Las grietas de la educación en México

Comparte...

43% de la población entre 15 y 64 años está en un fuerte rezago educativo, 31.9 millones de mexicanos; la situación de la educación en México no es nada alentadora, o mejor dicho, es alarmante. 5.4 millones son analfabetas, en su mayoría mujeres, y de estas, un alto porcentaje son indígenas; 10.1 millones de mexicanos no han concluido la primaria, y otros 11.4 millones no lo han hecho en la secundaria. 

31.9 millones de mexicanos en rezago educativo. Aquí es donde está el desastre de la educación en México, no sólo en el magisterio, ni en la infraestructura. Abandono escolar, analfabetismo, desigualdad, inequidad. Son muchos los factores, analiza Manuel Gil, académico de El Colegio de México y director académico de Educación Futura.

Con esta cifra abre Manuel Gil Antón su agudo análisis de una realidad que tal vez las autoridades educativas de México desearían no ver, a pesar de que éste y otros datos que presenta en esta cápsula provienen de la propia Secretaría de Educación Pública.

¿La Reforma Educativa promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto tendrá capacidad para responder a los enormes retos que esta lacerante realidad plantea?

Comparte...

Comentarios en Facebook

Sobre Educación Futura

avatar

Un comentario

  1. avatar
    raymundo robles garcía

    En atención a la explicación del Profr. Manuel Gil Antón considero que
    El hecho educativo no es un suceso aislado y valorado sólo en el contexto maestro-alumno.
    Los datos duros que proporciona el profesor son una realidad tangible pero separada de su contexto social y
    Este contexto es lo que marca la diferencia de la educación en Nepal, por ejemplo, con una sociedad como la mexicana.
    Profr. Gil, la educación mexicana está y ha estado sujeta a los manoseos de la clase política (elva esther gordillo) y al juego de los partido políticos que ven en el gremio una mina de oro para futuras elecciones para llegar al poder sin importar que para ello se corrompan sus cimientos.
    Los datos duros no sirven si éstos se miran sólo como una realidad separada del contexto social, como lo plantea usted.
    Sólo cuando el fenómeno del aculturamiento de nuestra niñez y juventud alcance un rango de autonomía, retirado del vaiven político, posiblemente entonces encontrará objetivos claros y realizables.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*