Escuela Normal Rural “Gral. Matías Ramos Santos”: al muro de honor

Comparte...

Hallier Morales*

La escuela Normal Rural “Gral. Matías Ramos Santos” de San Marcos, Loreto, Zacatecas, inicia funciones en su actual ubicación el 3 de septiembre de 1933. Cuenta con 87 años ininterrumpidos de formación de maestros rurales en el sureste zacatecano. Sus antecedentes históricos se remontan al proyecto que surge de la revolución mexicana. Comparte su origen con el naciente subsistema de Normales Rurales (NR) emergente a partir de 1922.   

El presidente Plutarco Elías Calles construyó entre 1924-1926 varias escuelas para la formación de maestros rurales, entre ellas la de San Juan del Río, Querétaro. En esta latitud se fundó el primero de febrero de 1926. El Jefe de Misiones Culturales y orientador pedagógico de la Escuela Rural Mexicana, el maestro Rafael Ramírez -después de varios señalamientos- dictaminó que el cambio de ésta era necesario a un lugar más favorable.

En 1927 la Secretaría de Educación Pública (SEP) avaló la petición del gobernador de Zacatecas, Fernando Rodarte para contar con una escuela de este tipo en la entidad, gestión que se mantuvo con ahínco por Alfonso Medina. El 5 de febrero de 1930, Zacatecas recibió las pertenencias, a 15 alumnos que terminarían sus estudios en la entidad y algunos trabajadores provenientes de la extinta NR de Querétaro en la estación ferroviaria de Río Grande. El profesor Manuel Bautista Reyes, primer director en la sede zacatecana, mandó colocar una leyenda en el frontispicio del nuevo edificio escolar que marcaría su principal orientación: “Pueblo, entra, ésta es tu casa”. 

Enterado del proyecto propuesto por la SEP, de transformación de Normales Rurales a Regionales Campesinas, el Gobernador, Gral. Matías Ramos Santos, informó que poseía un lugar con las condiciones necesarias para la nueva institución en una sede distinta: la ex hacienda de San Marcos, en la región de Bimbaletes, al sureste de la entidad. 

Contaba con una zona de protección de 100 hectáreas de terreno de riego, almacenamiento acuífero distribuido en dos presas y una finca en magnifico estado, la casa grande con fachada de cantera color ocre, capaz de albergar cómodamente entre 150 y 200 estudiantes. 

El 18 de agosto de 1933 las autoridades federales notifican, la NR pasaría de Río Grande a San Marcos. El domingo 3 de septiembre, luego de un viaje sin mayores novedades, 80 alumnos, acompañados de sus maestros, son recibidos por el barullo de campesinos del Valle de Loreto. Su llegada al sureste Zacatecano convirtió a la NR en la institución educativa más importante fuera de la capital, conocida como la Atenas Cultural del sureste. 

El director de la NR en 1953, el Profr. José Santos Valdés le asigna el nombre de su gestor, General Matías Ramos. La Escuela Normal Rural “Gral. Matías Ramos Santos” representa tres sedes: San Juan del Río, Querétaro; Río Grande y San Marcos, Zacatecas; una institución, tres periodos y un proceso. 

Hoy son atendidos cerca de 540 estudiantes (mujeres y hombres) por 45 docentes en la NR zacatecana. Escuela que manifiesta una noble y generosa historia que ha entregado cerca de cinco mil maestros rurales procedentes no sólo del estado de Zacatecas, sino de otros como: Coahuila, Durango, Chihuahua, Baja California, Aguascalientes, San Luis Potosí, Nuevo León, Nayarit, Jalisco, Guerrero, Puebla, Estado de México, Colima, Oaxaca, Querétaro, Morelos, Hidalgo, Tamaulipas, Michoacán, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Quintana Roo. Dispersos por la geografía nacional, conocidos por el profundo sentido de responsabilidad y sensibilidad social. De sus aulas han egresado notorios académicos, políticos (en todos niveles: presidentes municipales, diputados locales y federales, senadores, gobernadores), luchadores sociales y sindicalistas, promotores de las artes plásticas. Maestros rurales entregados a un esfuerzo común, educar por cada rincón de México.

La Normal Rural de San Marcos tiene un edificio central, herencia de la hacienda, patrimonio cultural e histórico por la excelsa edificación. Así como su arquitectura, bella es la obra educativa que ha labrado. Sudor, lágrimas, sangre y mucho trabajo ha costado al magisterio sanmarqueño el prestigio. La LXIII Legislatura del Estado de Zacatecas, el jueves 22 de octubre del presente año, aprobó inscribir con letras doradas el nombre de la Escuela Normal Rural “Gral. Matías Ramos Santos” en el muro de honor del recinto legislativo. Se logra un anhelo acariciado por las sanmarqueñas y sanmarqueños.  El odio, el miedo, la mentira, son tres construcciones que desde el poder se han expuesto con sistemática disciplina desde 1965 contra las Normales Rurales. El reconocimiento que hoy se le ofrece abre una relación distinta entre el poder político y la Normal Rural zacatecana, es una acción de desagravio. Con el nombre de la heroica, combativa y justiciera Normal Rural zacatecana ondeando en el corazón político de la entidad, confirmamos la máxima de Émile Poulat, “la historia ha caminado y el tiempo ha hecho su obra”. ¡San Marcos vive!  

 

  •  Presidente de la Asociación Nacional de Exalumnos “Emiliano Zapata” de la Escuela Normal Rural “Gral. Matías Ramos Santos” de San Marcos, Loreto, Zacatecas, A. C.

 

Comparte...

Sobre Pluma invitada

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.