgia y, salvando todas las distancias, enormes en ciertos aspectos y no tanto en otros, pienso en el actual proceso de sucesión en la UNAM.

Leer más »