Muchas felicidades, maestra Delfina

Erick Juárez Pineda*

Vaya usted tranquila, maestra Delfina. Las elecciones en el Estado de México son un asunto de prioridad nacional.

Puede ir con la conciencia tranquila; la Secretaría de Educación Pública cumplió su función como trampolín político – electoral.

Le felicito ampliamente, aunque los maestros queden esperando la tan ansiada revalorización del magisterio.

Puede tomarlo con calma. No importa que se haya quedado a la mitad el desarrollo de uno de los elementos más importantes de transformación del sistema educativo nacional: el aterrizaje de la propuesta del nuevo marco curricular.

No pasa nada si se siguen vulnerando los derechos laborales; si la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAMM) sigue perpetuando la precariedad laboral o si continúan con procesos opacos en la asignación de plazas o de promoción horizontal y vertical.

No importa si se quedan pendientes los problemas de pago de hace varios meses de las y los maestros del Programa Nacional de Inglés, del programa Prepa en Línea o de las Universidades Benito Juárez. Al fin y al cabo los pueden correr a todos, contratar nuevos y así se resuelve el problema.

Evite desgastarse en cosas mínimas como la falta de infraestructura básica en las escuelas; en que muchas de ellas no tienen baño, energía eléctrica o techos. Váyase olvidando que siguen dañadas por los sismos o huracanes que sucedieron en otros sexenios. Eso ya no le toca.

Maestra Delfina: ya no vale la pena pensar que durante la pandemia, las y los niños perdieron entre 1.3 y 2.1 años de aprendizaje y se estima que al menos 802 mil menores dejaron de inscribirse a la escuela básica.[1]

No se preocupe, que de todos modos nadie se va a acordar que durante la emergencia sanitaria el gasto educativo se redujo en 1.3% en términos reales[2] y que en lugar de asignar un presupuesto para programas sólidos de reducción de rezago educativo[3], se repartió dinero en efectivo para que se gaste con particulares, al puro estilo neoliberal.

Tampoco piense en los pendientes de la educación especial, las escuelas de tiempo completo, las escuelas multigrado, los estudiantes indígenas, los niños jornaleros agrícolas, los materiales educativos, la profesionalización y formación docente, el olvido de los sindicatos hacia sus agremiados o el abandono a las escuelas normales…

Vaya usted tranquila, maestra Delfina, que de todos modos parecía que la SEP no tenía titular.


*Erick Juárez Pineda. Periodista especializado en temas educativos. 

Twitter: @elErickJuárez 

 

[1] https://ceey.org.mx/wp-content/uploads/2021/10/08-Monroy-Gomez-Franco-Velez-y-Lopez-Calva-2021.pdf

[2] https://ciep.mx/gasto-publico-en-educacion-ppef-2021/

[3] https://elpais.com/mexico/opinion/2022-08-04/mexico-educacion-publica-sos.html#Echobox=1659582059

About Erick Juárez Pineda

Periodista especializado en temas educativos. Reportero fundador de Educación Futura y actual Coordinador Editorial. Egresado de la UNAM. Coordinador del Laboratorio de Periodismo y Política Educativa de La Ibero. Locutor de La Otra Educación 97.3 fm

6 comments

  1. Así es: ” un retroceso”, porque el usicam, es un elefantote, pero no importa, porque se logró el objetivo personal y particular de la ” maestra ” Delfina Gómez, no importa que no haya cubierto el perfil para estar al frente de la SEP., Total que su nombramiento siguió siendo un dedazo al más puro estilo de los gobiernos neo liberales.

  2. Así es: ” un retroceso”, porque el usicam, es un elefantote, pero no importa, porque se logró el objetivo personal y particular de la ” maestra ” Delfina Gómez, no importa que no haya cubierto el perfil para estar al frente de la SEP., Total que su nombramiento siguió siendo un dedazo al más puro estilo de los gobiernos neo liberales.

  3. Ismael Vidales Delgado

    Siempre lo he dicho y escrito; cuando un grupo escolar anda mal, la mayor parte de la culpa recae en el maestro, ¿y cuando todo el país anda mal?. Mucho se ha dicho que la titularidad de la SEP debiera recaer en un maestro, pero está visto que es una premisa falsa. Al politizarse la SEP, salvo honrosa excepción, ningún titular de esta entidad política ha sabido pizca de educación, y han llegado a sentarse en la silla de Vasconcelos sin ningún recato, por citar un sólo caso, en el sexenio de Salinas desfilaron cinco secretarios. Creo que el texto del Erick carece de un análisis más profundo, parece que respira por la herida.

  4. Tiene razón.y ahora??

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*