Archivo de Etiquetas: manuel gil antón

Una propuesta al señor presidente

manuel-gil-anton

Licenciado López Obrador: compartimos su interés por la historia de México. Nos hemos enterado de la iniciativa quepresentará para que los días de descanso obligatorio establecidos, por ser conmemoración de hechos relevantes de nuestro pasado, ocurran en la fecha exacta.

Leer más »

¿DE LA SEP A LA SEA?

manuel-gil-anton

El 3 de octubre de 2021, la Secretaría de Educación Pública cumplirá un siglo de haber sido fundada. El tercer día del octubre de 1921, en el Diario Oficial de la Federación, se publicó el decreto de creación de la institución que ha coordinado, de maneras variadas, contradictorias incluso, pero siempre importantes, los empeños educativos del país. Seguro se harán muchas celebraciones, seminarios, estudios y libros. ¿Será baladí preguntarnos si se seguirá llamando así, o no llegará con el mismo nombre al centenario?

Leer más »

Sobre la pedagogía negligente

manuel-gil-anton

Como otro riel de una vía férrea que lleva al desbarrancadero, a la lógica de aterrar para asegurar la calidad del aprendizaje le sigue, en paralelo, la dejadez en el vínculo educativo: todo se vale, lo que digas sobre las ideas de un autor está bien porque hay que respetar lo que dices dado que tienes derecho a decirlo (aunque no lo hayas leído).

Leer más »

Luz, sombra y oscuridad

manuel-gil-anton

stas tres palabras permiten ensayar una síntesis, preliminar, de lo ocurrido en materia educativa durante el primer año del gobierno. Luz: siempre será mejor rumbo, para transformar los procesos educativos, el que se finca en la formación de profesionales de la educación, que el orientado a evaluarlos sin cesar, mal y de prisa, que nos trajo a peor traer durante los seis años previos.  Enhorabuena que, merced a la participación de distintas corrientes políticas en el ámbito legislativo, y mas allá de sus linderos, se puedo mejorar – mucho – la descuidada iniciativa  que el grupo que coordina el Maestro Moctezuma le presentó al Presidente para que enviara al congreso. 

Leer más »

La pedagogía del terror

manuel-gil-anton

Era 1984. Asistíamos a la bienvenida en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. En el grupo al que me asocié no más los vi – luego llamado el Bronx – había ilusión, ganas de aprender y alegría de haber podido entrar a la maestría. 

Leer más »

Docentes de plastilina

manuel-gil-anton

El Ogro Pedagógico persiste en sus convicciones. Pasan sexenios, reformas, secretarios y legislaturas sin que se advierta la continuidad de sus creencias. Ahí está, obcecado. Y manda sin hacer demasiado esfuerzo, aunque a veces, no pocas, su andar torpe aplaste a muchos y derrumbe edificios: daños colaterales.

Leer más »

La escuela exhausta

manuel-gil-anton

Para Manolo: echando en falta su generosa mirada. En las sobremesas, luego de la letanía de las desgracias del país que se profiere, no falta una frase, final y lapidaria : “todo es cuestión de educación”. Basta y sobra este lugar común (percepción inútil generalizada) para cerrar el tema. Como es frecuente que por educación se entienda a la formación escolar, se puede hacer un parangón: todo es responsabilidad de la escuela. Y así lo expresan las normas.

Leer más »

A favor del sindicato

manuel-gil-anton

No vivimos tiempos propicios para el matiz, y la distinción, entre el valor de algunas instituciones imprescindibles, y las malas prácticas —es más— barbaridades y delitos cometidos a su amparo y en su nombre. Como hubo malos usos y peores costumbres impulsados desde ellas, y de no poca monta, corremos el riesgo de ignorar su importancia como formas de organización social, colectivas, para, por ejemplo, poner límites al avasallamiento del dinero, o a la desmesura en el uso del poder por parte de quienes, elegidos por nosotros, lo detentan.

Leer más »

Contra el mérito

manuel-gil-anton

¿Quién puede estar en contra del mérito? Es ya eje del sentido común en nuestro tiempo. A mi juicio, es imprescindible ponerlo en cuestión. Desde hace cerca de 40 años, en el medio educativo mexicano (y otros espacios sociales) se ha instalado una concepción que corroe sus cimientos. Se trata del Individualismo-Meritocrático-Competitivo, (IMC). A mediados de los ochenta, un grupo de científicos solicitaron auxilio porque el valor adquisitivo de sus ingresos se habían derrumbado como efecto de la crisis. El resultado no fue un aumento por la vía salarial, sino el empleo de Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC).

Leer más »