Condiciones básicas para enseñar y para aprender

Comparte...

 

Si se le encarga a un carpintero la fabricación de una mesa, necesita los conocimientos necesarios, materia prima, herramientas y un taller específico para elaborarla. Si un automóvil es llevado a un taller mecánico, para hacerle reparaciones el mecánico necesita nociones del auto, herramientas, refacciones y el espacio adecuado para hacerlo.

SALON DE CLASES EDUCACION BLURSi a un docente se le encarga desarrollar las competencias para la vida en sus alumnos, a lo largo de un ciclo escolar, también necesita conocimientos, materiales educativos, participación de alumnos y padres de familia, apoyo de sus autoridades, y las instalaciones adecuadas; sin embargo, la reforma se había concentrado en la evaluación docente, como elemento indispensable para elevar la calidad de la educación.

A continuación se presenta la mirada que faltaba. Subrayaremos otro conjunto de condiciones indispensables para los logros educativos, que no dependen (necesariamente) de las competencias de los docentes.

ECEA 2014

El 24 de noviembre de 2015 se presentaron los Primeros resultados de la Evaluación de Condiciones Básicas para la enseñanza y el aprendizaje (ECEA) 2014 /Primaria.  Una evaluación periódica cuatrianual que servirá para valorar las condiciones físicas de operación e infraestructura de las escuelas de educación básica.

ecea2La evaluación se realizó a una muestra aleatoria de 1,425 escuelas, correspondientes a 31 entidades federativas. Participaron 1,222  directores; 156 líderes CONAFE; 3,144 docentes de 4°, 5° y 6° grados; 58,587 estudiantes (de los grados mencionados); y 1,411 padres de familia.

Propósito de ECEA: Generar información útil para la toma de decisiones orientada a la mejora de las condiciones en las que operan las escuelas en el país.

Objetivo: Establecer la medida en que las escuelas de la educación obligatoria cuentan con las condiciones básicas para su operación y funcionamiento.

El marco básico de evaluación de las condiciones básicas quedó conformado por 68 condiciones, organizadas en 21 dimensiones, de 7 grandes ámbitos, que se mencionan a continuación:

  1. Infraestructura para el bienestar y aprendizaje de los estudiantes.
  2. Mobiliario y equipo básico para la enseñanza y el aprendizaje.
  3. Material de apoyo educativo.
  4. Personal que labora en las escuelas.
  5. Gestión del aprendizaje.
  6. Organización escolar.
  7. Convivencia escolar para el desarrollo personal y social.

Esta primera evaluación tiene representatividad para seis tipos de escuelas primarias:

  1. Generales multigrado
  2. Generales no multigrado
  3. Indígenas multigrado
  4. Indígenas no multigrado
  5. Comunitarias CONAFE
  6. Particulares o privadas

Imagen 1

Es importante reconocer que los diferentes tipos de escuela están asociados, de manera cercana, con las características políticas, económicas y sociales de las regiones. El mayor porcentaje pertenece a escuelas urbanas de tipo General no multigrado (46%) y están en zonas de marginalidad media, baja o muy baja. Mientras que las escuelas Comunitarias, Indígenas y Generales Multigrado (45%), están en zonas con niveles altos y muy altos de marginación.

A continuación se presenta un concentrado de las dimensiones más relevantes. Cabe mencionar que los indicadores corresponden a diferentes parámetros y escalas, pero que para sintetizarlos, se tomó como referencia el porcentaje nacional, ocupando los mejores resultados de cada planteamiento.

cuadro2

Lo deseable y lo posible

Es loable, incluso necesario, tener buenos deseos. En materia educativa se han establecido principios filosóficos para garantizar el derecho a la educación. Desde la Constitución, y las Leyes secundarias, se ha prescrito cómo debe ser una educación de calidad. Por su carácter dogmático y axiológico, son incuestionables y también deseables por lograr.

Si el fundamento constitucional y marco legal se percibe como suficiente, la debilidad del sistema educativo tal vez radique en la aplicación de esas prescripciones. Hay muchas aristas en el análisis del sistema educativo. Ya fueron señalados los alumnos como la causa de los bajos niveles, o ya se cambió el modelo curricular, o también han sido señalados los docentes como los culpables; pero no se habían tomado en cuenta las condiciones de infraestructura y operación.

Los porcentajes arriba concentrados, nos dan cuenta del estatus del sistema educativo. Cabe mencionar que el dato es nacional, e involucra a todos los tipos de escuelas primarias que fueron evaluadas aleatoriamente. En muchos casos, las escuelas Privadas hacen que los porcentajes se carguen hacia indicadores positivos, y del mismo modo, las escuelas Indígenas y/o Comunitarias cargan los porcentajes más cercanos a la insuficiencia.

Es recomendable visitar el Micrositio del INEE, que muestra más información pormenorizada por tipos, ámbitos, y dimensiones. Sin embargo, en esta mirada general, tenemos una panorámica para cuestionar qué tan factibles son las exigencias de las autoridades educativas, que se han impuesto como pretensiones homogéneas, que no contemplan la diversidad regional y tipología de escuelas.

FP-0206

Los resultados ECEA 2014, nos dan muestra de los vacíos y puntos débiles del sistema educativo. Y que la calidad educativa, es deseable, pero difícilmente factible. Busquemos la congruencia. La pretendida “normalidad mínima”, que demanda el sistema educativo a los profesores de educación básica, está fuertemente condicionada por las dimensiones de operación e infraestructura en las escuelas.

¿A quién le corresponde la habilitación y mantenimiento de la infraestructura de las escuelas públicas? Al gobierno. ¿Es suficiente y adecuada la infraestructura y operación de las escuelas públicas? Según los resultados de ECEA 2014, no. ¿Se tienen que “tolerar” o “soportar” esas insuficiencias? Tal parece que sí. Ya que si un conjunto de profesores pone en marcha estrategias de gestión, o propone recursos autogenerados, son señalados por desobedecer a las autoridades.  Recordemos que “las cuotas escolares están prohibidas” (Comunicado SEP, 2015/287).

Para apuntar hacia la calidad educativa, los profesores están en proceso de evaluación, y esperemos que se reporten resultados favorables. Sin embargo, esperaremos que también se cubran las deficiencias que han salido a flote en ECEA 2014, ya que los profesores también requieren de condiciones mínimas, para enseñar, y para que el alumnado aprenda.

Si se cumplieran al pie de la letra los principios del artículo tercero, los beneficios de la educación se percibirían indudablemente. Más allá de pruebas internacionales, los logros educativos tendrían su repercusión en la sociedad, en las acciones, en la salud pública, en la cultura política, en el desarrollo social, y en el poder adquisitivo de las personas.

 

Jefe de Redacción de Voces Normalistas

Twitter: @pluralidad

 

Comparte...

Sobre Alberto Sebastián Barragán

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.