Difieren especialistas ante propuesta de crear cinco regiones educativas en el país

Comparte...

conaedu-nuñoReacciones diversas provocó en especialistas en el tema educativo la propuesta de Aurelio Nuño, Secretario de Educación Pública, de dividir al país en cinco regiones educativas, a fin de que exista una mayor coordinación entre los sistemas locales y el Federal.

Entrevistados, de manera separada, por Educación Futura, los especialistas tuvieron distintas reacciones: Imanol Ordorika consideró la propuesta como una «ocurrencia»; para Marco Fernández, más que dividir al país en zonas, es importante hacer corresponsables a los estados de la operación de sus sistemas educativos; mientras que Pedro Flores consideró acertado escuchar a los estados.

La propuesta de Nuño contempla que la zona Noroeste se integre por los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa y Sonora. La zona Noreste contempla a: Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí y Tamaulipas. La tercera zona es la Occidente, que abarcaría: Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Querétaro y Zacatecas.

Mientras tanto, la zona Centro contempla: el Distrito Federal, Estado de México, Hidalgo, Puebla, Morelos y Tlaxcala. Mientras que la zona Sur-Sureste: incluirá a los estados de Campeche, Chipas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Imanol Ordorika

Imanol Ordorika

 Son ocurrencias: Ordorika

«La verdad, me parece que son puras ocurrencias, o sea no tienen idea de que es lo que quieren hacer y salen con una propuesta organizativa de dividir el país en 5 regiones educativas», opinó Imanol Ordorika, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

«Y con una cosa de que el secretario va a estar cerca de los niños, de las mamás de los niños, de los maestros y de los gobernadores, ¿cerca para qué, para hacer qué, qué es lo que quieren hacer con la educación?».

«La parte de la reforma, a lo que ellos llaman reforma, las medidas que han planteado, están en ejecución y se llevan a cabo en el INEE y a partir de la SEP, a nivel nacional, no hace falta que organice las cinco regiones educativas, entonces yo lo veo así, que son ideas pensadas a la mitad para tener algo que decir y que no corresponda realmente a ningún elemento de contenido profundo», afirmó el Director General de Evaluación Institucional, de la UNAM.

«Siguen sin decrinos que van a hacer con la educación, no como se van a organizar los burócratas educativos, cuál es el proyecto educativo del país y sustituyen eso con una ocurrencia de organizarse en cinco grandes regiones, a las cuales no se les ve ningún sentido de fondo, ninguna proyección, ninguna idea más que esta que va a estar más cerca de los actores educativos de México».

Marco Fernández

Marco Fernández

Más que dividir al país en zonas, hay que hacer corresponsables a los estados: Marco Fernández

A reserva de conocer más detalles sobre la propuesta realizada por Aurelio Nuño, el investigador Marco Fernández,  explicó «a mi lo que me preocupa, más que dividir al país en zonas, es encontrar la forma de hacer corresponsables a los estados, de la operación de sus sistemas educativos».

«La reforma educativa ha consolidado la influencia sobre la política educativa, de la autoridad central, tanto a través de la SEP, el INEE, con eso se crean condiciones, o los incentivos, para tratar de diluir la responsabilidad de los estados, de los gobernadores sobre la operación de sus sistemas educativos, y yo creo que eso es lo que tenemos que estar, realmente, viendo como transformar, como crear, mecanismos de coordinación en donde verdaderamente haya una corresponsabilidad».

El  investigador asociado de México Evalúa y Profesor de la Escuela de Gobierno y Política Pública del Tecnológico de Monterrey, ejemplifica la influencia de la autoridad central con la inversión en infraestructura educativa, «prácticamente la mayor parte de se financia con transferencias federales y ahora se busca financiar con dinero logrado a través de los bonos, pero garantizado con transferencias federales».

«A mi me preocupa, con franqueza, una expresión del secretario, recientemente, diciendo que el centro de la reforma educativa son los maestros, el centro deberían de ser los niños y jóvenes, estudiantes, si colaborar con los maestros y la escuela, pero el propósito es mejorar la educación de los estudiantes, no se hizo una reforma educativa para los maestros, se hizo para mejorar la formación de los maestros, con el fin último de mejorar la calidad de la educación, de sus estudiantes».

pedro-flores4Es acertado escuchar a los estados: Pedro Flores

Como acertada, califica Pedro Flores Crespo la medida anunciada por Nuño, en el sentido de «escuchar a los estados en su problemática educativa», aunque no es algo nuevo, reconoce el académico de la Universidad Autónoma de Querétaro, para eso se crearon órganos como el Consejo Nacional de Autoridades Educativas (Conaedu) y advierte que el diálogo no debe quedarse en la reforma porque «es un objetivo limitado».

«No  me gusta lo que dice el secretario, que quiere que la Secretaría de Educación vaya físicamente a los últimos puntos de la geografía nacional y que en cada rincón pueda conocer las dificultades, no es llevar la SEP, creo que ahí se revela una visión centralista, un tanto paternal».

Desde el punto de vista del doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de York, se debe escuchar a los estados en condiciones de respeto y  de igualdad, porque «los estados no son menores de edad, tienen capacidades, gente experta, tienen, algunos, no todos, sociedad civil que de una u otra manera esta informada, es crítica».

«Estoy de acuerdo que se conforme un esquema de gobernabilidad plural, federal o federalista con base en el diálogo, a eso hay que apostarle y hay que esperar que lo hagan bien».

 

 

Comparte...

Sobre Verónica Garduño

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.