VISIÓN

Ratificamos nuestro compromiso con el periodismo de calidad y de interés público.

Hoy, como cuando iniciamos el debate, ratificamos de la mano del gran economista estadunidense John Keneth Galbraith -cuando nos habló del futuro de México-, nuestra convicción indeclinable de que el desarrollo del país y la creación de nuevas oportunidades para nuestros niños dependen, fundamentalmente, de una mejor educación; escuelas bien equipadas y maestros que ejerzan su profesión en libertad; tecnologías de la información cuyo uso eficiente dependa, no de los fierros, sino de los contenidos; programas computacionales con objetos de aprendizaje verdaderamente útiles e interactivos; universidades de calidad; aprendizaje a distancia y competencias que nos permitan, en definitiva, acabar con la vergüenza educativa en la que aún estamos, pero de la que, sin duda, podremos salir adelante.

Un comentario

  1. avatar

    La importancia del cambio real hace falta desde la perspectiva de reflexión hacia el cambio de conducta como ser humano hacia la educación comprometedora que a la larga hará y conforme se avance habrá una realidad, pero sin tener al olvido los rincones del país que también tienen el derecho a la educación.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*