El SNTE… ¿en crisis?

Comparte...

Recuerdo que en los festejos de los setenta años de la fundación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), un grupo de jóvenes maestros adheridos a dicho Sindicato, me invitaron para que diera una charla sobre el Sindicalismo en México y Tlaxcala; invitación que desde luego acepté con mucho gusto dados los estudios que he realizado sobre este tema, así como también, por el entusiasmo que percibí en cada uno de los profesores, cuyas ansias por conocer un poco sobre la historia de esta institución, me convencieron.

snte-origenesLlegado el día, recuerdo haber hablado sobre los orígenes del SNTE, mismo que, como sabemos, se derivó de un importante movimiento social y revolucionario cuya base se encontraba en la exigencia de una justicia hacia los trabajadores que, a diestra y siniestra, fueron explotados y humillados por unos cuantos empresarios. El tema de las organizaciones sindicales como la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM, 1918) y, posteriormente, la Confederación de Trabajadores de México (CTM, 1936), tuvieron que abordarse dado que éstas aglutinaban a grupos de maestros de varias entidades de la República Mexicana, destacando entre ellos a Vicente Lombardo Toledano, quien fue el organizador de la primera Liga de Profesores del Distrito Federal en 1920.

Asimismo, el tema de las organizaciones sindicales que integraban a maestros entre sus filas y que fueron cobrando auge entre 1920 y 1940 no se hizo esperar. Hablamos un poco de la Confederación Nacional de Organizaciones Magisteriales (CNOM), la Confederación Mexicana de Maestros (CMM), el Frente Único Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (FUNTE), el Sindicato Único de Trabajadores de la Enseñanza Superior Campesina (SUTESC), la Confederación Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (CNTE), la Unión Nacional de Encauzadores Técnicos de la Enseñanza (UNETE), entre otras tantas más que por falta de espacio no aludo en estos momentos pero que, me permitió contextualizar el surgimiento del SNTE en el año de 1943.

De esta forma pude hacerles saber, que el ex Presidente Manuel Ávila Camacho, en pro de la Unidad Nacional, convocó precisamente a esta serie de “pequeños sindicatos” con el propósito de conformar uno solo que aglutinara a todos los maestros esparcidos en el territorio mexicano; para ello, el comité de Unificación Magisterial, fue fundamental para consolidar la visión del Presidente en turno.

carlos-jongitud

Carlos Jongitud Barrios

Así pues, una vez que se dio la toma de nota al SNTE, y de su incipiente organización, con el paso de tiempo fue posicionándose, más por una mera presencia política que por la defensa de los derechos de los trabajadores de la educación. De esta forma, comenté un poco sobre los diversos personajes que han estado al frente de tal institución, ampliando dichos comentarios cuando uno de sus líderes Carlos Jongitud Barrios, aparecía en escena o, bien, la propia Elba Esther Gordillo Morales, ex dirigente vitalicia que dio mucho de qué hablar en varios momentos; en fin una serie de personajes que sin duda, marcaron los destinos de ese sindicato, conocido en México y en el mundo, como el más grande de América Latina.

La charla sin lugar a dudas fue de los más interesante y enriquecedora, de hecho, la traigo a colación en estos momentos para abordar lo que, desde mi perspectiva, he denominado una transformación sindical “impasible” que ha llevado a enfrentar al propio Juan Díaz de la Torre y a esta organización, una crisis de legitimidad y credibilidad importante dentro y fuera del magisterio.

Para nadie es desconocido que, después de la “detención” de la profesora Gordillo, la disputa por la dirigencia nacional fue férrea y, como resultado de esa penosa y lamentable situación, el maestro Díaz tomó las riendas del Sindicato. Curioso fue observar cómo cobró forma y sentido aquello que a la letra dice “Muera el Rey, Viva el Rey”, dado que muchos de aquellos “personajes” que se vieron beneficiados por la ex dirigente, simple y sencillamente guardaron silencio, salvo Jorge Castañeda, quien públicamente, reconoció – y sigue reconociendo – su amistad con la maestra Gordillo.

Pero, ¿por qué afirmo que tal institución padece una crisis de legitimidad y credibilidad importante? Porque a raíz del encarcelamiento de Elba Esther, de lo que ciertas organizaciones como Mexicanos Primero, de los resultados de algunos investigadores, y lo que Chuayffet y el propio Nuño han vociferado a los cuatro vientos, el SNTE es más conocido por la serie de vicios y corruptelas en varios ámbitos que por la defensa de los trabajadores que están –a fuerza– adheridos a éste. Indudablemente que tales cuestiones han perjudicado en demasía a esta organización, sin embargo, ésta no los ha sabido procesar y mucho menos, contrarrestar.

nuño-diazNo obstante lo anterior, esa falta de legitimidad y credibilidad no se la ha ganado por mérito propio, muchos Gobernadores, Secretarios de Educación, políticos, y demás personajes han colaborado en ello. Vaya, la SEP, tal y como lo ha afirmado una y otra vez Carlos Ornelas, no fue colonizada por este Sindicato, ésta fue parcialmente cedida dadas la negociaciones políticas que, con ciertos gobiernos federales, se concretaron. Por ello es que coincido plenamente con Manuel Gil Antón en cuanto a que nunca ha existido una “colonización sindical”, repito, ceder ciertas plazas, fue resultado de negociaciones políticas de primer orden y que fueron aceptadas por ambas partes.

Bien dice el dicho que “la culpa no la tiene el indio sino el que lo hace compadre” y, sin irme muy lejos, de esto no se ha hablado mucho que digamos. Esa relación perversa y poco entendible, como la que ahora observamos, es lo que produce ese hastío hacia las instituciones. Ni la SEP goza de una simpatía generaliza, ni el SNTE goza de la credibilidad entre sus agremiados.

Lamentable panorama para una organización que, después de llegar a la cúspide con el gobierno de Fox y Calderón, los hechos anuncian su caída libre.

¿Puede hacer algo? Desde luego, volver a su origen: la defensa de los derechos de sus agremiados. Propuesta simple pero que está cargada de reflexión si consideramos que un sindicato “defiende” los abusos de la autoridad y no muestra una doble cara… ¿o acaso expresar que apoya con todo la Reforma Educativa y estar contra de los despidos de más de 3000 maestros no conforma mi dicho? En fin, tiempo al tiempo.

 

Docente en Escuelas Normales en Tlaxcala
Twitter: @Lalocoche
Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Abelardo Carro Nava

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*