Dos Sergios

Comparte...

equipo-triqui

 

Sergio Sarmiento

«El maestro mediocre dice. El buen maestro explica. El maestro superior demuestra. El gran maestro inspira».

William Arthur Ward

Nuestros políticos no pierden oportunidad para aprovechar los triunfos de los demás. El equipo infantil triqui al que nadie prestaba atención hasta que ganó descalzo el Mundial de Minibaloncesto, de Argentina, fue recibido este lunes 21 de octubre por el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, quien dio a los jugadores becas, uniformes y hasta zapatos deportivos. Se espera también que los reciba el presidente Enrique Peña Nieto en Los Pinos.

Los políticos buscan también aprovechar la súbita fama de Paloma Noyola, de Matamoros, la niña de 12 años que pese a vivir en un ambiente de enorme pobreza, con un padre pepenador recientemente fallecido, en un antiguo tiradero de basura de Matamoros, logró el mejor lugar nacional en matemáticas de la Prueba Enlace en primaria y ahora sigue teniendo un excelente desempeño en secundaria. Paloma fue presentada por la revista Wired de Estados Unidos como «la nueva Steve Jobs». Una consecuencia es que se le está reactivando una beca que le había sido retirada.

 

paloma-noyola

El equipo triqui y Paloma subrayan una vez más que hay mucho talento en México a pesar de las pocas oportunidades de los pobres. Los dos enfatizan también la importancia de contar con evaluaciones y buenos maestros en las escuelas. Esto es relevante en un momento en que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación está haciendo un esfuerzo vigoroso para impedir las evaluaciones y para garantizar la permanencia indefinida de maestros en las aulas sin importar su desempeño.

Tanto en el caso de los campeones descalzos como en el de Paloma, un maestro fue crucial para la construcción del éxito que hoy genera tanta atención. Sergio Ramírez Zúñiga ha sido el entrenador que ha hecho de los niños triquis un equipo que dominó a sus rivales en el Mundial de Argentina. Dice él que enseñó a sus pupilos a ser humildes y a preservar su lengua indígena, pero también ha sido estricto en lo académico, al grado que los niños no pueden jugar si no mantienen un promedio de 8.5. En una entrevista telefónica en que le pregunté acerca de su opinión sobre las evaluaciones, me respondió que éstas son indispensables para el desempeño de un equipo deportivo, de un alumno en la escuela o de una persona en la vida.

En Matamoros la buena actuación de Paloma no es un hecho aislado. Es producto en parte del trabajo y la imaginación de un maestro, otro Sergio, Juárez Correa, quien cansado de la superficialidad de la enseñanza que confunde la memorización con el aprendizaje hizo un esfuerzo para que sus alumnos se habituaran a pensar. No sólo logró Paloma con este método el primer lugar nacional de matemáticas en la Prueba Enlace sino el tercero en español. Muchos de sus compañeros también registraron desempeños excepcionales. El maestro Juárez Correa demostró que un salón de alumnos agobiados por la pobreza sí puede alcanzar la excelencia.

Quizá el peor daño que han hecho los activistas de la CNTE a los maestros de nuestro país es propagar la idea de que en México no puede haber evaluaciones porque docentes y alumnos, particularmente los pobres, son necesariamente incapaces. El trabajo de los dos Sergios, en lugares muy distantes y distintos de nuestra República, Oaxaca y la frontera tamaulipeca, nos revela que por el contrario, maestros y alumnos pueden sobresalir frente a cualquiera, sólo que para eso es indispensable romper con la camisa de fuerza de la burocracia y abandonar el miedo a las evaluaciones y a la excelencia.

 

Publicado en Reforma

 

Comparte...

Sobre Educación Futura

Un comentario

  1. Alfonso Ibarra G.

    En 2012-2013, el grupo de 6o. «A» de Paloma Noyola inscribió 30 alumnos pero solo 24 presentaron Enlace ¿por qué? De éstos, 20 (83%) calificaron entre «elemental» e «insuficiente» en Español, generalmente por deficiencias lectoras que no permiten comprender los exámenes.

    Pero en el examen de Matemáticas sólo 8 niños (33%) calificaron entre «elemental» (7) e «insuficiente» (1). «Milagrosamente» alumnos con serias deficiencias lectoras pudieron leer, comprender y contestar correctamente este examen.

    La deficiencia lectora se comprueba en el examen de Formación Cívica y Ética en el que 16 alumnos (66%) calificaron entre «elemental» e «insuficiente».

    No le resto méritos a Paloma Marlene, pero creo que sus resultados en Matemáticas fueron «inflados»… y del resto del grupo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.