Cuáles son las profesiones y habilidades que más se demandarán en el futuro

Comparte...

El mundo está en constante cambio y lo hace cada vez a un ritmo más rápido. El mercado laboral también cambia para adaptarse a esas nuevas tendencias y necesidades. Tener un buen curriculum vitae hoy en día no necesariamente significa que lo será en un futuro. Debemos conocer las tendencias y desarrollo del mercado laboral para estar al día y evolucionar como profesionales. 

Aunque no podemos predecir el futuro, sí podemos ver lo que ha cambiado en los últimos años y qué profesiones se están demandando más. El avance de la tecnología en determinadas direcciones también nos sirve para conocer qué tipo de profesionales serán más deseados por las empresas en el futuro.

Profesiones que más se demandarán en el futuro

Estas son algunas de las profesiones y sectores que estarán en auge en los próximos años y décadas.

Fintech

Comencemos por destacar un sector que está creciendo en los últimos años y que lo seguirá haciendo: FinTech. En la intersección entre finanzas y tecnología se creará mucho empleo. Ya vemos que cada vez más empresas aparecen en este sector para ofrecer servicios, aplicaciones y tecnología en el campo de las finanzas personales y empresariales. 

Blockchain y sus aplicaciones tendrá un lugar destacado dentro del mundo Fintech. También lo tendrá todo tipo de tecnología creada para hacer más fácil la economía personal y familiar. 

Y si este sector avanza, se necesitarán todo tipo de profesiones relacionadas. Hablamos no solo de profesionales de tecnologías de la información, sino, también, de personal más especializado en finanzas y tecnología. 

Debemos de entender que la tecnología hoy en día lo abarca todo, o casi todo y la tendencia es a la especialización en determinados sectores, como las finanzas. Así las empresas no solo buscarán un programador, sino un programador con conocimientos y experiencia en finanzas. Lo mismo sucede con el siguiente sector.

Health Tech

Cada vez nos preocupamos más por nuestra salud y no solo cuando estamos enfermos. Empezamos a hacerlo antes, para tener una vida más saludable. La tecnología nos facilita esta labor y así cada vez aparecen más dispositivos y aplicaciones que nos ayudan a hacer un seguimiento constante del ejercicio que realizamos, lo que comemos, nuestras constantes vitales y como eso afecta a nuestra salud. 

Además, la tecnología permite que los aparatos médicos y la investigación avance para diagnosticar enfermedades antes y de forma más fiable.  

Para cubrir ambas necesidades se necesitarán profesionales de la salud con conocimientos de tecnología y tecnólogos con experiencia en salud. 

Más y más empresas de Health Tech surgirán y profesionales de todas las áreas: marketing, ventas, etc, con conocimientos del sector serán, también, más demandados. 

Ingenieros de inteligencia artificial y robótica

La inteligencia artificial yo no es algo del futuro, pero sin duda seguirá creciendo en los próximos años. Lo más visible son los coches auto dirigibles y sistemas de activación por voz, pero la inteligencia artificial y la robótica tienen muchas más aplicaciones, algunas que probablemente todavía no conocemos hoy en día.

Los ingenieros en IA (inteligencia artificial), serán profesionales en alta demanda, tanto para proyectos de desarrollo de nuevos productos, como para empresas que ya tienen productos consolidados en el mercado. 

Especialistas en machine learning y deep learning

Relacionado con la inteligencia artificial está machine y deep learning. Hoy en día muchos profesionales se mueven entre ambos campos, pero en un futuro, con el mayor desarrollo en ambas áreas, estas requerirán de profesionales con una mayor especialización. Por eso queremos destacar por separado estas dos profesiones.

Expertos en big data y análisis de datos

Vivimos en un mundo de datos y cada vez más y más empresas los utilizan a todos los niveles, desde analizar los resultados, entender los hábitos de consumo de los clientes, hasta la toma de decisiones empresariales. 

Esté tipo de enfoque empresarial que hoy solo está al alcance de las grandes empresas, estará cada vez más disponible para empresas pequeñas. Así, profesionales con conocimientos técnicos en Big Data y análisis de datos serán más demandados. 

Experto en visualización de datos

Otros profesionales en relación con los datos son los expertos en visualización de datos. Estos se encargan de “poner en bonito” los números y datos para que todo el mundo los pueda entender de un solo vistazo. Las empresas utilizan esta visualización de datos no solo para presentarlos al personal interno sino también a clientes. 

Con un perfil técnico, la creatividad y el diseño son las habilidades requeridas en un experto en visualización de datos. 

Psicoterapeutas

Si en las últimas décadas nos preocupábamos más que nunca por nuestra salud en el ámbito físico, hoy en día, y en el futuro tendremos en cuenta también nuestra salud mental. Así psicoterapeutas y otros profesionales relacionados con el bienestar de nuestra mente estarán en auge en los próximos años. 

Además de psicólogos y psiquiatras, los servicios de coaches y conselors serán cada vez más demandados por más personas para atender las necesidades y situaciones que surgen a lo largo de nuestras vidas. 

Profesionales de atención geriátrica

Con el envejecimiento de la población mundial se necesitarán más profesionales para atender los cuidados de las personas de la tercera edad. Esto englobará tanto a personal con conocimientos médicos, como otros profesionales con experiencia en el cuidado y la atención geriátrica.

Mientras que hoy en día el perfil que ocupa este tipo de puestos es más generalista, en un futuro se demandará personal sanitario con un mayor grado de especialización en esta área en concreto.  

