La Escuela como institución generadora de experiencias de aprendizaje

Comparte...

De acuerdo con Otmara González (1994) en su libro el Enfoque histórico cultural como fundamento de una concepción educativa, menciona que «el currículo constituye un proyecto sistematizado de formación y un proceso de realización a través de una serie estructurada y ordenada de contenidos y experiencias de aprendizaje…».

Por su parte, Good Carter (1973) en su Dictionary of Education define las experiencias de aprendizaje como “toda actividad intencional, que tiene como propósito provocar aprendizaje significativo y demostrable en el alumno”.

En este mismo sentido, Antoni Ballester (2002) en su ejemplar Aprendizaje significativo en la práctica destaca y explica algunos elementos a considerar como parte de este tipo de aprendizaje:

  • El trabajo abierto
  • La motivación
  • El medio
  • La creatividad
  • El mapa conceptual
  • La adaptación curricular

Además, Frida Díaz Barriga (2007) en su obra Estrategias docentes para un aprendizaje significativo integra un esquema en el cual se incluyen algunos elementos sobre ¿qué han de saber y saber hacer los profesores? como se muestra a continuación:

111

Las experiencias de aprendizaje son sin duda momentos diseñados por el docente que permiten al estudiante integrar conocimientos, habilidades, así como actitudes y valores de manera que le sean significativos, es decir, que le ayudan a vincular sus conocimientos previos para la adquisición de otros que también serán importantes.

Estas experiencias no solamente se pueden y deben realizar dentro del salón de clase, es decir, se lleva acabo cuando el docente modifica su aula con materiales novedosos o implementa recursos tecnológicos que invitan al interés y la motivación de sus estudiantes desde la curiosidad, el desafío intelectual y el reto por lograr lo planteado, así mismo, se pueden desarrollar haciendo uso de las canchas deportivas con actividades lúdicas, desarrollo de proyectos, investigaciones, demostraciones, hasta la visita a espacios histórico – culturales, oficinas, teatros o contextos naturales relacionados con el tema revisado en clase.

Es muy importante que consideremos la importancia de las experiencias a desarrollar por parte de los estudiantes, pues éstas quedarán grabadas a lo largo de su vida y le permitirán tener un panorama complementario a los conocimientos sugeridos en el libro de texto, así como una mayor integración con sus compañeros, fortalecerán el papel del profesor como orientador y guía, además de su reconocimiento a los espacios educativos dentro y fuera del salón de clase.

Finalmente, invito a los formadores de maestros, docentes en formación así como a los profesores nóveles y de experiencia a ser conscientes de su importancia y diseñar experiencias de aprendizaje recogiendo elementos de interés de sus estudiantes, además de realizar acciones colaborativas con colegas del mismo grado escolar para su implementación.

Referencias bibliográficas

Ballester, Antoni (2002). Seminario de aprendizaje significativo. El aprendizaje significativo en la práctica. Cómo hacer el aprendizaje significativo en el aula.

Frida Díaz Barriga (2007). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista. México. Mc Graw-Hill interamericana.

González, Otmara. (1991). El enfoque histórico cultural como fundamento de una concepción pedagógica. Tendencias Pedagógicas Contemporáneas. Colectivo de autores. Universidad de La Habana. CEPES. Ciudad de La Habana.

Good Carter (1973) en su Dictionary of Education.    New York, USA. McGraw-Hill.

Comparte...

Sobre Ramón Solórzano Robledo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.