¿Reapertura de la Normal Rural Luis Villarreal del Mexe Hidalgo?

Comparte...

Alejandro Moreno

La existencia de las Normales Rurales en México, como la Normal “Luis Villarreal” del Mexe Hidalgo, son el resultado de un proceso de luchas, tensiones y negociaciones intergeneracionales de estudiantes que se escolarizan en sus lógicas contestatarias adscritas a la ideología que introduce el entonces presidente Lázaro Cárdenas del Rio (1934-1940), que empapa de una clara directriz socialista a la educación en México de ese periodo.

La filosofía detrás de las Normales Rurales era emblemática del nuevo orden revolucionario: terminar con la rigidez de la estructura social porfirista e implementó los principios de justicia social delineados en la Constitución de 1917, mientras que se hacía del pueblo mexicano una sociedad moderna. (Imagendelgolfo, 2008), (López, Steimberg, & Tenti, 2008).

La orientación socialista de la educación Mexicana que se vivió en la década de los treinta, permaneció arraigada en el Normalismo Rural, que pugnó por socializar los medios de producción y por luchar contra el analfabetismo, el alcoholismo, la superstición además del “fanatismo religioso”. Con su “socialismo a la mexicana”.

El presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940) desde su campaña presidencial, había delimitado el Perfil del maestro de la educación socialista, desde donde se concibe al maestro como revolucionario, líder social, consejero, orientador, que no sólo se aboca a enseñar a leer y a escribir, sino muestra también al proletariado la manera de vivir y convivir mejor, de crear una existencia más humana y más justa.

Bajo ese esquema, se construye una visión normalista, de la que sus escolarizados van a impregnarse del mundo y las relaciones económicas de producción, que fuerza un tipo peculiar de comunicación con las autoridades en turno en la esfera Municipal, Estatal y Federal, para conseguir sus demandas, que las más de las veces, tienen que ver con el aumento de lugares, para que más estudiantes de origen humilde tuvieran la oportunidad de estudiar la carrera de Profesor Rural y más recientemente de Licenciados en alguna rama acorde, la mayoría de las veces con la educación que se imparte a Nivel Básico. 

Los encuentros y desencuentros con los gobernantes, implicaron la interrupción del desarrollo esperable del flujo de productos y servicios que dependen de los medios terrestres de comunicación, por donde se transportan los insumos o mercancías usados en el comercio de bienes y servicios. La práctica común de cierre de carreteras y la disminución de la tolerancia de los distintos niveles de gobierno en turno, que tienen la encomienda de administrar los flujos con esperable regularidad, desembocó en una decisión política de declarar su receso el 8 de diciembre de 2003, previas condiciones que tuvieron diversos argumentos como la detención de granaderos por la comunidad y exhibición de los mismos en la Plaza Cívica del Municipio de Francisco I. Madero en el Estado de Hidalgo el 19 de febrero de 2000 (Camacho C. , 2008).

Las voces a favor y en contra de la decisión del  llamado “receso” al que fue declarado la Normal, se pronunciaban de acuerdo a los intereses de algunos actores con el poder de tomar decisiones, basados en el supuesto de construcción histórica que se  reavivó a partir de 1934, de que las Normales Rurales se construían como “Escuelas del diablo, apátridas, viveros de líderes «rojillos», bastiones comunistas (Ortíz & Camacho, 2017),  practicantes de inmoralidades” (Coll, 2015). “Estudiantes revoltosos, jóvenes holgazanes, instituciones que pertenecen al mundo de ayer”   (Padilla, 2009, pág. 85) y últimamente con el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa Guerrero, se quedó también el mote de espacios donde el narcotráfico se ha infiltrado para abastecerse de elementos para la comercialización y distribución de drogas. (Rojas, 2016, pág. 29)

El segmento que mantenía otro tipo de relación con la Normal del Mexe, no recibió la decisión con agrado, principalmente los egresados de la casa de estudios. Para dar cause a su postura de desacuerdo, desarrollaron una serie de mecanismos de resistencia que permanecieron hasta que encontraron la escucha del hoy presidente de la República: Andrés Manuel López Obrador, cuando aún era candidato. Este actor político, retomó la bandera de la reapertura del Mexe para ganar la simpatía y el voto del segmento que había sido golpeado con la decisión del cierre. 

