CNTE llama a un paro nacional el 11 de septiembre

Comparte...

Marcha-CNTE-sep-10

Los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon ayer una vez más por las calles de la Ciudad de México, pero ahora sumaron a su causa contra la reforma educativa el rechazo a otros cambios estructurales en materia energética y hacendaria.

Aunque no se incorporaron al contingente que acompañó a Andrés Manuel López Obrador, los integrantes del magisterio —alrededor de 4 mil personas— tomaron su propio trayecto sin mezclarse con otros grupos. Al final, reiteraron su llamado a un gran paro nacional el próximo miércoles, para expresar su rechazo a las más recientes reformas legales en el país.

Alrededor del mediodía, los miembros del magisterio iniciaron su concentración en la plaza de Tolsá, en la colonia Centro, para iniciar su marcha hacia las inmediaciones del Ángel de la Independencia. Al principio, de acuerdo con los reportes de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), los manifestantes sumaban alrededor de 2 mil 500.

Lejos estuvieron de las concentraciones de días anteriores, que incluso les permitieron distribuirse en células para estar presentes en diversos puntos de la capital.

Ayer los maestros disidentes fueron más “discretos”, superados incluso por el número de personas que se sumaron a la convocatoria que hizo el político tabasqueño.

La movilización de la CNTE se hizo presente en la calle de Tacuba para después atravesar el Eje Central Lázaro Cárdenas; siguió de frente por avenida Hidalgo, para enfilarse por Paseo de la Reforma, hasta llegar al Ángel de la Independencia.

El Ángel de la Independencia fue el espacio elegido para esta ocasión, en la que los maestros escucharon las arengas de sus líderes, quienes aseguraron que mantendrán su resistencia y convocaron a los maestros a un gran paro nacional, así como que otras organizaciones civiles se sumen a esta movilización.

Rubén Núñez, secretario general de la Sección 22 de la Coordinadora, sostuvo que “la reforma educativa y las reformas estructurales no pasan en donde la CNTE tiene presencia y ‘vamos a constituir un frente único para realizar la huelga nacional’”, advirtió.

Aunque dio a conocer que, como parte de las acciones que se realizarán el próximo 11 de septiembre, además de la marcha que tienen prevista y que tiene como destino la residencia oficial de Los Pinos, una delegación del magisterio acudirá a la Secretaría de Gobernación con peticiones y la advertencia de que no darán marcha atrás en su lucha. Según sus dirigentes, el magisterio disidente consiguió el apoyo de unas 55 organizaciones civiles que se sumarán al rechazo de las reformas.

 

Publicado en El Universal 

Comparte...

Sobre Educación Futura

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.