Consultores expertos

Sea cual sea el ámbito de especialización los consultores expertos con un alto nivel de conocimientos y experiencia serán muy demandados. Hablamos aquí no de grandes empresas de consultoría externa, sino de profesiones altamente cualificados que actuarán como consejeros en un área muy concreta. 

Normalmente serán personas en sus últimos años de su carrera profesional que han adquirido una basta visión y experiencia y ahora pueden asesorar a otras empresas en las mejores prácticas a llevar a cabo. 

Expertos en ecommerce

Todo tipo de expertos en ecommerce, desde marketing online, programadores, profesionales de atención al cliente, hasta especialistas en experiencia del usuario, estarán en alta demanda en los próximos años. Comercios físicos ofrecerán sus productos online y más tiendas de venta online se crearán en esta década. 

Además, artículos que hasta ahora podría parecer imposible vender online romperán esa barrera y los podremos ver en tiendas online. Con ello y el aumento del número de personas que compra online también crecerá la demanda de profesionales con experiencia en la venta online. 

El mundo freelance

Aunque esta no es una profesión en sí, merece una especial mención en esta lista. Y es que cada vez habrá más espacio para profesionales independientes que trabajaran por proyecto para diferentes compañías. Esto se extenderá a más sectores y áreas de trabajo.

Mientras que unos ven este avance como un deterioro de las condiciones laborales, otros lo ven como una oportunidad, ya que dará la oportunidad a muchas personas de tener un mayor balance entre vida personal y profesional. Por su parte a las empresas les permitirá contar con profesionales más especializados para diferentes proyectos.

¿Qué habilidades se demandarán en el futuro?

A medida que las empresas y profesiones cambian, también lo harán las habilidades demandadas. Las habilidades del futuro van a estar marcadas por la transformación del ambiente laboral. El trabajo va a ser poco a poco más flexible. Habrá más profesionales contratados como autónomos, por horas o por proyectos concretos, y habrá menos contratos laborales. 

Además, el tiempo que pasamos en la oficina ya no será tan importante y se pasará a evaluar el desempeño por resultados. Tarde o temprano las oficinas, tal y como las conocemos hoy en día desaparecerán y tendremos más libertad horaria y para trabajar desde cualquier lugar.

Este nuevo ecosistema laboral requiere ciertas habilidades específicas. Estas son algunas de las habilidades duras y blandas que más valorarán las empresas en el futuro:

Habilidades técnicas más especializadas

Entre las habilidades técnicas más demandadas estarán: blockchain, almacenamiento en la nube, análisis de datos, inteligencia artificial y machine learning. Otras como marketing online, ecommerce y diseño UX, también serán grandes protagonistas. 

Dentro de cada una de estas habilidades técnicas, tener especialización en algo concreto será cada vez más importante. Las empresas también valorarán vez más la experiencia previa en el mismo sector o en uno con características similares. 

Sin embargo, mientras que algunas organizaciones valorarán más los perfiles especializados en un área muy concreta, otras empresas más pequeñas, tipo start-up preferirán profesionales generalistas y capaces de desempeñar funciones de distintos departamentos. 

Habilidades analíticas

En un planeta donde los datos abundan y engloban todos y cada uno de los departamentos de las compañías, las habilidades analíticas serán necesarias para un gran número de profesionales. Hablamos aquí, no de las habilidades analíticas técnicas, sino de la capacidad de análisis a nivel global: observar, distinguir, sintetizar y lógica. Porque de nada sirve contar con muchos datos que si no somos capaces de interpretarlos y comprenderlos.

Adaptabilidad y flexibilidad

Con un ambiente en incesante cambio, la adaptación y flexibilidad van a ser grandes compañeras para subsistir y mejorar profesionalmente. Si “aprendo rápido” es una cosa que a día de hoy les agrada oír a los seleccionadores de personal en una entrevista de trabajo, en el futuro les gustará aún más. Como profesionales deberemos de aprender de forma continua para adaptarnos a las nuevas necesidades del mercado.

En la actualidad no está bien visto cambiar constantemente de empresa, sobre todo si se hace después de estar muy poco tiempo. En el futuro esto va a estar mejor valorado y hasta puede ser considerado como algo positivo porque muestra que el profesional ha debido desarrollar su adaptabilidad a diferentes ambientes. 

Mentalidad emprendedora

Las compañías contratarán más profesionales independientes en vez de trabajadores en plantilla. De ahí que la mentalidad emprendedora será algo que algunas empresas comenzarán a demandar. Esto es necesario para desarrollar una carrera fuera de las filas de una compañía y trabajar como autónomo para diferentes compañías y por proyectos. Así que será imprescindible para aquellos que quieren trabajar como freelance para conseguir clientes. 

Pero esta habilidad no solo será útil fuera de la empresa sino también dentro. Cada vez más organizaciones valoran el intraemprendimiento para crear, desarrollar nuevos productos y hacer crecer la compañía.

Capacidad de organización e iniciativa

Con el aumento de los profesionales autónomos y trabajando a distancia, con alta flexibilidad horaria, necesitaremos una alta capacidad de organización. Mientras que hasta ahora se valoraba el trabajo de 8 horas al día, a partir de ahora serán más importante los resultados. 

Con esa falta de necesidad de estructura horaria, las empresas requerirán que los profesionales que contratan sean organizados e independientes para llevar a cabo las tareas sin una supervisión constante. 

Comparte...

Sobre Educación Futura

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.