El COMIE y la política educativa actual. Coincidencias y divergencias

Comparte...

Sergio Martínez Dunstan

Iniciaron los trabajos del XV Congreso Nacional de Investigación Educativa 2019 organizado por Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE). La Dra. María Angélica Buendía Espinosa, Presidenta del prestigiado órgano académico, en el discurso original expuso el posicionamiento individual y colectivo, lo aclaró. Externó su concepto de educación y la finalidad de la misma. Habló de cobertura, inclusión, equidad, justicia social así como de las asignaturas pendientes, los saldos de la política o de las disposiciones equívocas. Identificó retos y propuso soluciones. Con claridad meridiana reafirmó: “Somos educadores antes que cualquier otra cosa”. De igual manera, reveló la intención del prestigiado evento académico: “Nos reunimos para analizar y debatir nuestra función como ciudadanos desde la investigación”.

El hecho educativo lo concibe un proceso de transformación social que responde a un contexto histórico, político y social que “libera y propicia la reflexión, desarrolla postura críticas, despierta la creatividad, impulsa la curiosidad, mejora las capacidades intelectuales y sociales y propicia la comprensión de un mundo cada vez más complejo y diverso”. Puso el acento en la aspiración pendiente de la educación basada en la idea de Pablo Latapí quien, hace tiempo, sostuvo “que educar significa crecer, desarrollar capacidades y madurar” y desarrollado de habilidades y capacidades para el pensamiento y la acción para la transformación del ser humano.

Desde tal perspectiva, plantea la concepción de una buena educación la cual debiera de ponerse al servicio de los demás, ante todo. Esta noción me trae a la mente una de las expresiones del actual Secretario de Educación plasmada en algunos documentos oficiales, específicamente en la Guía para el Taller de Capacitación sobre la Nueva Escuela Mexicana que justifica el próximo currículum: “formar sujetos técnicamente competente y socialmente comprometidos”. Ante esta coincidencia, suelta la crítica, congruente con el postulado latapiano, sobre la educación de excelencia planteada en la actual Reforma Educativa. Una buena educación, subrayó, “es aquella donde la motivación por la superación es permanente en la cual no tiene cabida el egoísmo, la arrogancia de la excelencia ni se aspira a la perfección del hombre sino a su crecimiento constante”.

Asimismo, la mejora educativa es también un punto de divergencia con la política educativa actual según deja entrever en su disertación. Mencionó que, no obstante ciertos beneficios emanadas de las reformas educativas aunque de ellas han surgido también los efectos más perversos emanados de los intereses personales y de grupo por encima de los verdaderos protagonistas de la educación: las estudiantes y los estudiantes, las maestras y los los maestros. Hay una gran deuda con ellos, enfatizó, porque las reformas no han logrado visibilizar su diversidad, intereses y expectativas. Dijo que algunas decisiones confunden la política, de la acción política y la intervención pedagógica. Desaprueba pues, de manera sutil, la definición de la política sin la participación de los actores principales del fenómeno educativo y los consecuentes perjuicios determinación. Considera al magisterio comprometido con la formación de las nuevas generaciones y con la investigación “como un proyecto de vida, como un oficio artesanal que los mueve la inquietud por aprender, comprender, analizar e intervenir”.

Propone buscar y encontrar caminos rutas para solventar los puntos de desacuerdo y tensión entre los investigadores y la administración pública actual e ir mas allá de las políticas gubernamentales. Transitar hacia las políticas públicas de estado. Sugiere la toma de decisiones fundadas en evidencia científica para contrarrestar los efectos de las improvisaciones y las ocurrencias. La educación mexicana requiere de diálogo informado, escucha tolerante y construcción colectiva, remató.

En las palabras de la Presidenta del COMIE se encuentra un mensaje político incluyente, crítico y poderoso. En una convocatoria a superar las diferencias. Incluyó, hoy más que nunca, a todos los educadores sin importar el nivel educativo, generadores de la investigación y consumidores de su aplicación. Alienta el sentido de pertenencia al gremio El gremio magisterial que ejerce la profesión docente al margen del gremio sindical defensor de sus intereses laborales, al parecer ya ilegítimo, inoperante e ineficaz de acuerdo con la opinión de algunos especialistas. Se afirma, confirma y reafirma la acogida del magisterio a la organización mexicana de científicos de la educación. Bienvenidos sean educadores mexicanos al Consejo Mexicano de Investigación Educativa.

——————————————————————————————————————-

Post Data

El lado oscuro de la promoción en el servicio en educación básica.

En mi colaboración anterior, en esta misma plataforma digital y periodística, intenté explicar el Programa de Promoción Horizontal por Niveles con Incentivos. Aunque es necesario señalar que la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros omite algunos aspectos. Sin ellos, se dificulta la comprensión de sus alcances y limitaciones. Y, en consecuencia, difícil resulta juzgar sus beneficios. Por ejemplo se dejan en el aire la respuesta a determinados cuestionamientos:

¿Cuántos niveles de estímulo se contemplan?

¿Cuáles son las reglas de incorporación, promoción y permanencia?

¿Se reabrirán otras etapas de Carrera Magisterial?

¿Habrá incorporaciones nuevas al Programa de Carrera Magisterial?

¿Cuáles son los criterios para la definición de las zonas de alta pobreza o marginación?

¿Cuánto tiempo estarán vigentes los beneficios del programas?

¿Los incentivos serán de acuerdo a la categoría o a la función?

¿Es posible acceder simultáneamente a los tres programas de incentivos referidos? De no ser así, ¿cuáles serían las reglas para elegir uno u oto?

¿Qué tipo de personal podrá participar?

¿Cuál será el procedimiento, las disposiciones y el perfil para la asignación de plazas por hora-semana-mes consideradas como promoción?

Muy probablemente surjan más dudas producto del análisis sobre los casos particulares. Me asaltan las dudas sobre el financiamiento. En caso de que los recursos que se destinen al Programa de Promoción Horizontal por Niveles con Incentivos fueran ínfimos, sería darle atole a los maestros, y el desencanto redundaría en un malestar mayúsculo con repercusiones incalculables.

En otras palabras, se aprobaron las reformas a los artículos constitucionales, a nuestra Carta Magna. Después, las reglamentarias emanadas de las primeras. Haría falta la legislación terciaria o las leyes de menor jerarquía como reglamentos, lineamientos, acuerdos, normas entre otros documentos regulatorios. Aunque en la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros señala que la Secretaría de Educación Pública es la facultada para tal fin todavía pudiera, de igual manera, concederle ciertas facultades a otros. Calladitos se mirarían más bonitos y lograrían ciertos privilegios, los sindicatos magisteriales. ¿O quién más?

 

Facebook: SergioDunstan
Twitter: @SergioDunstan

Carpe diem quam minimun credula postero

Comparte...

Sobre Pluma invitada

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.