La supuesta “reapertura”, ha pasado por un sinnúmero de sin sentidos por la administración Federal actual, que en el supuesto se le encargó al entonces Secretario de Educación Pública Esteban Moctezuma Barragán  y en su lugar se asienta una Universidad para el Bienestar Benito Juárez (UBBJ), con la Licenciatura de “Formación Docente: Patrimonio Histórico y Cultural de México”, que pretendía insertarse como continuidad institucional de la Normal. Arbitrariamente, sus lógicas no tienen semejanza en dos dimensiones fundamentales: a) no ofrece internado con servicios asistenciales y b) no ha logrado construir un sistema de autogobierno estudiantil con impacto Estatal ni mucho menos Nacional.

La figura mítica del General Cárdenas es un símbolo polivalente, forma parte de discursos ideológicos y de oposición. El cardenismo representa una de las corrientes políticas con más fuerza en el México contemporáneo, porque formó parte del poder y de la oposición, figura posicional quizá en la que coincide el actual jefe del ejecutivo, que lleva a cuestas la deuda que ha empeñado en la palabra al prometer la reapertura que fue emitida en repetidas ocasiones estando en campaña por el Estado de Hidalgo y en la República Mexicana. 

La importancia radica en la palabra emitida por el hoy presidente, justo por su triunfo en los comicios de 2018 con los mecanismos de elección democrática. La cosa no ha quedó allí, sino que en un evento público celebrado en la icónica ex hacienda del Mexe, lugar de las instalaciones de la Normal en cuestión, expresó el 18 de diciembre de 2018 (rmlgv, 2018) “Son compromisos que hicimos, el de abrir esta Escuela Normal Rural y se va abrir ésta sin cerrar ninguna escuela, al contrario, vamos a fortalecer todo el Sistema Educativo Nacional, es una nueva etapa, se queda atrás… se va al basurero de la historia la concepción de que la educación era un privilegio, no un derecho de nuestro pueblo. Estamos iniciando una etapa nueva del país, la Cuarta Transformación de la vida pública de México y es fundamental…  Aquí en este acto histórico de reapertura del Mexe ¡Me canso ganso! ¡Muchas gracias! ¡Que viva el Mexe! ¡Que viva la educación pública!, que viva Hidalgo! ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!” 

Lo cierto es que la Universidad para el Bienestar Benito Juárez, no logra llenar el vacío de la Normal Rural “Luis Villarreal”, de no reabrir una Institución con las lógicas mínimas de operación de la Normal, se quedará con el desencanto de aquellos que vieron en su llegada la concreción de la demanda del fortalecimiento del Normalismo Rural, que si bien, contribuye en cierta medida a la reproducción del modelo de hacer las cosas en  las lógicas de producción capitalista, significa también, abrir la posibilidad educativa para  la población que habita los lugares más alejados y que reciban una educación de calidad con profesores que comparten el mismo origen social y que pueden entender el contexto y realizar las adecuaciones pertinentes al currículo oficial o aquellos de cuño más democrático.

La reapertura de la Normal Rural “Luis Villarreal” ya, señor presidente!

Comparte...

Sobre Pluma invitada

Un comentario

  1. Aida Amezcua Gutiérrez

    Es decepcionante el resultado que ha dado la figura presidencial ante las expectativas sociales.
    Más allá de eso, la gente desea que se reabra la institución por lo menos como existía, cuando ya las necesidades y sistemas educativos del mundo han avanzado y dejado atrás esquemas como el que se trazó en las escuelas normales de hace casi ya un siglo.
    No basta abrir por abrir sea normal o universidad, su discurso sobre la transformación educativa es solo eso, palabras como las muchas que dice irresponsablemente y sin compromiso real alguno.
    Qué bueno que parte del legado de la Normal del Mexe se preocupe profundamente por el cambio en los rubros de enseñanza y aprendizaje y le dé fuerza y vida a la solución de problemáticas añejas que continúan sin avances.
    Felicidades Doctor, usted siempre escribiendo de una manera puntual e informada.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.